La Expansión de Roma y el fin de la República


La expansión de Roma:


Las Guerras Púnicas –264-150:

El primer enfrentamiento entre Roma y Cartago tubo lugar en Sicilia en el –264, los romanos contaron con la ayuda de Siracusa y de otras ciudades italiotas descontentas con la presencia púnica en la isla, en un principio el escenario de los combates se limitó a las costas de Sicilia, pero en el –259 una expedición romana ataco las posesiones cartaginesas en Córcega y Cerdeña, además en el –256 el cónsul Régulo dirigió una campaña contra Cartago, pero el balance de estos primeros años no parecía muy favorable a los romanos debido a la superioridad naval de la flota cartaginesa, los romanos consiguieron algunas victorias en Milae, Lilibeo, etc. pero esto solo servia para ganar tiempo ya que sabían que el enfrentamiento definitivo sería en el mar y tenían que preparar su flota. Más tarde tras la victoria de Quinto Lutacio sobre los cartagineses en las islas Égatas –241 Amílcar se vio obligado a firmar la paz, los púnicos deberían abandonar Sicilia y las islas próximas al Tirreno y pagar una fuerte indemnización por gastos de guerra. Desde el –237 Amílcar concentraba sus tropas en el sur de la península Ibérica y controlando más tarde todo el Levante ibérico donde fundaron Cartago Nova (Cartagena), a Amílcar le sucedió su hermano Asdrúbal que concertó un extraño tratado con los romanos (tratado del Ebro) donde los cartagineses se comprometían a no traspasar armados la línea del río Ebro, esto frenaba la expansión cartaginesa, pero la muerte inesperada de Asdrúbal –220 dejo la jefatura militar de la península en manos de su sobrino Aníbal, este dio un giro en las relaciones con Roma, afianzo sus dominios en la península penetrando en la meseta en busca de víveres y mercenarios, al siguiente años atacó Sagunto –219, estos eran apoyados por los romanos, por lo cual al recibir el ataque cartaginés los romanos declararon la guerra. El ejército romano al mando de Cneo Escipión desembarco en Ampurias y fue reforzado por las tropas de su hermano Publio Escipión, la estrategia romana era cercar a las tropas de Aníbal, mientras Aníbal dejo a su hermano Asdrúbal al cargo de una parte del ejército que se mantuvo en la península mientras él marchaba sobre Italia atravesando los Pirineos, la Galia y los Alpes, tras varias victorias en la región de los lagos en el –218 se procuro el apoyo de Filipo V de Macedonia y abrió nuevos frentes contra los romanos en Sicilia y los Balcanes, tras una victoria en Cannas reforzó su apoyo con los lucanos, samnitas y apulios, en el –215 Aníbal perdió el apoyo de Siracusa, Tarento, Metaponto y algunas ciudades más que fueron recuperadas por Roma, más tarde Claudio Nerón se impuso sobre Asdrúbal que pretendía sumarse a las fuerzas de su hermano en Italia, la península Ibérica dio un giro a favor de los romanos al mando de Publio Cornelio Escipión  (el africano) que a la muerte de su padre y su tío se le confió las tropas de la península, este tomo Cartago Nova en el –209 y Gades (Cádiz) en el –205, mientras tanto Filipo V de Macedonia firmo la paz con Roma, con lo que Aníbal se quedaba solo ante los romanos, estos llevaron la guerra hacía Africa para poner sitio a la capital Cartago, los romanos contaron con el apoyo de la caballería númida de Massinissa pretendiente al trono del reino africano encumbrado por Escipión, Asdrúbal abandono Italia para repeler la agresión pero sus tropas fueron derrotadas cerca de la costa en el –202, por lo que se reclamo la presencia de Aníbal en suelo africano, tras quince años de victoria Aníbal abandono Italia mientras que el senado cartaginés negociaba con Escipión las condiciones de paz en la que los cartagineses debían renunciar a todas la posesiones de los territorios ibéricos, galos e itálicos así como las islas entre África e Italia, además debía abandonar la flota excepto 20 barcos y tenía que pagar una fuerte indemnización, pero mientras el tratado viajaba a Roma la presencia de Aníbal reavivo la oposición púnica, por lo que Escipión rompió la tregua y se dispuso a enfrentarse contra las tropas de Aníbal en Zama Naggara –202 logrando la retirada de Aníbal a Siria donde moriría en el -183 y el endurecimiento de las condiciones de paz. La derrota fue tal que Cartago no estuvo en condiciones de levantarse contra Roma hasta el –150 y entonces la rebelión también llamada III guerra púnica –150-148 fue rápidamente sofocada, en el –148 se decidió la conversión del territorio africano en una nueva provincia y dos años más tarde Catón conseguía del senado la destrucción de la capital. 


La conquista de occidente, Hispania:



La conquista de oriente, los reinos helenísticos:

Macedonia antigónida: la guerra contra los púnicos y varios conflictos más habían llevado a las tropas romanas al Adriático y al Egeo, a ello contribuyo la delicada situación política del oriente helenístico, antigónidas, seléucidas y lágidas se disputaban el control del territorios comunes en el Egeo, la Celesiria y Palestina. Aprovechando la minoría de edad de Tolomeo V, Filipo V y Antíoco III de Siria pactaron el reparto de las posesiones lágidas en Asia, el reino seléucida incorporaría las posesiones egipcio asiáticas costeras del Mediterráneo Oriental y Macedonia ocuparía las zonas del Egeo y Cirenaica. Estos avances inquietaron a Pérgamo y Rodas que solicitaron la intervención de Roma, pero Roma no podía intervenir sin violar el acuerdo que pacto con Macedonia contra los púnicos, a menos que una de sus ciudades aliadas fuera atacada, esto sucedió poco después con Atenas que fueron atacados por acarnianos pro macedónicos, resuelta la situación Roma aprovecho para exigir a Macedonia la renuncia a sus posesiones helénicas y los territorios lágidas del Egeo, naturalmente Filipo V rechazo las condiciones y declaro la guerra a Roma, los macedonios no contaban con el apoyo de las ligas griegas de Etolia y Aquea ni con el apoyo de Antíoco III de Siria que se había convertido en neutral gracias a la influencia romana, los romanos emprendieron una política propagandística para ganarse la confianza de todos los griegos, a los que se les devolvería la libertad perdida con Alejandro Magno, el protagonista romano en el conflicto fue Tito Quintio Flaminio secundado por una flota romana en el Egeo al mando de Lucio, Filipo intento aceptar las condiciones iniciales de paz pero quedándose con el control de varios puntos estratégicos para poder recuperar el control del Egeo, pero los romanos no lo aceptaron y Tito obligo a Filipo a retirarse tras la derrota sufrida en Cinoscéfalos –197 en Tesalia, con esto Roma consiguió un doble objetivo, debilitar el reino antigónida y convencer a los griegos de la necesidad de la protección romana. En el –196 durante los juegos de Corinto, Tito proclamó oficialmente la restitución de la libertad griega y la evacuación de las tropas romanas. Tras la muerte de Filipo V de Macedonia subió al trono Perseo, uno de sus hijos, mientras los romanos apoyaron a Demetrio otro hijo de Filipo, esto desembocó en la tercera guerra Macedónica, en el –168 Lucio Emilio atacó por sorpresa a los macedonios cerca de Pidna, tras esta batalla se extinguiría el reino helenístico de los antigónidas, aunque su territorio por el momento no fue anexionado a Roma, esto se realizo 20 años después tras la rebelión de la Liga Aquea contra Roma que termino con la destrucción de Corinto-146.

Asia seléucida: durante varias décadas los seléucidas y los lágidas mantenían un conflicto por el control de Celesiria y Palestina, Antíoco III aprovecho la retirada de los romanos del Egeo e influido por Aníbal emprendió una política expansiva presentándose ante los griegos como libertador de la protección romana, muchas de estas ciudades se sumaron a la política de Antíoco voluntariamente o intimidadas por un contingente de tropas sirias, pero otras como Esmirna o Lámpsaco solicitaron la ayuda de Roma que contaba con Pérgamo y Rodas como aliados en la zona, con el apoyo de la Liga Aquea el ejército romano al mando de los Escipiones (el africano y Lucio) obligaron a Antíoco a abandonar sus posiciones en Tracia –190 y además con ayuda de las tropas de Pérgamo los romanos penetraron en Asia Menor enfrentándose con el ejército sirio en Curopedión obligando con ello a Antíoco a solicitar la paz, estas condiciones acabaron con el imperio seléucida, los territorios anexionados por Pérgamo pasarían a la muerte de Atalo III a manos romanas y poco a poco toda la esfera asiática entraría en la órbita de dominio romano.

Egipto ptolemaico: las relaciones entre egipcios y romanos no fueron tensas hasta el final de la época republicana cuando en el –30 el reino lágida perdió su tradicional independencia, Roma permitió el debilitamiento de la monarquía Ptolemaica inmersa en una larga guerra contra Siria por la rivalidad sobre el control de las posesiones egipcias en Asia y el Egeo. Antíoco IV en el –174 era ferviente pro romano, dejando estos que realizara una política expansiva hacia Egipto sin que el débil Tolomeo VI pudiera hacer mucho por impedirlo, las relaciones entre los romanos y los egipcios empeoraron cuando Roma fracasó en el –154 en su tentativa de hacerse con el reino de Cirenaica. En el –88 los Ptolomeos perdieron definitivamente el control de palestina y Chipre que serían anexionados a Roma en el –58, pero las relaciones se volvieron a unir con Cleopatra VII y su hijo Tolomeo XV bajo al dictadura de Cesar –49-44 esto llevo a la conversión del territorio egipcio en provincia romana. Con esto el dominio romano en el mundo mediterráneo iniciado dos siglos antes se veía por fin consolidado.



El fin de la república:

La emergencia de la aristocracia:


Conflictos sociales y económicos, los Gracos:

De la expansión romana por el Mediterránea se derivaron importantes consecuencias políticas (ampliación del dominio territorial), económicas (nuevos recursos y fuentes de explotación) y sociales (encumbramiento político de nuevos grupos), pero sin duda los miembros de los nobilitas (responsables de las conquistas) y los equites (financiadores de algunas campañas) fueron los grupos más favorecidos, sin embargo la plebe reivindicaba en vano una mejora de la situación que había provocado las incesantes guerras, muchos campesinos se habían arruinado perdiendo sus propiedades a favor de los grandes terratenientes que suplían la mano de obra con esclavos y prisioneros de guerra, por eso muchos campesinos no tenían más opción que enrolarse en el ejército o emigrar a la ciudad para engrosar las filas de la plebe urbana, el servicio militar duraba entre 15 o 20 años y cuando terminaban se sentían desarraigados y con escasas compensaciones económicas, el descontento de los grupos inferiores creció al ver que el estado gastaba grandes sumas para financiar nuevas guerras sin resolver los problemas internos. Por otra parte dentro de la aristocracia existía un grupo conservador partidario de mantener el estilo de vida agrario renunciando a las empresas expansionistas liderado por Porcio Catón y otro progresista representado por los jefes militares partidarios del expansionismo romano por todo el mundo Mediterráneo liderado por los Escipiones. Una de las familias partidarias de Catón eran los Sempronii a la que pertenecían los hermanos Graco (Tiberio y Cayo) tribunos de la plebe –133 –123 –121, durante esta década el triunvirato se convirtió en un poder político capaz de arrebatar al senado algunas de sus atribuciones, los tribunos pasaban las propuestas de ley directamente a la votación de la Asamblea sin pasar por la sanción senatorial previa mostrando claramente la oposición de intereses entre el senado y los grupos populares, mediante este procedimiento Tiberio Graco consiguió eventualmente sustraer al senado el control de las finanzas públicas al disponer del tesoro de Atalo III de Pérgamo cedido a Roma tras su muerte, esto serviría para poner en marcha la reforma agraria, además Tiberio una Lex agraria destinada a proporcionar tierras a la plebe, también rehabilitó la ley que limitaba a 500 iugera la posesión legal de tierras públicas por particulares, esto provoco el descontento entre los grandes propietarios, tras la expropiación de las tierras Tiberio creo una comisión para catalogar dichos terrenos para ser repartidos entre los ciudadanos romanos, pero lo más grave para los senadores fue que Tiberio quería violar el orden constitucional presentándose para la reelección de tribuno, esto origino una violencia senatorial que se saldo con la muerte de Tiberio y de muchos de sus partidarios. Diez años después Cayo Graco consiguió ser reelegido tribuno –122-121, este realizo varios reformas entre ellas la lex frumentaria en virtud de la cual se distribuyo grano entre la plebe a la mitad de precio del mercado, otra de sus reformas sería la lex de voto que establecía el sorteo como procedimiento para establecer el orden de votación de una ley (una ley de ciudadanía, etc. todas estas disposiciones legales revelan una importante actividad política de Cayo, con lo que en el –121 Livio Druso colega de Cayo en el tribunado y aprovechando la ausencia de este puso en práctica una política paralela para minar la popularidad que estaba alcanzando Cayo.


Crisis políticas, guerra de los aliados, dictadura de Sila, guerras civiles:

Crisis políticas:

En la década siguiente a las reformas ejecutadas por Cayo Graco surgieron nuevos elementos que infundieron un mayor dinamismo a la política romana. El tradicional ejército romano había modificado su estructura con la incorporación de las unidades de refuerzo de infantería y caballería reclutadas entre los peregrini que obtenían la ciudadanía al termino del servicio (15 o 20 años), a finales del siglo II la situación era propicia para la creación de un ejército profesional, el primer para paso para esta creación fue dada por Cayo Mario durante su consulado del –107, la relación de la tropa profesional con sus oficiales y jefes fue muy fluida y estrecha hasta el punto de constituirse grupos de clientelas en defensa del programo político de su patrono, estos grupos además eran compensados con repartos de botín o asignaciones de lotes de tierras, como ocurrió con los veteranos de Mario, por eso en adelante quedaba claro que el control del régimen republicano quedaría recaería en un jefe militar, el protagonismo de Mario en estos años fue evidente, tanto por sus campañas en Africa como legado, al igual que más tarde contra los germanos consiguiendo más tarde el consulado romano en el –107, -105 y entre el –104 y –100 correlativos, con seis consulados a sus espaldas, pero a su lado emergieron otros líderes como Sila que controlaron la situación política en los años siguientes. En el –88 Sila alcanzo el consulado y recibió el encargo de dirigir la guerra contra Mitríades VI del Ponto cuyas tropas habían llagado a Epiro, a su vez Mario consiguió del senado que le otorgaran a él el mando destituyendo a Sila, esto no fue muy bien acogido por Sila que tomo Roma con su ejército para controlar la situación con la fuerza, Mario y sus aliados tuvieron que huir para buscar refugio entre los veteranos de Africa, mientras Sila emprendió la marcha con sus tropas a Oriente, el adversario de Sila Cneo Octavio fue elegido cónsul en el –87 y la lucha desencadenada entre ambos permitió el regreso de Mario al frente de un ejército de esclavos y samnitas que asoló varias ciudades del Lacio controlando de nuevo la situación política, Mario volvió a desempeñar el consulado en el –87 por séptima vez pero a mediados de enero murió mientras preparaba una expedición a oriente.

La guerra de los aliados: -91-83:

esta constituye la primera de una serie de guerras civiles –91-31 que de forma intermitente enfrentaron a los romanos con los itálicos primero y posteriormente a las diversas facciones políticas de la sociedad romana por el control de la república: Sertorio contra Sila y Pompeyo, Cesar contra Pompeyo y cesarianos contra pompeyanos, Marco Antonio contra Octavio.

Los itálicos estaban discriminados políticamente ya que no gozaban de los privilegios de los ciudadanos romanos, la causa itálica fue defendida por algunos líderes populares como Cayo Graco y Mario, pero los nobilitas se oponían a una ampliación del cuerpo cívico que incluyera a todos lo itálicos. En el –91 el tribuno de la plebe M. Livio Drusso iunior en la misma línea seguida por Cayo Graco quería extender el pleno derecho a la ciudadanía romana de los aliados latinos e itálicos, esto provoco la reacción del grupo conservador del senado, Druso pretendió pasar las leyes a votación convocando a latinos e itálicos a la asamblea, pero los senadores rechazaron la propuesta de Druso uy este declaró la guerra al senado. En un primer momento se constituyo una Liga llamada Italia formada por los marsos, samnitas, oscos, lucanos y frentanos, estos organizaron un senado federal de 500 miembros  y se eligieron 2 cónsules y 12 pretores para enfrentarse al senado, esta disputa gracias a dos leyes conjuntas de Julio César y Pompeyo Estrabón quedo saldada con la desintegración de la liga Italia y el derecho que otorgaba la ciudadanía romana a los socios itálicos bajo determinadas condiciones como la fidelidad a Roma, más tarde gracias a Sulpicio Rufo los itálicos fueron repartidos entre todas las tribus de Roma, aunque se mantuvieron revueltas el resultado de esta primera guerra civil fue satisfactorio para una mayor cohesión del ejército romano y para los grupos sociales intermedios, lo que en un futuro exigirá nuevas alternativas políticas.

La dictadura de Sila:

Sila pertenecía a un importante clan patricio, la gens Cornelia, este clan junto a otros como los Valeri, Claudii, etc. formaban una autentica facción dentro de los nobilitas, Sila inició sus pasos en la política de la mano de Mario, siendo cuestor en África –107, hasta el –97 no desempeño la pretura, en le –89 fue legado del senado en la guerra de los aliados, esto le valió el consulado del año siguiente. Tras una campaña en Asia y a su vuelta a Roma se encontró con una fuerte resistencia de Cayo Norbano, Cayo Mario (hijo de Mario) y un contingente de samnitas, estos fueron derrotados por Sila que contaba con el apoyo de Cecilio Metelo, Cneo Pompeyo Estrabón, Licinio Craso, etc. tras esto 40  senadores fueron proscritos, al igual que 1600 equites y unos 4000 ciudadanos, todos ellos aliados de la causa de Mario. Con esto Sila fue proclamado dictador con poder para promulgar leyes y organizar el estado, aunque Sila fue nombrado dictador a perpetuidad, en el –79 se retiro después de haber remodelado el estado, entre sus reformas tenemos la recomposición del senado pasando de 300 a 600 miembros con la inclusión de 300 equites, aumento del numero de pretores, cuestores, pontífices y augures, también destacaron las medidas sociales emprendidas por Sila, gracias a ella unos 10.000 esclavos fueron liberados en una actividad colonial donde se proporciono tierras a unos 120.000 veteranos del ejército. Sin embargo sus oponentes políticos buscaron otros escenarios para las revueltas como Sertorio en Hispania, Perperna en Sicilia, etc. aunque todas ellas fueron sofocadas, en el –78 pereció Sila convencido de que la república oligárquica había sido restablecida mediante el control del tribunado y los equites en la vida política.

Guerras civiles:




Todavía Antonio intento con la ayuda de Egipto hacer frente a su rival, Octavio, quien debió regresar a Roma para tranquilizar con nuevas promesas a los veteranos. En Agosto del –30 Octavio entraba en Alejandría después de haber ganado a su causa Grecia y las provincias orientales. Mientras Antonio tras la muerte de Cleopatra en sus aposentos se quito la vida antes de ser un triunfo para Octavio como sucedería con sus hijos que fueron trasladados a Roma para recibir la educación adecuada, ese mismo año Egipto sería convertido en una nueva provincia romana.


Yo Claudio, Robert Graves




Bibliografía: Universidad de Sevilla, asignatura Historia Antigua

Maquetas históricas recortables gratis
Visita mi blog donde puedes descargar maquetas históricas recortables http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Saludos J. Ossorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex