La Moneda: Metodología de Estudio y Noción de Sistema Monetario

Metodología de estudio: metrología y analítica:

Son factores para el estudio de la composición metálica de una moneda:

La ley o fino. La ley se expresa de diferente manera según sea oro o plata, para el oro se utiliza el kilate, el de 24 kilates es el oro más puro, la ley de la plata se da en tanto por mil o tanto por ciento o en milésimas. El metal totalmente puro es raro en la amonedación, en época de Augusto hay denarios de 998 milésimas, por debajo de 900 milésimas o 90% se habla de plata pobre. En Roma se amoneda plata casi pura cuando se vive un periodo propicio. En las monedas de aleación se valora el porcentaje del elemento principal, en las de bronce se valora el nivel de estaño que ennoblece a la moneda frente al cobre. La ley interesa a efectos económicos, la moneda de mejor calidad tiende a guardarse, la de peor calidad tiende a ponerse en circulación.

También interesa la composición de la moneda a efectos técnicos, para saber la mina de la cual procede el metal, esto nos lo dice el componente minoritario, los minerales cuyo porcentaje es inferior al 0.1% son conocidos  como elementos traza, estos son los que se incluyen en el mineral desde su origen y nos permite rastrear la mina de procedencia, esto hay que tratarlo con sumo cuidado por que hay que tener en cuenta que puede proceder de botines de guerra, por que si es así el lugar de acuñación no corresponde con el de extracción, por lo tanto la ceca no la sabremos, pero si el lugar de extracción.

La composición química de la moneda puede variar según las condiciones de conservación. La composición de la moneda se conoce gracias a los análisis metalográficos, se pueden realizar de dos formas, mediante un análisis destructivo químico o mediante un análisis no destructivo rayos.

El más importante es el análisis químico, se disuelve la moneda en ácido nítrico y se aíslan los componentes, se pueden aislar hasta 130 elementos, es un análisis fiable para descubrir elementos traza.

La observación al microscopio nos proporciona información sobre la técnica de la creación de la moneda, en principio no es destructivo, pero para una mejor observación hay que seccionar la moneda, aquí entrarían también las fotografías digitales y otras técnicas fotográficas, se observa la profundidad de la corrosión, la superficie de la moneda, forma, fibras, etc. tenemos muchos tipos de microscopios electrónico, eléctrico, de luz transmitida que muestran la cristalización de los metales, de luz reflejada que analiza el reflejo de la luz que desprende la moneda, electrónico de barrido haz de electrones que rebotan en sentido diferentes y se puede traducir en gráficas para deducir la composición.

El análisis por rayos consiste en la aplicación sobre la moneda de distintos tipos de rayos, rayos X solo podemos llegar a 1.5 milímetros de profundidad, pixe o bombardeo de protones que penetra más en la moneda y se suele aplicar a zonas pequeñas, radiación nuclear, radiación neutrónica donde se mete la moneda en un acelerador de partículas que atraviesan toda la moneda. etc. se analiza el rayo que la moneda refleja. En esta técnica no hay que seccionar la moneda, no se deben aplicar  a las superficies muy pulidas o muy sucias.

Depende de lo que se quiera se realiza un análisis u otro, aunque también depende del presupuesto y de la técnica que se disponga, ya que algunos procedimientos son muy caros, sobre todo las radiaciones. Con estos análisis sabemos la composición y el proceso de fabricación, se han realizado análisis desde los años 20.


La noción de sistema monetario:

Las monedas no son elementos aislados, sino que forman parte de un sistema monetario, este sistema aparece desde que existe la primera moneda, es la estructura interna de las amonedaciones, el peso de las piezas es uno de los valores junto a la composición para el sistema monetario, en estos sistemas tiene que haber al menos un elemento de referencia sobre el cual se forma un patrón sobre el cual se escalan los demás valores, este patrón es una unidad de peso asociada a un metal básico, por lo menos en la antigüedad ya que actualmente el metal carece de valor, este patrón suele ser el oro, aunque también la plata e incluso el cobre en algunos momentos, el sistema tiene tres partes o subsistemas: subsistema de peso, subsistema de valores y patrón monetal, cada uno es independiente, la moneda se ajusta a ellos ya que algunos son anteriores a la aparición de esta, pero guardan relación entre ellos.

Subsistema de peso:

El más antiguo es el subsistema de pesos, todas las amonedaciones antiguas están ajustadas a uno, estos subsistemas de pesos estan muy bien estructurados, así antiguamente las monedas eran pesos de metal garantizados por el estado, los subsistemas de pesos son muy variados ya que en la antigüedad cada región tenía su propio mineral. No puede existir un sistema monetal sin un subsistema de pesos, básicamente se pueden agrupar en tres caracterizados por diferentes unidades de peso:

El sistema semítico: Babilonia, Turquía, Siria, Israel... esta basado en la unidad llamada talento, variable en su peso que viene a ser de unos 35 kilos. No tiene múltiplos, pero si divisores, 1 talento  (30 kilos) = 60 minas (1 mina 500 gramos) = 3.600 siclos, 1 mina = 60 siclos, 1 siclo = 80 gramos, la unidad monetal sería el siclo y la unidad de peso el talento.

El sistema griego: También se basa en el talento, pero no es igual que el oriental, por ejemplo el ateniense pesa unos 26 kilos. 1 talento ateniense = 60 minas, 1 mina = 100 dracmas, 1 talento = 6.000 dracmas. El dracma es la unidad monetal de los griegos y el talento su unidad de peso

El sistema Occidental:  Se basa en la libra que pesa menos que el talento, 1 libra pesa 324 gramos, 1 libra = 12 uncias = 288 escrúpulos, 1 uncia = 24 escrúpulos. Los romanos utilizan la misma unidad de peso.

Subsistema de valores:

También consta de una unidad, 1 libra = 1 as = 324 gramos. En los griegos la unidad de peso el talento y la unidad de valor el dracma 4.36 gramos.

La unidad de peso cuando se amoneda pasa a ser la unidad de valor monetario, pero a veces es tan grande la unidad de peso que no se puede amonedar como en el talento semítico. En las ciudades griegas el dracma es la unidad de valor monetario, pero su peso puede variar, el dracma siempre es de plata.

En el sistema latino la unidad monetaria es el As, tiene también múltiplos y divisores diferentes al griego, pero que mantienen la proporción, dupondio = 2 ases, sextercio = 4 ases, denario = 10 ases tras la reforma 16 ases, la unidad monetaria romana es de bronce (as), denario de plata, el áureo de oro que equivale a 25 denarios, el áureo es sustituido en el bajo imperio por el solidus

Patrón monetal:

Es el elemento que sirve de referencia para valorar la unidad monetaria, puede ser metal o no. La metrología tiene como objeto de estudio el sistema de pesas y medidas, para la antigüedad se hace complejo ya que no es lo mismo el metal que tenga la moneda que el que deba tener, esto influye en el cambio de un sistema monetal a otro, incluso el tiempo hace perder peso a las monedas. El patrón monetal de los romanos es el bronce, para los griegos la plata, normalmente suele ser un patrón monetálico, pero algunos lugares como en oriente era bimetálico, tenía dos patrones monetales, estos sistemas establecen una equivalencia entre los dos patrones, por ejemplo 1 moneda de oro tendría como equivalencia 10 monedas de plata, 1 gramo de oro =  13.33 gramos de plata, 1 moneda de oro = 8.17 gramos = 108.90 gramos de plata, esto al principio funciona bien, pero con el tiempo el metal tiene fluctuaciones, puede haber menos o más metal de uno u otro, ect. Esto hace que la equivalencia cambie, por lo tanto hay que estar ajustándola cada cierto tiempo o mantenerla artificialmente, en época de Augusto se establece 1 áureo (oro) = 25 denarios (plata), 1 gramo de oro = 12 gramos de plata, 1 áureo = 7.96 gramos = 95.52 gramos de plata, para sacar el valor del denario 7.96 1 gramo de oro x 12 gramos de plata / entre 25 denarios = 3.82 gramos de plata peso del denario, aunque en la práctica el peso del denario es de 3.89, 50 años más tarde esta equivalencia ya no se mantiene por que el oro se ha devaluado, por lo tanto hacía falta menos plata para comprar la misma cantidad de oro, entonces tenemos que reajustarlo, el áureo pasa a pesar 7.39. por esta razón se suele utilizar el sistema monetario monometálico. En general establecer los cambios de monedas para los distintos sistemas monetarios es complicado, por lo que siempre se tiende a un sistema monetario común, pero siempre hay quien salga más o menos beneficiado de estas uniones. Esta unión monetal algunas veces puede realizarse por interés de una potencia débil que intenta asumir el sistema monetario de otro más fuerte, como ocurrió en la P.I con la llegada de los romanos, o en otros casos se intenta ajustar el sistema para que sea compatible con otros sistemas, es el caso de Cartago que compaginó su sistema para tener más fluidez de cambio con el griego y el romano. Por lo tanto se tiende a mantener el menor número de sistemas monetales diferentes para facilitar los cambios entre ellos.

Bibliografía:

- ALFARO, C.: “Numismática”, Boletín de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología 30-31, Homenaje al Dr. Emeterio Cuadrado Díaz (1991), pp. 271-278 (Dpto.).

- ALFARO, C.: La moneda, algo más que dinero. Leganés-Madrid, 1996. (Dpto.)

- ALFARO, C. - MARCOS, C. - OTERO, P.: Dinero exótico. Una nueva colección del Museo Arqueológico Nacional. Madrid, 2001 (Dpto.).

- ARÉVALO, A.: “El origen de la moneda, estado de la cuestión”, Gaceta Numismática 133 (1999), pp. 5-13.

- BELTRÁN, A.: Introducción a la Numismática universal. Madrid, 1987. (Dpto.)

- BELTRÁN MARTÍNEZ, A.: “Reflexiones sobre técnicas y métodos de estudio y exhibición de la moneda”, Numisma 232 (1993), pp. 223-237 (Dpto).

- BREGLIA, L.: Numismatica antica: storia e metodologia. Milán, 1964.

- CASEY, J.: Understanding ancient coins. Londres, 1986. (Dpto.)

- COOPER, D. R.: The art and craft of coinmaking. A history of minting technology. Londres, 1998.

- ELAYI, J. - ELAYI, A.G.: La monnaie à travers les âges. París, 1989.

- FINETTI, A.: Numismatica e tecnologia. Produzione e valutazione della moneta nelle società del passato. Roma, 1987.

- HERRERO ALBIÑANA, C.: Introducción a la Numismática antigua. Grecia y Roma. Madrid, 1994. (Dpto.)

- HOWGEGO, C.: Ancient History from coins. Londres, 1995.

- PARISE, N.: La nascita della moneta. Segni premonetari e forme arcaiche dello scambio. Roma, 2000. (Dpto.)

- PÉREZ, C.: Monnaie du pouvoir, pouvoir de la monnaie. París, 1986. (Dpto.)

- REBUFFAT, F.: La monnaie dans l’Antiquité. París, 1996. (Dpto.)

- SERVET, J. M.: Nomismata. État et origines de la monnaie. Lyon, 1984.

- VILLARONGA, L.: Estadística aplicada a la Numismática. Barcelona, 1985 (Dpto.).

- VV.AA.: Coin find and coin use in the Roman World, Oxford Symposies on Coinage and Monetary History (Oxford, 1993). Berlín, 1996 (Dpto.).

- VV.AA.: I luoghi della moneta: le sedi delle zecche dall'Antichità all'Età Moderna. Atti del Convegno Internazionale (Milán, 1999). Milán, 2001. (Dpto.)



MONEDA EN EL MUNDO GRIEGO

- CARRADICE, J.: Greek coins. Londres, 1995.

- CARRADICE, J. - PRICE, M.: Coinage in the Greek world. Londres, 1988.

- CRAWFORD, M.: La moneta in Grecia e a Roma. Roma, 1982.

- DAVIS, N. - KRAAY, C. M.: The Hellenistic kingdoms. Portrait coins and history. Londres, 1980. (Dpto.)

- KRAAY, C.M.: Greek coins and history. Londres, 1969.

- KRAAY, C.M. - HIRMER, M.: Greek coins. Londres, 1966. (Dpto.)

- MARTIN, T. R.: Sovereignity and coinage in Classical Greece. Princeton (N.J.), 1985. (Dpto.)

- MEADOWS, A. - SHIPTON, K. (eds.): Money and its uses in the ancient Greek world. 2001. (Dpto.)

MONEDA EN EL MUNDO ROMANO

- BREGLIA, L.: Roman Imperial coins: their art and technique. Londres, 1968.

- BURNETT, A.: Coinage in the Roman world. Londres, 1986. (Dpto.)

- BURNETT, A. Y OTROS: Roman Provincial Coinage, vol. I. Cambridge, 1992. (Dpto.)

- CARSON, R. A. G.: Principal coins of the Romans. Londres, 1978. (Dpto.)

- CRAWFORD, M.: Roman Republican coinage. Londres, 1974. (Dpto.)

- CRAWFORD, M.: Coinage and money under the Roman Republic. Londres, 1985.

- DEPEYROT, G.: Le Bas Empire romain. Économie et Numismatique (284-491). París, 1987. (Dpto.)

- FORZONI, A.: La moneta nella Storia. I. Dalle Origini a Giulio Cesare. II. Dalla rivoluzione cesariana alla riforma di Caracalla. III. Dai Severi a Costantino il Grande. Roma, 1995.

- PEDRONI, L.: Nuove ricerche sulla prima monetazione di Roma. Nápoles, 1996. (Dpto.)

- ZEHNACKER, H.: Moneta. Recherches sur l’organisation et l’art des émissions monétaires de la République romaine. París, 1973.



MONEDA HISPANA

- ALFARO, C. Y OTROS: Historia monetaria de Hispania antigua. Madrid, 1998. (Dpto.)

- CENTENO, R. M. S. - GARCÍA-BELLIDO, Mª P. - MORA, G. (coords.): Rutas, ciudades y moneda en Hispania. Actas del II Encuentro Peninsular de Numismática Antigua (Oporto, 1997). Madrid, 1999.

- GARCÍA-BELLIDO, Mª P. - CENTENO, R. M. S. (eds.): La moneda hispánica: ciudad y territorio. Actas del I Encuentro Peninsular de Numismática Antigua. Anejos de Archivo Español de Arqueología 14. Madrid, 1995.

- GUADÁN, A. Mª: Numismática ibérica e ibero-romana. Madrid, 1969

- VILLARONGA, L.: Las monedas hispano-cartaginesas. Barcelona, 1973.

- VILLARONGA, L.: Numismática antigua de Hispania. Barcelona, 1979 (2ª ed. 1987) (Dpto.)

- VIVES, A.: La moneda hispánica. Madrid, 1926 (Dpto.)

- VV.AA.: Numismática hispano-púnica. Estado actual de la investigación. VII Jornadas de Arqueología Fenicio-Púnica. Ibiza, 1993.

- VV.AA.: La moneda en la societat ibèrica. II Curs d’Història Monetària d’Hispània (Barcelona, 1998). Barcelona, 1998.



MONEDA MEDIEVAL

- BARCELÓ, M.: “Monedas visigodas de Hispania: un estado de la cuestión y algunos problemas de metrología y organización de las emisiones monetarias”, Numisma año 27 nº 147 (1977), pp. 55-80.

- BARRAL i ALTET, X.: La circulation des monnaies suèves et visigotiques: contribution à l’histoire économique du royaume visigot. Munich, 1976. (Dpto.)

- CANTO, A. - IBRAHIM, T.: Moneda andalusí en la Alhambra. Catálogo de la Exposición, Granada, 1997. Sevilla, 1997. (Filología Árabe) - muy buen estudio introductorio.

- CHAVES, Mª J. y R.: Acuñaciones previsigodas y visigodas en Hispania desde Honorio a Achila II. Madrid, 1984. (Hª Antigua)

- CRUSAFONT i SABATER, M.: El sistema monetario visigodo: cobre y oro. Barcelona, 1994. (Hª Medieval)

- HENDY, M. F.: Studies in Byzantine monetary economy. Cambridge, 1990.

- PELLICER i BRU, J.: Al-Ándalus: las fuentes y la numismática. Barcelona, 1988. (Hª Medieval)

- SPUFFORD, P.: Dinero y moneda en la Europa medieval. Barcelona, 1991. (Hª Medieval)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex