El metal en la moneda antigua

El metal de la moneda:
Aunque el metal no es el único material empleado para la fabricación de las monedas, si que es el más idóneo. Hasta principios del XX se utilizaban los metales más valiosos de la zona y que además estuvieran disponibles en el entorno en cantidades suficientes. El metal presenta ventajas respecto a otros materiales, es más duradero, se puede fundir, dividir, moldear, alear, etc. podemos utilizar muchos tipos de metales, pero hay unos cuantos que se imponen por que son considerados metales preciosos como el oro y la plata, o por que son resistentes y duraderos como el bronce, por lo tanto los metales más utilizados serán estos, oro, plata y aleación de cobre y estaño (bronce). Actualmente se utilizan otro tipo de metales de poco valor. Los tres anteriores nos los encontramos en todos los sistemas monetarios desde el principio. Uno de los metales más antiguos utilizados es una aleación que se encuentra en estado natural llamado electra, es una aleación de oro y plata, las proporciones son variables, entre 40% o 75% de oro y 20% o 45% de plata, también incluye algo de cobre, entre los productores tenemos a Turquía, se realiza con este metal por que era el más valioso y asequible en la zona, el tono es dorado blanquecino, pero ese metal se abandona pronto ya que era difícil ajustar el valor de las piezas, en otros momentos de la historia este material se realiza artificialmente, cambiando las proporciones en los talleres como en Cartago, Sicilia o Tracia.
Oro:
En general el metal más apreciado es el oro, además es el más escaso, pero es inalterable, para la amonedación se emplea un oro muy puro, su utilización es desde momentos tempranos, los Persas serían uno de los pioneros, en Grecia es más raro (cyzico, moneda del mar negro). En época clásica Griega tenemos monedas de oro con un valor alto, pero el verdadero auge de la moneda de oro lo tenemos a partir de la época helenística, será bastante frecuente en la etapa imperial romana, durante la república tenemos algunas producidas por los grandes poderes personales para realzar su poder, en época bajo romana la moneda de oro recibe el nombre de sólido. El oro será el metal de referencia para los sistemas monetarios como en el reino visigodo, Bizancio, Castilla (dobla), Al-Andalus (dirhen), Aragón, etc. hoy en día no se utiliza para las monedas, pero si lo tenemos como valor de referencia.
Plata:
La plata es la que más se utiliza ya que hay más yacimientos que de oro, no se encuentra en estado puro, suele ir acompañada de otros metales como el plomo, galeno, etc. hay que tener algunos conocimientos para separar la escoria de la plata, este procedimiento se realiza mediante la copelación, se calienta el metal a 880º para fundir el plomo, pero la plata se funde a una temperatura más alta, por lo tanto el plomo queda separado de la plata, en una tonelada de metal hay solo dos kilos de plata, para hacer la plata más dura se le añade algo de cobre, en la antigüedad la podemos encontrar prácticamente pura con 1% o 2% de cobre, son de alta ley, pero también hay momentos en los que la plata escasea, fines del II y cada vez tendrá menos plata y más cobre, a partir de la E.M. volverán a tener más plata, las monedas de plata se realizan hasta bien entrado el siglo XX, ahora se suelen utilizar con fines conmemorativos.
Cobre:
Este es el metal más utilizado desde la Prehistoria ya se utilizaba para los utensilios, es un metal poco valioso, pero muy abundante, lo normal es que se utilice para monedas fraccionarias de poco valor, pero algunos sistemas monetarios como el de Gadir estarán basados en el cobre, es un cobre casi puro, los llamados bronces gaditanos, pero de todas formas el cobre puro es poco utilizado debido a sus problemas de oxidación, suele alearse con otro metal como el estaño con lo cual conseguimos el bronce, este es el más frecuente, las proporciones de los metales varían según la región y la época, lo normal es encontrarlas con un 8 o 12% de estaño y un 5% de plomo, en Roma las tenemos con el 25% de plomo (plomo cromado), para saber sistemas monetarios cercanos, se analizan las proporciones de las monedas de cobre. El bronce es un metal muy apropiado para hacer las monedas, con el paso del tiempo también adquiere una patina de moho, pero esta impide que dañe toda la moneda, aunque le mata el brillo, perduran mucho tiempo sin deteriorarse, en el mundo griego es poco frecuente el bronce, aumentará en la época helenística, en cambio en Roma se utilizará desde el principio debido a la cantidad de minas de cobre de Italia, en la P.I. también es muy utilizado el cobre. Pero la función del cobre y el bronce será principalmente para las monedas fraccionarias, calderilla. Una aleación de cobre que se utilizó en la antigüedad es el oricalco, es una aleación de cobre y zinc, es de un tono más amarillento que el bronce, su duración es la misma y también se oxida como el bronce, para los valores más altos de cobre, se elige el oricalco y para los más bajos el bronce, con el tiempo acaba por desaparecer de la circulación.
Otras aleaciones de poco valor también son utilizadas como monedas fraccionarias como el vellón, que tienen cobre y un 2 o 5% de plata, aunque puede llegar a un 20%, también incorpora algo de plomo, zinc y estaño, tiene poco valor y se suele utilizar en periodos de crisis o cuando se necesitan rápidamente grandes cantidades de monedas y hay pocos recursos, dan mal resultado ya que se estropean muy pronto, con el tiempo el nombre de vellón designará a cualquier moneda de bajo valor. Tenemos otras aleaciones como el potin que tienen hasta escoria, cobre y plomo, su valor es pésimo, se suelen encontrar en algunos ejemplares de usurpadores del poder de Roma en la Galia, pero es poco habitual su uso. Otros metales de poco valor también son usados, tanto en época antigua como moderna, entre los raros tenemos el estaño en Inglaterra o Malasia, el plomo que se encuentra en la teseras, se suelen utilizar en sistemas cerrados, otro sería el hierro que se utilizó poco en Japón y China, este se utiliza en algunas aleaciones, pero muy poco. Entre los metales modernos tenemos el níquel, es utilizado para moneda fraccionaria.
Vemos que en la antigüedad la moneda vale lo que pesa por el metal que lleva, pero en la actualidad se rige por un sistema fiduciario, la moneda no vale nada, es un valor que garantiza el estado, en este sistema es posible el níquel, aluminio, cuproníquel (cobre y níquel)
La fuente de abastecimiento de metal es la explotación minera, dependiendo de la riqueza de las minas, de los procedimientos técnicos, etc. se dispondrá de metal de mayor o menor calidad, a veces se recurría a importar el metal, hay minas de oro en la isla de Sifnos, también en Tracia y el oro de la P.I. también fue muy explotado por Roma. tenemos rutas de oro que procedían también del centro de África, de Asia como las minas de Afganistán, en la edad Moderna se añade la fuente americana. La plata se explota en las minas de la cuenca Mediterránea. Las minas importantes para la explotación en la antigüedad se encuentran en Sifnos y Thasos, para Atenas fue importante la explotación de las minas de Laurión, el gran auge de Atenas coincide con el descubrimiento y explotación de estas minas, parece que fueron más famosas que productivas, hubo dos periodos de máxima explotación, uno en el –V 20.000 kilos de plata y en el –IV 10.000 kilos al año. Otro foco minero de la antigüedad fue la P.I., destacando el Alto Guadalquivir (Sierra Morena) y la zona murciana, esta riqueza mineral determina el enfrentamiento Roma Cartago. En la Edad Media se explotarán las minas en el centro de Europa. En la época moderna la principal fuente de plata procede de América.
El cobre se encuentra en todo el mundo Mediterráneo, es abundante en la P.I., Italia, Egeo, especialmente en Chipre. La explotación de las minas normalmente esta bajo control del estado, a veces el estado arrienda la mina a una sociedad o particular, estas pagan lo que supuestamente se puede sacar y después explotan la mina hasta recuperar lo invertido más las ganancias que puedan obtener.
Tenemos otras vías para obtener el metal precioso, estas pueden ser:

Mediante botines de guerra, estos metales no siempre están amonedados, pueden ser lingotes, joyas, etc. esto tiene como consecuencia poner en circulación gran cantidad de metal que hasta ese momento había estado inmovilizado.
Donación entre potencia aliadas
Impuestos, cuando se conquista a un pueblo se le impone un tributo que parte es pagado en metal.
En tiempos de crisis las propias autoridades recurren a los tesoros para hacer frente a los pagos, también se suele reacuñar las monedas ya existentes que han perdido su uso.

Bibliografía:

- ALFARO, C.: “Numismática”, Boletín de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología 30-31, Homenaje al Dr. Emeterio Cuadrado Díaz (1991), pp. 271-278 (Dpto.).

- ALFARO, C.: La moneda, algo más que dinero. Leganés-Madrid, 1996. (Dpto.)

- ALFARO, C. - MARCOS, C. - OTERO, P.: Dinero exótico. Una nueva colección del Museo Arqueológico Nacional. Madrid, 2001 (Dpto.).

- ARÉVALO, A.: “El origen de la moneda, estado de la cuestión”, Gaceta Numismática 133 (1999), pp. 5-13.

- BELTRÁN, A.: Introducción a la Numismática universal. Madrid, 1987. (Dpto.)

- BELTRÁN MARTÍNEZ, A.: “Reflexiones sobre técnicas y métodos de estudio y exhibición de la moneda”, Numisma 232 (1993), pp. 223-237 (Dpto).

- BREGLIA, L.: Numismatica antica: storia e metodologia. Milán, 1964.

- CASEY, J.: Understanding ancient coins. Londres, 1986. (Dpto.)

- COOPER, D. R.: The art and craft of coinmaking. A history of minting technology. Londres, 1998.

- ELAYI, J. - ELAYI, A.G.: La monnaie à travers les âges. París, 1989.

- FINETTI, A.: Numismatica e tecnologia. Produzione e valutazione della moneta nelle società del passato. Roma, 1987.

- HERRERO ALBIÑANA, C.: Introducción a la Numismática antigua. Grecia y Roma. Madrid, 1994. (Dpto.)

- HOWGEGO, C.: Ancient History from coins. Londres, 1995.

- PARISE, N.: La nascita della moneta. Segni premonetari e forme arcaiche dello scambio. Roma, 2000. (Dpto.)

- PÉREZ, C.: Monnaie du pouvoir, pouvoir de la monnaie. París, 1986. (Dpto.)

- REBUFFAT, F.: La monnaie dans l’Antiquité. París, 1996. (Dpto.)

- SERVET, J. M.: Nomismata. État et origines de la monnaie. Lyon, 1984.

- VILLARONGA, L.: Estadística aplicada a la Numismática. Barcelona, 1985 (Dpto.).

- VV.AA.: Coin find and coin use in the Roman World, Oxford Symposies on Coinage and Monetary History (Oxford, 1993). Berlín, 1996 (Dpto.).

- VV.AA.: I luoghi della moneta: le sedi delle zecche dall'Antichità all'Età Moderna. Atti del Convegno Internazionale (Milán, 1999). Milán, 2001. (Dpto.)



MONEDA EN EL MUNDO GRIEGO

- CARRADICE, J.: Greek coins. Londres, 1995.

- CARRADICE, J. - PRICE, M.: Coinage in the Greek world. Londres, 1988.

- CRAWFORD, M.: La moneta in Grecia e a Roma. Roma, 1982.

- DAVIS, N. - KRAAY, C. M.: The Hellenistic kingdoms. Portrait coins and history. Londres, 1980. (Dpto.)

- KRAAY, C.M.: Greek coins and history. Londres, 1969.

- KRAAY, C.M. - HIRMER, M.: Greek coins. Londres, 1966. (Dpto.)

- MARTIN, T. R.: Sovereignity and coinage in Classical Greece. Princeton (N.J.), 1985. (Dpto.)

- MEADOWS, A. - SHIPTON, K. (eds.): Money and its uses in the ancient Greek world. 2001. (Dpto.)

MONEDA EN EL MUNDO ROMANO

- BREGLIA, L.: Roman Imperial coins: their art and technique. Londres, 1968.

- BURNETT, A.: Coinage in the Roman world. Londres, 1986. (Dpto.)

- BURNETT, A. Y OTROS: Roman Provincial Coinage, vol. I. Cambridge, 1992. (Dpto.)

- CARSON, R. A. G.: Principal coins of the Romans. Londres, 1978. (Dpto.)

- CRAWFORD, M.: Roman Republican coinage. Londres, 1974. (Dpto.)

- CRAWFORD, M.: Coinage and money under the Roman Republic. Londres, 1985.

- DEPEYROT, G.: Le Bas Empire romain. Économie et Numismatique (284-491). París, 1987. (Dpto.)

- FORZONI, A.: La moneta nella Storia. I. Dalle Origini a Giulio Cesare. II. Dalla rivoluzione cesariana alla riforma di Caracalla. III. Dai Severi a Costantino il Grande. Roma, 1995.

- PEDRONI, L.: Nuove ricerche sulla prima monetazione di Roma. Nápoles, 1996. (Dpto.)

- ZEHNACKER, H.: Moneta. Recherches sur l’organisation et l’art des émissions monétaires de la République romaine. París, 1973.



MONEDA HISPANA

- ALFARO, C. Y OTROS: Historia monetaria de Hispania antigua. Madrid, 1998. (Dpto.)

- CENTENO, R. M. S. - GARCÍA-BELLIDO, Mª P. - MORA, G. (coords.): Rutas, ciudades y moneda en Hispania. Actas del II Encuentro Peninsular de Numismática Antigua (Oporto, 1997). Madrid, 1999.

- GARCÍA-BELLIDO, Mª P. - CENTENO, R. M. S. (eds.): La moneda hispánica: ciudad y territorio. Actas del I Encuentro Peninsular de Numismática Antigua. Anejos de Archivo Español de Arqueología 14. Madrid, 1995.

- GUADÁN, A. Mª: Numismática ibérica e ibero-romana. Madrid, 1969

- VILLARONGA, L.: Las monedas hispano-cartaginesas. Barcelona, 1973.

- VILLARONGA, L.: Numismática antigua de Hispania. Barcelona, 1979 (2ª ed. 1987) (Dpto.)

- VIVES, A.: La moneda hispánica. Madrid, 1926 (Dpto.)

- VV.AA.: Numismática hispano-púnica. Estado actual de la investigación. VII Jornadas de Arqueología Fenicio-Púnica. Ibiza, 1993.

- VV.AA.: La moneda en la societat ibèrica. II Curs d’Història Monetària d’Hispània (Barcelona, 1998). Barcelona, 1998.



MONEDA MEDIEVAL

- BARCELÓ, M.: “Monedas visigodas de Hispania: un estado de la cuestión y algunos problemas de metrología y organización de las emisiones monetarias”, Numisma año 27 nº 147 (1977), pp. 55-80.

- BARRAL i ALTET, X.: La circulation des monnaies suèves et visigotiques: contribution à l’histoire économique du royaume visigot. Munich, 1976. (Dpto.)

- CANTO, A. - IBRAHIM, T.: Moneda andalusí en la Alhambra. Catálogo de la Exposición, Granada, 1997. Sevilla, 1997. (Filología Árabe) - muy buen estudio introductorio.

- CHAVES, Mª J. y R.: Acuñaciones previsigodas y visigodas en Hispania desde Honorio a Achila II. Madrid, 1984. (Hª Antigua)

- CRUSAFONT i SABATER, M.: El sistema monetario visigodo: cobre y oro. Barcelona, 1994. (Hª Medieval)

- HENDY, M. F.: Studies in Byzantine monetary economy. Cambridge, 1990.

- PELLICER i BRU, J.: Al-Ándalus: las fuentes y la numismática. Barcelona, 1988. (Hª Medieval)

- SPUFFORD, P.: Dinero y moneda en la Europa medieval. Barcelona, 1991. (Hª Medieval)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex