Introducción a la Edad media.

Europa occidental, las invasiones de los pueblos germánicos y la nueva división del espacio europeo.
EUROPA OCCIDENTAL, LAS INVASIONES DE LOS PUEBLOS GERMÁNICOS Y LA NUEVA DIVISIÓN DEL ESPACIO EUROPEO.
el continente europeo en el siglo v:
Europa se encuentra separada por la frontera natural (limes) que forman el Rin y el Danubio, tenemos una zona romanizada formada por la península Ibérica, Francia, península Itálica, los Balcanes, Anatolia, Próximo Oriente y la costa norte de Africa, y otra zona no romanizada 
 Areas romanizadas:
Tenemos en toda la zona la misma cultura, moneda, arquitectura, etc. la relación entre España y el Magreb es muy intensa, el Mediterráneo en sus dos orillas es un mismo mundo con intercambio de comercio y de personas. Hasta el 476 la civilización romana era la más lograda de su época, mientras que la Europa del Este permanece en la Edad del Hierro.
En el Imperio Romano del  siglo III al V se inicia un periodo llamado de romanidad tardía, emperadores como Diocleciano, Constantino y Teodosio realizaron cambios para adaptarse a la nueva situación provocada por las crisis internas y externas, las crisis externas están protagonizadas por la movilización de los pueblos germánicos en Europa, estos se asientan en torno al limes y comienzan a penetrar a partir del III como aliados de las tropas romanas, en la frontera existe una presión demográfica que obliga  a los romanos a realizar un mayor esfuerzo por controlar la frontera, al otro lado de los ríos Rin y Danubio se estaban asentando gran cantidad de pueblos. En Britania se construyo una muralla que marcaba la frontera entre el dominio romano y el exterior. La crisis interna estaba marcada por problemas políticos, económicos y sociales de un Imperio en decadencia, estos emperadores realizan reformas en la administración del estado y en las estructuras sociales.
Constantino: en el 313 admitió la religión cristiana como una más en el Imperio hasta que en el 391-392 se erige como religión oficial del estado. En el 393 el  Imperio se divide en dos partes, el Imperio de Oriente y el Imperio de Occidente, el de Oriente perdura hasta el 1453 (Bizancio), en Occidente el último emperador será depuesto en el 476 con la llegada de los bárbaros. Las insignias de Occidente serán trasladadas a Constantinopla y aunque no existe un poder político sobre occidente por parte de Bizancio, si existe el espiritual, esto será hasta el 800 cuando Carlos se proclama emperador de Occidente.
La historia de las dos mitades será totalmente diferente, Bizancio tendrá una influencia de Oriente, algunas dinatías proceden de la región de Anatolia. Por otro lado en Occidente se establecen los pueblos germánicos, los cuales influyeron sobre todo en las áreas no romanizadas (como en Britania) en la política, derecho, costumbres, etc. los procesos de difusión, innovación, en general todos los cambios son lentos, no solo debido a la falta de comunicación y a la cuantía de la población, sino que hablamos de territorios fragmentados donde pasaran años hasta que surge el reino carolingio con su estructura administrativa  
 Areas no romanizadas:
Los germanos: Tenemos un gran numero de pueblos germánicos sin etnia común, existen pueblos que se diferencian por su orfebrería (esta sería una forma de acumulación de riquezas), son llamados germánicos por que habitaban una zona común en torno a Escandinavia y su lengua se corresponde con el tronco Indoeuropeo, estos pueblos tienen distintos orígenes, se organizan en clanes que unidos formaran el pueblo de los francos, en ellos distinguimos tres grupos, los germanos del norte (tribus escandinavas), los germanos del este (que emigran hacia la Europa Oriental) y los germanos del oeste (estos se asientan en torno al Rin y al mar del Norte), todos tiene en común encontrarse en un estadio cultural prehistórico, un ejemplo de ello es que no existen las ciudades. Para que existan centros protourbanos tendremos que esperar hasta el VIII, estos serán aglomeraciones de tamaño algo mayor a la tribu que justifican la existencia de actividad comercial, son aldeas caracterizadas por tener una estructura en forma de granja (chozas yuxtapuestas formando aldeas). Los clanes se reparten las tierras de forma comunitaria y de propiedad serían las casas y los aledaños. Los pueblos germánicos asentados junto al limes son sedentarios dedicados a la agricultura y ganadería. Estructura social: son sociedades de clanes divididos en grupos, la nobleza (que remontan sus orígenes a los dioses), los libres (son la mayoría y son aptos para las armas) y los esclavos (prisioneros, también por deudas y los nacidos esclavos). En estas sociedades tiene mucha importancia la figura del gobernante, se trata de un rey o duque capacitado para gobernar y hacer la guerra, esta rodeado de su séquito, las decisiones de las tribus se toman en la asamblea, el ejército hace las veces de tribunal. La religión de estos pueblos esta vinculada a las fuerzas de la naturaleza y a la fecundidad, sus santuarios está en lugares sagrados de carácter natural como árboles, montañas, etc. los oráculos y la magia están muy presentes, que sepamos no existe una casta sacerdotal, los que ostentan la autoridad política asumen también la religiosa
Los eslavos: tienen mucho en común con los germanos en cuanto a su sociedad y economía, su territorio es la Rusia occidental y en su expansión se sitúan en Polonia, Ucrania, Hungría, etc. al igual que en los pueblos germanos su estructura es tribal, tenemos tribus de eslavos de Rusia occidental, eslavos meridionales y parece ser que eslavos del Norte. Son etnias diferentes que comparten la misma lengua, su estructura en forma de clanes que se alían son gobernadas por un príncipe. La economía se mantiene gracias a los mismos recursos que en los pueblos germanos, la ganadería y la agricultura, pero desde fechas tempranas encontramos una actividad comercial intensa sobre todo fluvial para traer productos de oriente y Europa. Su religión también se encuentra vinculada a los fenómenos de la naturaleza. Estos eslavos son cristianizados desde Bizancio y los germanos lo serán desde Roma.


Los Pueblos de las Estepas: habitan en la gran llanura que abarca desde el Próximo Oriente hasta China, son pueblos si una etnia común, hunos, búlgaros, húngaros, tampoco poseen una lengua común. Son familias patriarcales que constituyen clanes, estos se alían y forman tribus, la unión de varias tribus forman la horda (como la creada por los hunos para el ataque sobre la Europa occidental). Su estadio cultural es más atrasado que el de los germanos y los eslavos. Los hunos son un pueblo nómada que viven en carretas, dependen del ganado y de la depredación del medio, no existen vestigios arqueológicos ni fuentes escritas. A la cabeza de la horada se encuentra el rey (Kan).
Como vemos son grupos diferentes, pero el ser de origen eslavo o germano marcará una diferencia .Durante años los germanos convivían con las áreas romanizadas del limes, pero el equilibrio será roto en el siglo IV con el avance de los hunos hacia el oeste, esto hace que los Visigodos y Ostrogodos atraviesen el limes y se que se establezcan en áreas romanizadas convirtiéndose en colaboradores del Imperio Romano. Esta situación es mantenida hasta que en el 406 se produce la ruptura del limes que afecta al Imperio Romano de Occidente y se inicia un proceso de oleadas (3 terrestres y 1 marítima) 
Las invasiones germánicas:
Las oleadas:
Primera: hunos, alanos, godos y vándalos
Esta primera oleada será la de consecuencias más dramáticas, a mediados de IV los godos constituían en las fronteras orientales del Imperio una gran potencia, los ostrogodos situados al este, los visigodos al oeste, debido a la presión de los hunos estos pueblos fueron barridos, llegando los visigodos a tomar la decisión de perecer o solicitar refugio dentro de la frontera romana, por imprudencia de los romanos se vieron envueltos en una batalla contra las tropas romanas de la que los vándalos salieron vencedores, más tarde Teodosio llegaría a un pacto con los godos y estos quedaban asociados al Imperio Romano. A la muerte de Teodosio el Imperio queda dividido en dos Oriente y Occidente, esta última será víctima de nuevas y graves incursiones, a finales del 406 una heterogénea masa de pueblos, suevos, vándalos y alanos, cruzan el Rin , recorren la Galia, cruzan los pasos del Pirineo y se asentaron en la Península Ibérica sin que mediara pacto con el Imperio Romano. Un jefe militar del Imperio Estilicón lucho contra Alarico caudillo visigodo y con varias tribus, más tarde este militar será traicionado por las intrigas de Roma, por lo que los visigodos tuvieron el camino libre hacia Roma, en el 410 la capital fue saqueada por los bárbaros causando una profunda impresión en todo el mundo romano, el sucesor de Alarico, Ataúlfo se estableció en la Galia aliándose con Roma mediante un enlace matrimonial. Más tarde nuevos grupos de bárbaros se asientan en algunas de las provincias romanas, en el 429 los vándalos cruzan el estrecho de Gibraltar y se instalan en el norte de Africa con lo que Roma pierde parte del importante granero que era la zona convirtiendo también el Mediterráneo en un Mar difícil para el comercio. El abandono de la Bretaña por los romanos favoreció el asentamiento en ellas de anglos y sajones. En el 450 los bárbaros asentados en occidente y el Imperio tienen que hacer frente a un enemigo común, los hunos capitaneados por Atila que intento crear un estado que iba más allá de la organización tribal, este cayó sobre la Galia donde dio lugar la batalla de los campos Catalaúnicos, donde se enfrento con la tropas romanas y sus aliados visigodos y francos, más tarde cayó sobre Italia con la intención de llegar hasta Roma, pero fue detenido por el papa León I que pacto la retirada de Atila.  Para entonces el poder romano era pura ficción, los caudillos del ejército eran bárbaros al igual que la mayor parte de los soldados, el papel preponderante había pasado a manos de Constantinopla, por eso el destronamiento del último emperador de Occidente Rómulo Augústulo en el 476 no supuso ninguna tragedia  
Segunda: francos, alemanes y bávaros
Esta oleada es de menor importancia que la anterior, más bien se trata de asentamientos de pueblos agricultores, se trata de una oleada numerosa, algunos pueblos quedaron en determinados territorios que serían futuros reinos como los francos divididos en dos grupos (salios y ripuarios) ocuparon algunas ciudades del bajo Rin y de la actual Bélgica, los alemanes se establecieron en la actual Suiza y los Bávaros en la actual Alemania.  También los ostrogodos penetraron en Italia con Teodorico el Amalo
Tercera: lombardos, ávaros, búlgaros y eslavos
Esta se produce tras el intento emprendido por Constantinopla por Justiniano y a un reajuste de los territorios ya asentados en lo que fue el Imperio, participan también pueblos como los ávaros, búlgaros y eslavos. En esta tercera fase VI y VII solo un pueblo alcanza una verdadera entidad política, los lombardos estos se expanden por toda Italia y son detenidos en su avance por el Imperio Bizantino


Migraciones marítimas: anglos, sajones y jutos
Coetánea a la segunda y tercera oleada están la migraciones marítimas, existen desplazamientos de los pueblos germánicos hacia las Islas Británicas, anglos, sajones y jutos desplazaron a los bretones a la actual Gales, también se establecen pictos y escotos en Escocia e Irlanda.


Consecuencias de las invasiones:
Podemos distinguir dos tipos de reinos, los que desaparecen por asimilación por otros, como los suevos que son asimilados por los visigodos, y los reinos que sobreviven más de un siglo generando nuevas formas políticas, como los visigodos en Hispania con el Reino de Toledo y los francos en la Galia. Debido a las invasiones existe una ruptura de carácter político, cultural y lingüístico en todo el Imperio de occidente (y aunque el latín continua siendo la lengua culta,  aparecen multitud de dialectos de esta), en el aspecto cultural y político existen diferentes variantes, en los pueblos germanos el sustrato romano tiene mucho más peso, los ostrogodos y visigodos asumen las formas de administración romana. 
La constitución de los primeros reinos:
Existió una mezcla entre todos los pueblos que se asentaron en los dominios del antiguo Imperio de tradiciones romanas y las propias. Algunos pueblos lograron mantenerse hasta el siglo VI o VII, otros como los Francos, sajones, anglos y jutos sobrepasaron el siglo VIII, el resto fueron asimilados por sus vecinos o por el Imperio Bizantino.


La España visigoda: reino de Tolosa y reino de Toledo. Los suevos en el noroeste serían asimilados por los visigodos, al norte tenemos a los vascones y astures, los vándalos ocuparon el norte de Africa y las islas de Córcega y Cerdeña. Los visigodos se establecieron en un principio por el sur de Francia como aliados de los romanos, juntos intentarían expulsar a los suevos, vándalos y alanos, pero fueron derrotados en el 507 por los francos, en su huida se establecen en el centro de Hispania, dejaron que las aristocracias locales siguieran gobernando el área Bética, a los cartagineses y en Lusitania parcialmente, como capital eligieron Toledo, asumieron la administración romana. Entre los vándalos tenemos dos monarcas fundamentales que marcan un transformación profunda desde la época romana hasta el 711, estos son Leovigildo 569-586  y Recaredo 586-601, los vándalos compartirían Hispania con los Suevos (norte de Portugal y Galicia),  Bizancio (zona que va desde Cartagena hasta la desembocadura del Guadiana), Cántabros y Vascones. Leovigildo será el primer monarca que adopte el ceremonial de la corte imitando al Imperio Bizantino, también el primero que acuña monedas de oro con su nombre y rostro, este rey intenta unificar el reino en una sola religión, la arriana, sin éxito, este intento le costo sacrificar la vida de su hijo Hermenegildo (gobernador y administrador de la Bética), parece que fue la oligarquía Bética la que consiguió que Hermenegildo se convirtiera al catolicismo y se revelara contra su padre, en aquellos años era obispo de Hispalis S. Leandro. Leovigildo mantuvo a los vascones reduciendo sus dominios en Hispania, sometió a toda la región Bética y anexiono a los Suevos. De Recaredo lo más transcendental fue la conversión al catolicismo en el año 589 III concilio de Toledo. La iglesia jugara un papel importante en las decisiones de este reino, mediante los concilios (reunión de obispos y aristócratas). La monarquía visigoda es la única electiva, los monarcas pueden no ser elegidos dentro de la misma familia, este hecho debilitó el poder en algunas ocasiones. En el siglo VII se dan los primeros brotes de antisemitismo en la península, mediante leyes que ponen cortapisas a los judíos. El final de la monarquía visigoda se produce en el 711 con la desaparición de D. Rodrigo en la batalla de Guadalete y varios factores negativos como malas cosechas, inestabilidad, fugas de esclavos, rivalidad entre monarcas pretendientes, etc. esto provoca que cuando los musulmanes crucen el estrecho penetren y conquisten hasta casi el norte de la península Ibérica. Hechos trascendentales: Las tradiciones romanas tuvieron un gran peso en la organización del territorio. La fusión de los germanos y romanos mediante la conversión. Los factores negativos acumulados provocan la desaparición del reino.
El reino de los Francos:
El reino franco gozaba de una gran unidad territorial y de una continuidad en el tiempo, en trono a ellos se establecieron otros pueblos germánicos que con el tiempo fueron asimilados por los francos hasta crear en el VIII el primer Imperio medieval de Occidente, los francos aparecen por primera vez en las fuentes romanas en el siglo III, en el siglo IV están asentados en el norte de la Galia, este reino parte de la fusión de varias tribus germánicas,  más tarde se crea la dinastía hereditaria merovingia, en tiempos de Clodoveo se convierten al catolicismo, a su muerte se inicia la costumbre de los francos de dividir el territorio entre sus descendientes, es un concepto patrimonial del reino que perdura hasta el siglo IX. El territorio de los francos engloba las tierras de Austrasia (en torno al Rin, Mosa y Mosela), Neustria (en torno al Sena, capital París), Borgoña (junto al Ródano) y Aquitania (sur del Loira), o sea la actual Francia y parte de Alemania. Cuando desaparece el Imperio Romano, cada región se diferencia con características propias y gobernada por uno de los descendientes del Rey, en ocasiones todos los reinos estarán bajo un mismo monarca. En la segunda mitad del siglo VII los reyes francos no realizaron grandes conquistas militares y la nobleza va adquiriendo importancia (ostentan altos cargos administrativos como el mayordomo que llega a convertirse en primer ministro, el primer monarca carolingio fue también mayordomo de palacio.
Anglos, sajones y jutos:
En la oriental de Gran Bretaña se asientan Anglos, sajones y jutos, los bretones lo hacen en la parte occidental, los pictos en Escocia y los escotos en Irlanda. Gran Bretaña fue invadida lenta y progresivamente, este caso es peculiar debido a que la romanidad abandono pronto la isla (siglo II), con lo que en épocas tempranas resurge el indigenismo (bretones y Celtas), las ciudades romanas casi desaparecen (solo se mantienen Canterbury, Londres y algunas ciudades de la costa oriental). En el siglo VII la cristiandad estaba muy extendida en Gran Bretaña y como vemos coexisten varios reinos con una profunda tradición germánica de reyes guerreros. La legislación estaba dividida en siete reinos Sajones (Essex, Sussux, Wessex) Anglos (Mercia, Anglia oriental, Northumbria) Jutos (Kent). Esta división se mantiene hasta que en el 1066 se produce la conquista de Gran Bretaña por Normandía (Guillermo el conquistador), esto marca el cambio de rumbo de toda la isla.
la organización política y administrativa de los reinos germánicos:
La organización política: permanencia de la romanidad y tradiciones bárbaras
Realeza y aristocracia
En los pueblos germanos encontramos dos tipos de realezas, una estaría basada en el poder del ejército siendo de tipo electivo ligada a un consejo de guerreros, la otra esta basado en la supuesta descendencia divina que defiende la monarquía hereditaria, aunque también podemos tener ambas juntas, donde existe el origen divino pero la actividad militar será la que fundamente su cargo. La soberanía se apoya en dos cuestiones, una sería el dominio sobre la familia y la tribu como fundamento de su poder, se controla a toda la comunidad es la llamada soberanía doméstica (máxima jefatura en el grupo familiar), la otra sería el bam el monarca mantiene la paz pública  con derecho a legislar y a juzgar. Estas monarquías hunden sus raíces prácticamente en la Edad del Hierro. Por otro lado también encontramos la realeza característica del mundo romano fundamentada en la máxima figura del emperador sustentada en un órgano consultivo (senado) y el poder del monarca es total en la toma de decisiones, esta rodeado de ceremonial, de corte y de una administración compleja.
Tenemos dos tradiciones monárquicas muy distintas, las que permanecen del mundo romano y las bárbaras, cuando surgen estos reinos tras la caída del Imperio existirá una simbiosis entre las diferentes tradiciones, dependiendo de la zona si esta o no romanizada surgirá un tipo de monarquía. Los diferentes reyes que constituyen los reinos de Occidente buscan el reconocimiento del emperador romano de Oriente, el cual les concede un título para legitimar su cargo, en el caso de los reinos visigodos, Leovigildo adopta el mismo ceremonial de los emperadores bizantinos, con los Francos vemos que su primer rey Clodoveo es nombrado cónsul honorario por Anastasio, emperador de Bizancio. A fines del siglo V vemos como la iglesia inicia la concepción monárquica de carácter teocrático, donde el rey es elegido por dios, este dios puede deponer al rey si no cumple con sus obligaciones. La sucesión en la corona será mayoritariamente hereditaria, excepto en el reino visigodo que será electiva.
La estructura de la organización central y provincial:
Tenemos reinos con estructuras muy simples, la organización central se llamaba palatium la corte del rey, estas cortes eran itinerantes, no existía normalmente la capital o lugar fijo de residencia del monarca. En las primeras monarquías germánicas, el poder del rey se basaba en la cantidad de tierras que tenían propiedad, estos asumieron las tierras que pertenecían a los romanos y tierras sin propietarios, normalmente los guerreros que formaban parte del séquito de los monarcas recibían recompensas pagadas con la sesión de terrenos. En cuanto a la monarquía anglosajona, también es itinerante pero sus recursos económicos se obtienen del patrimonio privado y por los impuestos de carácter indirecto, los monarcas estaban rodeados de aristócratas con cargos de carácter doméstico (mariscal, copero, etc.) asumen responsabilidades a nivel del reino. En la dinastía merovingia, la monarquía es igualmente itinerante y rodeado de una corte de carácter doméstico, sus mayordomos son primeros ministros, ascendiendo algunos a reyes, estos reyes mantiene consejeros de la aristocracia romana conservando cancillerías romanas como las cartas reales, leyes, decretos, etc. En el reino visigodo se conserva la tradición romana, pirámide estructurada con cargos administrativos, jefe de la cancillería, conde del patrimonio, y cargos domésticos característicos de los reinos germánicos.
En la administración de carácter provincial, en general encontramos distintas áreas donde se establecen tribus que administran estos territorios, a fines del siglo VIII aparecen los condados, en Gran Bretaña donde no se mantuvo la administración romana existían comunidades aldeanas que se agrupaban en cientos y tenían autonomía fiscal y judicial. Los visigodos continuaron con las provincias hasta épocas de la romanidad tardía, con una capital marcada. Los francos pierden las unidades provinciales y solo permanecen las ciudades, donde residía el conde y el obispo, estas ciudades administraban el territorio dependiente, encontramos los ducados que son estructuras provinciales propias donde el duque tiene la libertad de tomar sus decisiones, estas son áreas fronterizas con mayor inestabilidad, estos ducados también actúan con el vasallaje a otros pequeños reinos como el caso de Baviera.
En los siglos VI y VII al asentarse los germanos en occidente nos encontramos que los antiguos guerreros se hacen con importantes patrimonios de tierras y se produce el ascenso de familias con un gran nivel económico que plantean problemas a los monarcas. En poco pueblos germánicos existe la aristocracia de sangre, esta más bien se fundamenta en la capacidad militar y económica, en estos dos siglos se produce una mezcla de la nobleza germana y la romana, estos obtienen los altos escalafones de la organización central y provincial de los reinos. La administración civil esta en mano de los romanos y la administración militar en manos germanas, surge una nueva clase aristocrática cuyo poder fue en aumento, luchando con los monarcas para obtener el poder político y económico basado en la propiedad de la tierra y en la clase guerrera. La iglesia junto a estos nuevos aristócratas y los monarcas, serán los que acaparen el poder, el patrimonio de la iglesia se encuentra en un incremento continuo. Sobre estos tres ejes gira la política de los reinos hasta el siglo VIII cuando se desarrollan las relaciones de interdependencia que genera la pirámide jerárquica que llamamos feudalismo (relación de dependencia de señores y vasallos a cambio de la fidelidad al señor se recibe un feudo (tierra). En el reino franco se ve un gran cambio del siglo V al VII, el poder del rey se basa en la propiedad de la tierra y la capacidad militar, en el siglo VI el ejercito franco se compone de hombres libres y por clientela con el soberano (reciben compensaciones concretas a cambio del servicio militar), en el siglo VII los altos cargos del ejercito son nobles de los cuales depende la clientela armada, el rey depende a su vez de la nobleza. En el reino visigodo la nobleza romana se dedica a la administración civil y la germana a la militar. La pirámide es la siguiente: el monarca en la cúspide, seguido por los condes, duques y obispos (nobleza con poder), seguidos de los dignatarios de palacio, Esta configuración piramidal del poder perdura en la Edad Media, Edad Moderna y parte de la Edad Contemporánea, tenemos que esperar hasta el XVIII para que se atisbe la entrada en los círculos de poder de la nueva clase burgués.
economía y sociedad:
La demografía y el poblamiento
De esta época no tenemos relación poblacional , las fuentes escritas apenas nos dan información y las fuentes arqueológicas son limitadas, sabemos por otros datos indirectos que Europa en estos siglos estaba poco poblada, en los siglos IV y V coinciden unos cuantos aspectos negativos, guerras, epidemias, etc. otras causa indirectas serían la esclavitud por deudas, devaluación de la tierra por baja demanda y la gran progresión de reglas monásticas que prodigan el trabajo manual como una actividad religiosa. Es una etapa de economía de subsistencia , la población mal alimentada sobre la que cualquier problema o crisis climatológica provocaba la hambruna generalizada, además los hombres jóvenes morían en las guerras, a esto se une la peste bubónica y las plagas de langostas. La esperanza de vida es de 30 a 35 años, la mortalidad infantil era muy alta y la tasa de natalidad muy baja. Todo esto no da como resultado un retroceso demográfico. En la Península Ibérica se abandonan algunas ciudades y los bosques avanzan en detrimento de las zonas de cultivos. Sobre la mitad del siglo VII existe un repunte en el crecimiento demográfico, se queman bosques y malezas para aumentar las zonas de cultivo.


El sector agrario: técnicas y producción, la propiedad de la tierra:
La agricultura es la base de la economía, esta trascienda la edad Media llegando hasta la revolución industrial, la mayor parte de la población se dedica a la agricultura. Encontramos el mapa europeo dividido en dos:
El paisaje mediterráneo o romano: en esta zona pervive la cultura clásica, el territorio se encuentra estructurado de la siguiente manera, el centro poblacional que es la ciudad (civitas) población concentrada de carácter rural (vici) y grandes explotaciones aislada (villa)
En el mundo romano el régimen de explotación era esclavista y en la romanidad tardía encontramos dos situaciones, la esclavitud y los semilibres o libres ( son responsables de la parcela a cultivar y de sus productos), esta situación se desarrolla a lo largo de la Edad Media y la esclavitud será mantenida para el servicio doméstico. Las grandes propiedades  se dividen en: reserva (zona explotada por los señores, son tierras más fértiles, en ellas se encuentra la residencia del señor o del administrador), tenencia (son parcelas de tierra con superficie para alimentar a una familia, estas pueden estar explotadas por:
-         campesinos libres: estos tienen las mejores condiciones, los contrato de arrendamiento se firmaban por una duración de 30 años, a cambio de explotar la tierra se paga una renta fija o el 10% de la cosecha del año (en dinero o especies), hay pocas prestaciones de trabajo (corveas) en las que el campesino dedica varios días al transporte de mercancías del señor.
-         semilibres (servidumbre de la iglesia): estos también pagan una renta fija o el 10% de la cosecha, pero estos están atados a la tierra que trabajan, no pueden abandonar la explotación salvo que el señor se lo permita, las corveas realizadas por estos eran mayores, transporte, trabajos artesanales, etc.
-         o esclavos: estos tienen que pagar renta fija y un tanto por ciento de la cosecha, además trabajan varios días a la semana para el señor y no pueden abandonar las tierras.
El comercio: productos, autores y rutas
La actividad comercial en la época romana fue intensa, existían centros artesanales especializados, muchos de los productos manufacturados como ladrillos, cerámica, etc. llegan a España procedentes del norte de Africa y de la Galia. Nos encontramos con productos de lujo como la seda procedente del Próximo Oriente y de China, la orfebrería también procede del Próximo Oriente y del mundo bizantino, el marfil procede de Africa, papiro de Egipto, los perfumes del Próximo Oriente y de la Península Arábica, las especies de la India y Ceilán, todos estos productos llegan a occidente por el Mar Rojo, cruzan el Mediterráneo y llegan a Italia, esta importación la realizan comerciantes extranjeros, sobre todo judíos y sirios, el transporte se realiza por mar ya que el terrestre es más lento, inseguro y caro. Este comercio se mantiene hasta el siglo VII, no sabemos el motivo de su fin, existen algunas tesis sobre ello como achacar el fin al Islam o a la escasez de oro de Europa
El sistema monetario:
Los bárbaros tomaron el sistema monetario romano, las primeras monedas con el nombre del monarca y su efigie, las hicieron los suevos en Hispania, después los visigodos y vándalos, en ocasiones estas monedas eran de oro y bronce o plata y bronce, el numero de monedas que se encuentran es pequeña, debido a que su circulación fue muy reducida, debido al intercambio en especies. El patrón de medida es la libra de oro, 372 gramos de oro puro, este patrón dividido entre 72 nos da una moneda el solidus, el sueldo dividido entre 216 es igual al triens que es una moneda más frecuente junto con las de bronce.
El cristianismo y la cultura:
El cristianismo es admitido como una religión más en el Imperio Romano de Oriente en el 311 y en Occidente en el 313 con el edicto de Milán promulgado por Constantino, la madre del Constantino, Santa Elena, fue quien inicio la costumbre de peregrinar a los santos lugares. Entonces existía una convivencia entre religiones cristianas y paganas, es por eso que las primeras iglesias se construyen en los extramuros, sobre todo en las necrópolis donde se enterraban a los mártires. Las formas de las iglesias en cruz sirve para cristianizar la ciudad pagana. En estos años se crea una ciudad que nace cristiana, Constantinopla, fundada por Constantino, en ella tenemos un núcleo con el palacio del emperador, la catedral y una red de parroquias distribuidas por los barrios de la ciudad. En el 391 se prohiben los cultos paganos en el Imperio, esto significa la desaparición paulatina de los antiguos templos y la modificación de las costumbres del Imperio, desaparecen los circos, los anfiteatros, los teatros, odeones, gimnasios, etc. ya que estos lugares son muestras de las costumbres paganas, ahora las iglesias serán construidas dentro de los muros de la ciudad sobre estos espacios paganos abatidos.
La iglesia como institución:
La iglesia se organiza como una institución que tiene en su cúspide al obispo que será el máximo responsable de la comunidad de fieles, es elegido por el clero y los fieles, su cargo es de carácter vitalicio, cuando el cristianismo esta más extendido surgen los obispos metropolitanos, estos tienen bajo su control a otros obispos. Existen ciudades que se consolidan como cabezas de la iglesia en un área, como Cartago que será la cabeza africana, en Egipto será Alejandría, en Asia será Efeso, en el próximo oriente Antioquía (norte de Siria), Constantinopla será la capital del área en torno a la península balcánica y Roma será la sede del obispo metropolitano de Occidente. A lo largo de la Edad Media se producen tensiones entre Roma y Constantinopla por ostentar la cabeza de la iglesia, esto provoca la división de la iglesia, en Constantinopla la iglesia ortodoxa y en Roma la católica, este hecho será en el 1054.
El monaquismo:
Será una nueva institución en la iglesia cristiana, el monacato consiste en vivir en soledad en un paisaje esotérico, dedicado a la meditación y alimentándose de lo que encontraba, surge en fecha temprana, en el siglo III tenemos noticias de los anacoretas, más tarde sería costumbre que estos se reunieran en las festividades y acabaron teniendo un lugar de culto, necesitando de esta manera un lugar para vivir,, el lugar comunitario surge en el siglo IV en Siria y Palestina, estos serán los llamados cenobitas y desarrollan su vida  en los monasterios, esta vida en comunidad necesita de una reglas para organizar la vida de los monjes y regular el monasterio. A mediados del S.V estos monasterios necesitan de la autorización del obispo para ser fundados, esta tradición es llevada a Occidente por San Jerónimo, en Europa comienzan a surgir los monasterios en el siglo VI el monaquismo fue introducido en Sevilla por San Isidoro, en Italia San Benito de Nursia funda la orden benedictina a mediados del VI, estos monasterios se dedicaran a la meditación y al trabajo manual, se construyen en áreas alejadas de las ciudades creando un incremento de los espacios de cultivo, su trabajo intelectual radica en llegar a ser el perfecto cristiano. En estos monasterios hay bibliotecas con textos bíblicos y además tienen textos profanos romanos y griegos, otra actividad importante sería el Scripturia, esto consiste en la copia de manuscritos por parte de los monjes, labor fundamental para que hayan llegado hasta nuestros días obras de carácter literario y científico. La aparición de la arquitectura monumental del románico y el gótico, surgen por la lectura de los tratados arquitectónicos clásicos. No será hasta mediados del siglo V cuando la iglesia de Roma intentará asentarse como la principal iglesia del cristianismo, desde que la religión cristiana es la oficial del estado hasta el 476 (fecha en la que el último emperador es depuesto) vemos que la iglesia y el emperador están unidos, a la caída del Imperio Romano de Occidente la iglesia se convierte en un elemento en el cual perviven las estructuras administrativas de Roma en la alta Edad Media. Ya en estos siglos surgen tradiciones que se mantienen en el mundo cristiano como: la veneración de los mártires y el enterramiento cristiano para toda la población, mientras que en la cultura pagana solo se entierra al que dispone de medios, otra costumbre sería la peregrinación y la devoción a las imágenes (surge en el siglo VII en Oriente), otra necesidad de la nueva iglesia sería la ordenación del año litúrgico apoyado en un calendario de carácter lunar, en el año cero comienza el nuevo calendario con el nacimiento de Cristo, el año litúrgico se ordena en torno a la cuaresma, pascua y pentecostés, la eucaristía es el motivo de reunión de los cristianos, donde se escucha la palabra de Jesús y se hace entrega de su cuerpo y sangre a los fieles, poco a poco surgen otros sacramentos como el bautismo. La introducción del cristianismo marca costumbres sociales como la festividad del domingo, prohibición de juegos crueles, ética sexual, la caridad y rechazo a la usura, etc. pero si se acepta la esclavitud y la relación de dependencia del campesino hacia su señor. Por un lado tenemos nuevas costumbres y por otro también perduran otras anteriores, existe una adaptación con una enorme influencia romana clásica.
Las misiones y la evangelización
Otra característica de las ordenes monásticas es la evangelización, la conversión al cristianismo puede ser forzada, pero lo normal es que sean misiones evangelizadoras las que lograran la conversión al cristianismo, en las ciudades se venera a aquellos que los evangelizaron. Con la peregrinación que se realiza a partir del siglo X a Santiago de Compostela para venerar al apóstol Santiago, entran en la península gran cantidad de personas que crean la necesidad de desarrollar hospitales y demás servicios. Vemos como el cristianismo juega un papel importante no solo a ni9vel religioso, sino también a nivel social e incluso económico.
La cultura monástica y clerical:
La gran monumentalidad arquitectónica en la romanidad tardía y su riqueza decorativa, se produce debido a que los romanos querían impresionar a los pueblos germanos, algunas muestras son: la Porta Nigra, es la puerta en la muralla de la ciudad de Tréveris, es de dimensiones descomunales que cumple el papel de planta y edificio público integrado en la ciudad, la importancia de los edificios que sobreviven en la Edad Media sirven de modelo a imitar. Basílica siglo IV en el mundo romano es un edificio civil donde se imparte justicia, el cristianismo imita esta planta para sus iglesias, edificio de una nave con ábside (lugar más importante de un edificio cristiano). Ciudad de Tours IV, presenta un pequeño recinto amurallado, uno de sus lados aprovecha una antiguo anfiteatro que se usa como ciudadela (último refugio defensivo), dentro tenemos la residencia del conde, el obispo y la catedral, también encontramos una red de caminos y una necrópolis romana, en el siglo V y VI conocerá la construcción de iglesia en los extramuros, estas se convertirán en monasterio y abadías, la ciudad medieval se desarrolla entre el centro político y el área en que surgen los numerosos templos, en París nos encontramos el desarrollo en ambos orillas del Sena, pero con un mayor desarrollo en la zona norte, nos encontramos con el foro entere otros edificios, las aglomeraciones urbanas surgen alrededor de los puentes.    

Bibliografía:
Alvarez Palenzuela, Historia Universal de la Edad Media, Ariel
Cabrera Muñoz, Historia de Bizancio, Ariel
Garcia Cortazar y Sesma Historia de la Edad Media, Ariel
Mitre, Historia de la Edad Media en Occidente, Cátedra
Entre otros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex