¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

Vida Cotidiana en el Antiguo Egipto


La casa ideal para el egipcio, que solo estaba al alcance de unos cuanto, era una villa amplia con jardines, estanques, fuentes, graneros, corral, talleres para las necesidades de la casa, etc. en las ciudades el espacio para este tipo de villas era escaso, solo las encontramos en Aketatón, ciudad fundada por Akenatón en la actual Tell el-Amarna, esto era por ser una ciudad nueva y encontrarse en el desierto donde tenía bastante terreno para expandirse, un 10% de las casas en esta ciudad eran de esta manera, por lo general la mayoría vivía en casa pequeñas y amontonadas a orillas del Nilo, la arquitectura está condicionada por los factores geográficos, las casas se sitúan en las llanuras aluviales, sobre una plataforma de ladrillos levantada del suelo para evitar las inundaciones, las paredes y  tejados encalados para evitar la calor , las ventanas son pequeñas por lo mismo, son más para ventilar que para iluminar, el interior por lo tanto es sombrío y la nota de color la pondrán las esteras y textiles colgados en las paredes para adornar, cuando hacía frío, que no era lo habitual, se recurría a pequeños braceros, también influyen en las construcciones los aspectos culturales, siendo casas sobrias, en la sociedad egipcia el estatus se expresa más en las tumbas que en las casas, una cosa común en todas las casas será una pequeña capilla para el culto, esto será incluso en las más humildes ya que el culto es casi a diario en esta sociedad donde todo va unido a la religión, las casas cuentan también con una especie de despensa donde almacenar los productos para su uso o destinados al trueque, además de los siguientes componentes: una gran habitación que sirve de comedor y de ocio, pequeños cuartos para dormir y para lavarse, la cocina y un pequeño taller (el que lo podía tener) para sus pequeños trabajos, arreglo de herramientas, etc. el cuarto de baño no existía, los desperdicios eran soltados en el desierto o en las calles, la orina era utilizada para el curtido y teñido  de las pieles, de lo cual deducimos que el olor no sería muy agradable en estos poblados. En los poblados de artesanos encargados de las construcciones faraónicas como el de Deir el Medina (época de Ransés) que es el más famoso y se encuentra al oeste de Tebas, encontramos casas de distintos tamaños según el estatus de los trabajadores, en ellas también encontramos la pequeña capilla en la que se da culto a las divinidades, como sobre todo a las más populares como Bes.
Los egipcios se lavan las manos antes de comer y comían con los dedos, esto lo tenemos documentado en los relieves de los templos y tumbas, su dieta era de pan, carne, vegetales, fruta, pasteles, pescado, todo era servido a la vez, no existiendo 1ª o 2º plato como sucede hoy, aunque hay quien opina que esto era una forma de representarlo en las pinturas y no sabemos como fue en realidad, estas pinturas o relieves nos muestran a los comensales sentados en el suelo frente a su pequeña mesa individual, algunos textos nos comentan las buenas maneras que hay que tener en la mesa, sobre todo en los banquetes de la clase alta, nos dicen que no debemos parecer hambrientos aunque tengamos mucha hambre, tenemos que mantener los modales. La comida no era muy sofisticada, pero si se tenía en cuenta la buena presentación de los platos, estos se colocaban sobre unas esterillas y se adornaban con algunas flores, para que estas comidas fueran más amenas se acompañaban de cánticos y bailes.
El ocio:
Existían varias fiestas religiosas que rompían con la monotonía, en estas fiestas locales se comía en abundancia, se bebían grandes cantidades de cerveza y todo era acompañado de cantes y bailes, en Deir el Medina se permitía a los trabajadores, después de las horas de trabajo, que realizaran fiestas en honor a sus dioses, tenían una fiesta dedicada a su patrono que era un faraón deificado Amenhotep I (Amenofis), esta fiesta duraba 3 días
Los egipcios no solían ser grandes deportistas (al contrario que griegos y romanos), en los textos no se nos menciona el deporte como algo saludable, sabemos que los niños jugaban a la pelota, los adultos no, los deportes más practicados por la población humilde eran la lucha libre y el combate con palos, las clases altas asistían como espectadores, entre los ricos los deportes más practicados son la caza y la pesca, lo que para el pobre era una obligación. Con la militarización en el I.N. las clases altas prestaran más atención a los deportes de habilidad y fuerza física, remar, conducir carros, tiro con arco, etc. las mujeres no parecen haber participado en estos tipos de deportes, aunque algunas danzas representadas pueden aludir a la gimnasia. A los egipcios les gustaba la música y el baile, sobre todo a los trabajadores, sabemos que en Deir el Medina estos trabajadores bailaban frente a las tumbas que decoraban, la música era recomendable para las mujeres de todas las clases sociales, existen escenas en el R.A. y en el R.M. en las que vemos al marido relajándose mientras la mujer canta y baila para él. A esta sociedad le gusta mucho recitar y escuchar historias fabulosas y mágicas, sabemos que los entre los egipcios también gustaba el charlar con los amigos y el realizar viajes a otros lugares, todo esto es común en todo el mundo antiguo. Los egipcios en general habitaban en comunidades de diferentes tamaños, desde pequeñas aldeas hasta ciudades, las excavaciones han demostrado que los principales centros urbanos, sobre todo capitales y grandes santuarios, estuvieron rodeados por murallas, también existían arrabales fuera de las murallas, estas murallas guardan las riquezas del Estado y de los santuarios, existía un control de las personas que entraban y salían por estas murallas, la población de estas ciudades ronda los 50.000 o 60.000 habitantes, la mayoria de ellos se conocen. La excepción a este tipo de ciudades amuralladas la tenemos en Tell el Amarna, esta ciudad se encontraba en medio del desierto y además tenía una fuerte presencia militar.

Gracias a la Universidad de Sevilla donde realice mis primeros estudios de Historia, sobre todo al departamento de Historia Antigua y a la asignatura (Historia del Antiguo Egipto) impartida por los profesores Salvador Ordoñez y César Fornis, basada en las siguiente bibliografía:
J. Assman, Egipto a la luz de una teoría pluralista de la cultura, Madrid 1996
J. Baines- j. Malek, Egipto, Dioses, templos y faraones, Barcelona 1988
F. Cimmino, Vida cotidiana de los egipcios, Madrid 1991
S. Curto, LÀntico Egitto: Società e costume, Torino 1981
S. Donadoni, El hombre egipcio, Madrid 1991
E. Driotom-J. Vandier, Historia de Egipto, Buenos Aires 1962
A. Erman, Life in Ancient Egypt, Nueva York 1971
A. H. Gardiner, El Egipto de los Faraones, Barcelona 1994
N. Grinal, Historia del Antiguo Egipto, Madrid 1996
E. Hornung, Introducción a la egiptología, Madrid 2000

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex