¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

La Moneda Hispana en la Edad Media


La moneda hispana en la Edad Media

Tras la caída del Imperio romano, los pueblos germánicos que ya estaban establecidos en el Imperio se reparten los territorios, las provincias Occidentales acaban convirtiéndose en reinos independientes que procuran mantener las estructuras bajo imperiales, prácticamente lo que cambia es la cabeza de gobierno, en esta línea de continuidad comienzan las amonedaciones de los Vándalos, Suevos, Visigodos,,, los Visigodos serán los que tengan un ámbito de poder más amplio en la P.I., esto significa que tienen más capacidad para recoger metales, recaudar impuestos y conseguir botines. Las primeras emisiones germánicas son imitaciones de la moneda bajo imperial con leyendas y tipos imperiales, por esta razón es difícil saber quien las emite, también circulan y se emiten las de los emperadores de Oriente, la base de las emisiones será el solidus de oro, como todas las provincias mantienen el mismo sistema el intercambio entre las provincias es fluido, el trevis que es 1/3 de solidus es muy utilizado, aunque con el tiempo se van alterando.

Vándalos y Suevos:

Las monedas de los Vándalos son muy mal conocidas, las de los Suevos asentados en Galicia y parte de Lusitania son más conocidas: Emiten varias ciudades que fueron centros administrativos importantes en época romana como Bracara o Portocale, en un principio se emiten las monedas de Valentiniano, Honorio y Teodosio, más tarde se crean tipos propios que simplifican el retrato del emperador y en el reverso tienen una corona de laurel con una cruz, copian la marca de la ceca de Constantinopla, esto lo hacen por que era la marca que llevaba la moneda imperial, a su vez copian monedas visigodas que también son copias romanas. Tenemos algunas emisiones aisladas de Plata ya que casi solo se emite oro, encontramos nombres de reyes en las monedas como Ivssv por mandato de Rechiari regis por mandato del rey Requiario, la imagen es una copia del busto de Honorio, aún en estos momentos estos reyes son vasallos de Roma, pero en la practica los emperadores romanos tienen poco poder sobre ellos. Este reino Suevo sobrevive poco tiempo hasta la segunda mitad del V en que son absorbidos por los Visigodos.

Visigodos:

Las monedas son parecidas a las suevas, estos visigodos se establecen pronto en el imperio mediante pactos 376, en el 395 se dividió el Imperio y esto afecto a los Visigodos ya que obtuvieron más autonomía, a principios del V se les conceden territorios en las Galias y sobre el 450 podemos hablar de un Reino que se ha extendido por la P.I. vasallo de Roma pero autónomo en la práctica, la primera capital fue en la Galia, hablamos del Reino de Tolosa, más tarde con Leovigildo se traslada a Toledo, Reino de Toledo, con el rey Eurico en el 460 son ya prácticamente un Reino independiente, esto coincide con la caída del último emperador de Occidente. Sus monedas en un principio son imitaciones de la moneda imperial, Honorio, Justiniano,, el estilo varia un poco dependiendo de la ceca, pero estas monedas ya serán de oro de baja calidad, los primeros nombres de reyes visigodos aparecen con Amalarico principios del VI pero los tipos siguen siendo copias romanas como los bustos de Justiniano, con Leovigildo se impulsan las emisiones hispanas y se incluyen menciones a las cecas de emisión, desde su reinado se acuña solidus y tremis? de oro, la plata se acuña poco y en algunos momentos se pudo acuñar cobre, los cobres bajo imperiales siguen circulando, tras el reinado de Leovigildo el solidus se emite menos y más trein? Las piezas varían de unos reinado a otros al igual que la pureza del metal, el tremis 1.5 o 1.25, el solidus 4.5 pero se deja de acuñar, más tarde su nombre será sueldo, el tremis evoluciona a triente, se conocen algunas imitaciones de trientes en plata pero no sabemos cuando se acuñaron, se piensa que pudieron ser falsificaciones que tenían un baño de oro que se fue perdiendo. Las monedas visigodas en general se clasifican por tipos, por cecas y épocas, el nombre de las cecas a parece en las leyendas y en los tipos también se nota la ceca de acuñación, se comienza haciendo bustos reales de perfil copias romanas, en el reverso se imita la victoria con una corona en la mano, la estética es visigoda pero los motivos son romanos, más tarde nos encontramos con el retrato en el reverso del heredero y en el anverso el retrato del soberano, son retratos abstractos, lo que importa es que se sepa que es un rey por eso se resaltan los atributos reales como la corona, más tarde los retratos se combinan con la cruz con diferentes estilos, otros tienen bustos en el anverso y cruces en el reverso. La mayor parte de la P.I. tiene talleres con sus propios estilos, hay ciudades que coinciden en el nombre y se diferencian por la ceca, las leyendas son muy simples normalmente el nombre del rey latinizado con el apelativo de rex abreviado o no, se les suele añadir delante el apelativo de nuestro señor dominus noster D(ominus) N(oster), en la segunda mitad del VII tenemos apelativos religiosos como en el nombre de dios (in dei nomine) (idnmn). En el Reino Visigodo tenemos más de 80 cecas identificadas aunque algunas no están localizadas, la mayoría de las cecas emiten para uso local, algunas ciudades como Toledo, Sevilla y Mérida emiten más monedas, las cecas estaban organizadas a la manera romana con colegios de grabadores, etc.  en una buena parte de las cecas del noroeste la producción es muy escasa y se interpreta quizás todas estas cecas eran oficinas de recaudación, están situadas donde más oro se produce como en León, Galicia, para controlar el oro que sale de estas minas.

 

Los musulmanes:

Los árabes no tenían tradición monetal, pero usaban las monedas esporádicamente para el comercio con persas y Bizancio. Las amonedaciones musulmanas se inspiran en estos dos sistemas, habitualmente son de oro, plata y menos de cobre, al principio utilizaban tipos pero con la radicalización del islam serán eliminadas las imágenes. Sobre el funcionamiento de las cecas se sabe muy poco, pero si sabemos que había una preocupación por la pureza del metal.

En el sistema monetal árabe la unidad de peso es el gramo o habba 0.06 gr. El quirate = 3 gramos, la unidad superior es el mitqal 4.55 gramos que son 24 quirates, es un pieza de oro puro de 24 kilates, las unidades monetales son el dinar para el oro, el dirhen para la plata y el felús para el cobre, ocasionalmente se acuña plata en quirate. La emisiones más abundantes serán las de plata. El gobierno persigue la estabilidad de la moneda garantizando su peso y su valor, esto da un gran prestigio a las monedas musulmanas en los reinos cristianos. Con la llegada en el 711 toman como modelo las monedas Omeyas de Damasco con emisiones bilingües (span= Hispania). Las primeras monedas serán dinares de oro con leyendas que incluyen el latín para adaptarlas a la población, esto será solo en los primeros años de conquista, desde el primer tercio del VIII ya solo aparecerán leyendas en árabe.

Emirato de Córdoba: emisiones bilingües (span) la ceca estará en Córdoba, son letras grandes con más espacios entre ellas y leyendas religiosas, dinares de oro 4.20 gramos, dirhen 2.90, no se emite el cobre, los comienzos del emirato es una época revueltas internas hasta la llegada de Abderramán I que se dedica a consolidar el gobierno, hasta el 760 no comenzaran de nuevo las emisiones, no aparecen nombres de emires ni de altos cargos, el oro del Norte de África vuelve a circular y se hacen emisiones anuales, sobre el IX se emiten dirhen de plata y algunas emisiones de felús, se emite poco oro al parecer se corta el suministro del norte de África, además de los feluses se utilizarán trozos de dirhen cuartos o quintos, .

La llegada de Abderramán III supone un cambio en la política ya que se proclama el califato independiente de Córdoba.

El califato: con el se hace presente la figura del califa en la moneda con su nombre, se incluye el nombre de la ceca e innovaciones religiosas, la nueva ceca será Mediana Zahara, se complican los motivos geométricos, se incluyen más textos, esto implica un poder más fuerte. Almanzor será el último nombre en las emisiones como si fuera un califa, durante sus primeros años es una época de expansión. Cuando desaparece el califato aparecen los reinos de taifas.

 

Las taifas:

Tras la caída del califato surgen los reinos de Taifas, son reinos inestables que instauran sus propias monedas algunas más duraderas que otras, algunos de estos reinos sobreviven mediante el pago de tasas a los cristianos, las parias, esto reactiva la economía de Castilla donde circula la moneda musulmana, los dinares que acuñan son de un peso más bajo, los dirhen de plata también baja, también se utiliza la moneda fraccionada o partida, los reinos de Taifas se distinguen bien por que llevan el nombre de la ceca y el nombre de la autoridad, las calidades varían de unas a otras. Tenemos cinco grandes grupos que tiene el ideal de heredar el califato, Ceuta y Málaga emiten en nombre del califa de Córdoba o el heredero, otros reinos emiten en nombre de un califa pero no como heredero, sino con el nombre del difunto Hixan II para hacer creer a la población que el califa no había muerto y tras 25 años reaparece para subir al trono, esto es normal en varios reinos como el de Sevilla con la dinastía Abbadíes o Valencia y Zaragoza, junto al nombre del califa ponen el nombre del rey local, otro grupo de reinos reconocen como legitimo al califa de Bagdad que es una autoridad religiosa y no política como el reino de Toledo, Mallorca, Córdoba y en Sevilla a partir del reinado de Al-Mutamid, luego hay una serie de reinos que emiten directamente a nombre del rey local como Málaga, Toledo y Zaragoza, además tenemos emisiones anónimas que se atribuyen a reyes de Almería y Granada (dinastía Zirí).

A lo largo de todo este periodo en general se emite poco oro, los recursos se consumen en las guerras y en el pago de las parias, lo que más se emite es el dirhen alterado casi vellón o cobre, Sevilla será de los reinos que emite mejores dinares aunque en la plata son escasos, la moneda de oro al ser de buena calidad salía de Al-Andalus y se utilizaba en los reinos cristianos que incluso las imitaban pero como en Barcelona pero como no sabían el idioma copiaban los signos o ponían puntos, esto nos hace ver lo apreciado que era la moneda de oro de Al-Andalus, cuando se conquista Toledo por Alfonso VI en 1085 es cuando el resto de los reinos Taifas se dan cuenta de sus debilidad, en esta situación se pide ayuda a los almorávides que tienen su reino en el Norte de África y acaban dominando Al-Andalus restaurando un gobierno centralizado, introducen un nuevo tipo de moneda que refuerza el poder adquisitivo, con los reinos de taifas los dinares son de variables de y baja calidad, con los almorávides tenemos una moneda de oro puro dinar 4 gramos es muy buena y se convierte en la mejor moneda de toda España, los cristianos las llamaban morabetinos que deriva de maravedí, estos dinares son posibles debido a la recuperación de las rutas de oro del Norte de África, estas piezas se acuñan en muchas cecas diferentes, son más barrocas, sus leyendas reconocen al califa de Bagdad como autoridad religiosa, el nombre de las cecas va en la leyenda del anverso junto a la fecha, en el reverso se pone el nombre del gobernante, del heredero y del califa. La plata es más escasa se emite el quirate de 1 gramo, este tienen varios divisores ½, ¼ y 1/8, el dirhen no se emite, en las piezas de plata no se nombra al califa de Bagdad por no ser dignas de él y tampoco se pone la ceca. Algunas emisiones escasas son de cobre o de vellón, en esta época también se imitan los dinares almorávides por los reinos cristianos como el caso de las monedas de Alfonso VIII.

Más tarde los Almohades sustituyen a los Almorávides, pero siguen viviendo de la misma manera, la capital y la ceca estará en Sevilla, aunque tenemos algunas cecas más, se hace una reforma monetal, la superficie de la moneda de oro se organiza con un cuadrado central, se elimina la mención a la fecha y a la ceca, las invocaciones religiosas se la forma de entender el islam por los Almohades que es considerada algo herética por los propios musulmanes, aparecen los nombres de los reyes con sus dinastías, el rey se presenta como heredero de una saga, el dinar pesa 4.5 gramos con lo cual estará muy valorado, aunque las monedas que más se acuñan son las fracciones de medio y cuarto dinar. En Castilla el dinar será llamado la dobla que es imitada por los RRCC, el dirhen almohade es cuadrado 1.5 gramos tiene  divisores de ¼ donde no se incluye el nombre del rey y alguna vez la ceca, los feluses de cobre casi no se acuñan ya que la moneda fraccionaria será la de plata, en Aragón serán llamadas millares.

A lo largo de los siglos XII y XIII vemos como se reducen los territorios de Al-Andalus y a partir de Fernando III solo queda el Reino Nazarí de Granada, este Reino emite la última moneda andalucí, siguen con el modelo de los Almohades pero son más barrocas y muy cuidadas técnicamente, la información religiosa será muy repetitiva, en el dinar no tenemos la fecha de emisión pero si tenemos el nombre del rey y sus antepasados, con lo cual podemos identificar las fechas, el metal es de buena calidad excepto en los últimos años en los cuales los dinares serán de electra con mucha plata, se hace imitaciones en plata que posiblemente estuvieran bañadas en oro, se emiten los dirhen cuadrados con fracciones de medio cuarto con un peso más bajo que las Almohades 0.80 (almohade 1.5).

Cuando termina este periodo se comienza otro con nuevas necesidades económicas, el uso de las monedas en Al-Andalus es una manifestación importante de soberanía, con los grandes cambios de poder se produce la readaptación del sistema monetario, se emite regularmente cuando se puede, con ello se paga a los funcionarios, al ejército, las obras públicas, etc. de esta manera se pone la moneda en circulación y con los impuestos vuelve al estado. La economía andalucí está muy monetalizada sobre todo en las ciudades militares, mercados, etc. en las ciudades encontramos la mayoría de los hallazgos, la población utilizaba mucho las monedas, incluso se parten para ser utilizadas con valores más pequeños, también se pueden añadir trozos a la moneda con lo cual sube su valor, lo que funciona es el peso, la población que no cobraba del estado en moneda tenía la posibilidad de llevar sus joyas o vajillas a la ceca y se la convertían en monedas, la moneda circula con mucha facilidad fuera de Al-Andalus por su calidad, en el Norte de África también.


Maquetas históricas recortables gratis
Visita mi blog donde puedes descargar maquetas históricas recortables http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Saludos J. Ossorio

La Moneda Hispana


La moneda hispana

 

Se desarrollan tras la guerra púnica, las amonedaciones se hacen con permiso de Roma y respondiendo más necesidades romanas que locales, no es una imposición pero las autoridades locales las emiten para facilitar las relaciones, son en su propia lengua, tipos locales y en algunos casos patrones propios, pero a la larga se adecuan al patrón romano. Distinguimos dos zonas, la Citerior desde Cartago Nova a Galicia donde las monedas serán diferentes de las de Ulterior (Betica y Lusitania). En la Citerior se amoneda plata y bronce y en la Ulterior solo bronce, la moneda de plata se llama denario ibérico y con el mismo patrón romano, son de plata pura con las mismas equivalencias de peso, se acuñan en el primer tercio de –II, los tipos son muy parecidos, cabeza masculina en el anverso que representa algún dios, héroe, protectores locales o fundador, los atributos no estan muy bien definidos, en el reverso todos llevan jinetes y una inscripción en alfabeto ibérico que representa el nombre de una ciudad o comunidad, no siempre están bien identificadas las cecas, pero la mayoría sí. Las monedas celtibéricas son diferentes aunque con tipos y leyendas parecidos, son tan iguales que se piensa que estaban reguladas por los romanos, la emisiones no son muy regulares y las cantidades de monedas emitidas tampoco, los denarios da la impresión de que funcionaban como monedas de frontera, las cecas que más funcionan son las más antiguas situadas en la costa, más tarde serán las del interior, no existe un intercambio fluido entre las dos zonas, pueden utilizarse como pago de impuestos a los romanos, esta etapa llega hasta finales de la guerra sertoriana cuando los primeros denarios se dejan de emitir, esto pudo ser por motivos políticos, Sertorio producía sobre todo en las cecas de Osca (Huesca) y sirvió como arma de guerra y al finalizar la guerra no se permitió que la zona siguiera emitiendo ya que podría crear conflictos  y revelarse.

También se producían monedas de bronce con el sistema uncial romano, las características son las mismas que las monedas de plata con varios valores (en plata solo uno), estos valores de bronce se distinguen en el reverso, en los valores altos el jinete lleva una lanza, en los de bajo valor no lleva nada o esta solo el caballo, la inspiración es romana por su semejanza, cuanto más avanzan los romanos al interior más cecas se instalaran en estas zonas, el bronce suele ser de circulación local, la plata circuló mucho más lejos.

En la Ulterior el panorama es diferente, solo tenemos monedas de bronce, tenemos gran variedad de patrones que con el tiempo se van ajustando al patrón romano, tenemos variedad de alfabetos, latinos, bilingües, ibérico, con una gran variedad de tipos en cada ciudad, suelen emitirse con el nombre de las ciudades, se pueden agrupar por tipos como los dioses que suelen ser griegos o romanos, la cabeza femenina aparece en muchos anversos como en las de Obulco, algunos piensan que son divinidades púnicas, otros que divinidades locales, aparecen con frecuencia animales mitológicos como las esfinges, esto esta muy generalizado en el Mediterráneo, otras veces reflejan animales de la fauna de la zona como en Uso (Osuna) que representa a un oso, también peces con una espiga como en Ilipa o Carmo, también con racimos de uvas, la tipología es muy variada, las monedas suelen estar ligadas a la organización ciudadana, comienzan sus emisiones tras Augusto, también encontramos muchas onomásticas latinas debido a la gran cantidad de latinos que se instalaron en la zona, la circulación monetal es local, esto puede deberse al desarrollo de la vida urbana y el mercado en las ciudades, en este ámbito es cuando se comienza a pagar impuestos que es lo que puede mover a las ciudades a emitir monedas, pero tenemos algunas ciudades que aun que sean importantes no emiten, las fechas de estas emisiones comienzan a mediados del –II y perdura hasta la época de César, son monedas muy utilizadas, esto lo sabemos por que están muy desgastadas, la ciudad de Cástulo emite regularmente, esto es una excepción ya que en las demás ciudades las emisiones son muy esporádicas. En general la moneda romana saca ventaja de estas monedas ya que de esta manera regulan mejor las tasas y los salarios, sobre todo en las explotaciones mineras, las monedas de cobre son muy buenas para el uso cotidiano, estas amonedaciones son también una forma de acercarse al mundo romano, en las monedas de la Ulterior aparecen como en Roma los nombres de los magistrados emisores en las monedas, algunos nombres son indígenas y otros latinos, algunos con nombres de cargos romanos como cuestor, pretor, etc. pero no en todas las ciudades tenemos las mismas magistraturas que no tienen nada que ver con las romanas, esto es debido a que las autoridades locales asumían cargos de magistraturas romanas que les sonaban pero realmente no sabían cuales eran estas magistraturas. Con la llegada de César esta política cambia, se acelera el proceso de integración de los indígenas y da estatutos jurídicos a las ciudades, municipios y colonias, en estos momentos se regulan más las estructuras romanas, las ciudades privilegiadas lo indican en sus monedas como la colonia Lepida Celsa, los magistrados comienzan a aparecer con más cargos dirigentes de las, colonias y municipios, en los tipos se va notando más la influencia romana, bien por obligación o por devoción a los que les han concedido estos privilegios, César reorganiza la administración y termina con las cecas hispanas, este cambio es paulatino, el peso de la moneda se ajusta al patrón romano,, las piezas pasan a ser ases o semis, de esta manera se evitan los problemas de pago a los soldados, ahora hay menos cecas y más romanizadas, copiándose incluso las emisiones romanas.

Con Augusto y su reestructuración del Imperio Hispania se ve afectada y nos encontramos con la división en tres provincias, esto afecta a la emisión de las monedas ya que solo emiten las ciudades con estatutos privilegiados y se restringe más el numero de cecas, las que menos cecas tiene es Lusitania por ser las que menos ciudades tiene, la que más cecas tiene es la Tarraconensis, tenemos ya algunas piezas con el retrato de Augusto y en el reverso un escudo, son de cobre y posiblemente realizadas en Galicia durante las guerras cántabras y dejan de emitir tras la guerra, durante esta época solo se producen emisiones de bronce, ases y semis, menos cuadrantes y dupondios, pero esto también depende de la zona ya que en la Betica tenemos muchos dupondios. Las acuñaciones son pocas y a ritmos irregulares, las monedas de este periodo marcan el cambio político que se esta produciendo en Roma, los anversos son ya retratos imperiales y en el reverso tipos locales o de familiares imperiales, proliferan los monumentos ciudadanos.

En tiempos de Augusto tenemos muchos talleres. Con Tiberio menos pero se emiten más monedas. Hispania es la que más monedas produce de Occidente hasta la llegada de Calígula que suprime todas la cecas para la centralización, aunque en Ibiza si se continuo emitiendo, las demás no volverán a emitir hasta la época visigoda.

Bibliografía:

- ALFARO, C.: “Numismática”, Boletín de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología 30-31, Homenaje al Dr. Emeterio Cuadrado Díaz (1991), pp. 271-278 (Dpto.).


- ALFARO, C.: La moneda, algo más que dinero. Leganés-Madrid, 1996. (Dpto.)


- ALFARO, C. - MARCOS, C. - OTERO, P.: Dinero exótico. Una nueva colección del Museo Arqueológico Nacional. Madrid, 2001 (Dpto.).


- ARÉVALO, A.: “El origen de la moneda, estado de la cuestión”, Gaceta Numismática 133 (1999), pp. 5-13.


- BELTRÁN, A.: Introducción a la Numismática universal. Madrid, 1987. (Dpto.)


- BELTRÁN MARTÍNEZ, A.: “Reflexiones sobre técnicas y métodos de estudio y exhibición de la moneda”, Numisma 232 (1993), pp. 223-237 (Dpto).


- BREGLIA, L.: Numismatica antica: storia e metodologia. Milán, 1964.


- CASEY, J.: Understanding ancient coins. Londres, 1986. (Dpto.)


- COOPER, D. R.: The art and craft of coinmaking. A history of minting technology. Londres, 1998.


- ELAYI, J. - ELAYI, A.G.: La monnaie à travers les âges. París, 1989.


- FINETTI, A.: Numismatica e tecnologia. Produzione e valutazione della moneta nelle società del passato. Roma, 1987.


- HERRERO ALBIÑANA, C.: Introducción a la Numismática antigua. Grecia y Roma. Madrid, 1994. (Dpto.)


- HOWGEGO, C.: Ancient History from coins. Londres, 1995.


- PARISE, N.: La nascita della moneta. Segni premonetari e forme arcaiche dello scambio. Roma, 2000. (Dpto.)


- PÉREZ, C.: Monnaie du pouvoir, pouvoir de la monnaie. París, 1986. (Dpto.)


- REBUFFAT, F.: La monnaie dans l’Antiquité. París, 1996. (Dpto.)


- SERVET, J. M.: Nomismata. État et origines de la monnaie. Lyon, 1984.


- VILLARONGA, L.: Estadística aplicada a la Numismática. Barcelona, 1985 (Dpto.).


- VV.AA.: Coin find and coin use in the Roman World, Oxford Symposies on Coinage and Monetary History (Oxford, 1993). Berlín, 1996 (Dpto.).


- VV.AA.: I luoghi della moneta: le sedi delle zecche dall'Antichità all'Età Moderna. Atti del Convegno Internazionale (Milán, 1999). Milán, 2001. (Dpto.)





MONEDA EN EL MUNDO GRIEGO


- CARRADICE, J.: Greek coins. Londres, 1995.


- CARRADICE, J. - PRICE, M.: Coinage in the Greek world. Londres, 1988.


- CRAWFORD, M.: La moneta in Grecia e a Roma. Roma, 1982.


- DAVIS, N. - KRAAY, C. M.: The Hellenistic kingdoms. Portrait coins and history. Londres, 1980. (Dpto.)


- KRAAY, C.M.: Greek coins and history. Londres, 1969.


- KRAAY, C.M. - HIRMER, M.: Greek coins. Londres, 1966. (Dpto.)


- MARTIN, T. R.: Sovereignity and coinage in Classical Greece. Princeton (N.J.), 1985. (Dpto.)


- MEADOWS, A. - SHIPTON, K. (eds.): Money and its uses in the ancient Greek world. 2001. (Dpto.)


MONEDA EN EL MUNDO ROMANO


- BREGLIA, L.: Roman Imperial coins: their art and technique. Londres, 1968.


- BURNETT, A.: Coinage in the Roman world. Londres, 1986. (Dpto.)


- BURNETT, A. Y OTROS: Roman Provincial Coinage, vol. I. Cambridge, 1992. (Dpto.)


- CARSON, R. A. G.: Principal coins of the Romans. Londres, 1978. (Dpto.)


- CRAWFORD, M.: Roman Republican coinage. Londres, 1974. (Dpto.)


- CRAWFORD, M.: Coinage and money under the Roman Republic. Londres, 1985.


- DEPEYROT, G.: Le Bas Empire romain. Économie et Numismatique (284-491). París, 1987. (Dpto.)


- FORZONI, A.: La moneta nella Storia. I. Dalle Origini a Giulio Cesare. II. Dalla rivoluzione cesariana alla riforma di Caracalla. III. Dai Severi a Costantino il Grande. Roma, 1995.


- PEDRONI, L.: Nuove ricerche sulla prima monetazione di Roma. Nápoles, 1996. (Dpto.)


- ZEHNACKER, H.: Moneta. Recherches sur l’organisation et l’art des émissions monétaires de la République romaine. París, 1973.





MONEDA HISPANA


- ALFARO, C. Y OTROS: Historia monetaria de Hispania antigua. Madrid, 1998. (Dpto.)


- CENTENO, R. M. S. - GARCÍA-BELLIDO, Mª P. - MORA, G. (coords.): Rutas, ciudades y moneda en Hispania. Actas del II Encuentro Peninsular de Numismática Antigua (Oporto, 1997). Madrid, 1999.


- GARCÍA-BELLIDO, Mª P. - CENTENO, R. M. S. (eds.): La moneda hispánica: ciudad y territorio. Actas del I Encuentro Peninsular de Numismática Antigua. Anejos de Archivo Español de Arqueología 14. Madrid, 1995.


- GUADÁN, A. Mª: Numismática ibérica e ibero-romana. Madrid, 1969


- VILLARONGA, L.: Las monedas hispano-cartaginesas. Barcelona, 1973.


- VILLARONGA, L.: Numismática antigua de Hispania. Barcelona, 1979 (2ª ed. 1987) (Dpto.)


- VIVES, A.: La moneda hispánica. Madrid, 1926 (Dpto.)


- VV.AA.: Numismática hispano-púnica. Estado actual de la investigación. VII Jornadas de Arqueología Fenicio-Púnica. Ibiza, 1993.


- VV.AA.: La moneda en la societat ibèrica. II Curs d’Història Monetària d’Hispània (Barcelona, 1998). Barcelona, 1998.





MONEDA MEDIEVAL


- BARCELÓ, M.: “Monedas visigodas de Hispania: un estado de la cuestión y algunos problemas de metrología y organización de las emisiones monetarias”, Numisma año 27 nº 147 (1977), pp. 55-80.


- BARRAL i ALTET, X.: La circulation des monnaies suèves et visigotiques: contribution à l’histoire économique du royaume visigot. Munich, 1976. (Dpto.)


- CANTO, A. - IBRAHIM, T.: Moneda andalusí en la Alhambra. Catálogo de la Exposición, Granada, 1997. Sevilla, 1997. (Filología Árabe) - muy buen estudio introductorio.


- CHAVES, Mª J. y R.: Acuñaciones previsigodas y visigodas en Hispania desde Honorio a Achila II. Madrid, 1984. (Hª Antigua)


- CRUSAFONT i SABATER, M.: El sistema monetario visigodo: cobre y oro. Barcelona, 1994. (Hª Medieval)


- HENDY, M. F.: Studies in Byzantine monetary economy. Cambridge, 1990.


- PELLICER i BRU, J.: Al-Ándalus: las fuentes y la numismática. Barcelona, 1988. (Hª Medieval)


- SPUFFORD, P.: Dinero y moneda en la Europa medieval. Barcelona, 1991. (Hª Medieval)
Maquetas históricas recortables gratis
Visita mi blog donde puedes descargar maquetas históricas recortables http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Saludos J. Ossorio

La Moneda Romana


La moneda romana. Orígenes y primeras acuñaciones. La moneda republicana y al crisis de la república. La ceca de Roma: poderes emisores y magistrados monetales. Evolución de los sistemas monetales romanos de época alto imperial. Reformas monetales durante el bajo imperio.

 

 

Orígenes y primeras acuñaciones

La moneda romana no es tan homogénea como la griega. Roma empezará tarde a acuñar monedas, siglo –III, aunque con el concepto de moneda esta familiarizado por la cercanía de los griegos, las colonias griegas del sur de Italia suministraban monedas a las poblaciones cercanas a Roma, a principios del –III Roma ya controla casi toda Italia, es la época de la primera guerra púnica, en este contexto comienza la amonedación romana, lo primero que nos encontramos son tanteos, no tenían muy claro que es lo que querían, el primer tipo de monedas que nos encontramos son trozos de bronce regulares llamados aes rode (bronce bruto), más tarde serán lingotes de bronce llamados aes signatum (bronce sellado) su peso en de 1 kilo y medio, algunos de estos lingotes tienen leyendas romanom, el signo no tiene nada que ver con el valor, pero parece que identifican a la ceca emisora, este sistema es tomado de los etruscos. Desde el –280 comienzan a utilizar una moneda más real, en un principio serán muy confusas ya que no siguen un patrón único, las referencias de valor tampoco están muy claras, son emisiones muy semejantes a las griegas, en plata nos encontramos con unas monedas acuñadas en la Campania son llamadas romano campana, se encargan  alas cecas de Nápoles, al poco comenzaran a fabricarse en Roma, pesan 6.8 gramos, suelen tener el valor de la didracma griega, son estéticamente como las monedas griegas incluso las leyendas van en griego, con la implantación de las cecas romanas estas ya serán en latín, las primeras suelen tener a Heracles en el anverso y una loba en el reverso que alude a la comunidad de romana al igual que la leyenda romanom, más tarde esta leyenda pasa a ser Roma, con lo cual ya se designa a la ciudad y no a la comunidad, los tipos cambian, son tipos mitológicos como el caballo que esta identificado con el Marte romano, buscan introducir temas que hagan relación a Roma, son emisiones escasa y limitadas en su circulación. En el último tercio del –III desaparece la didracma y aparece la primera pieza con un patrón romano el cuadrigato, esta moneda tienen una cuadriga en el reverso y pesa 7.5 gramos, en el anverso tenemos una doble cabeza que representa a Haniformes, no tienen marcas de valor. A mediados del –III comienzan a tener una equivalencia con las monedas de bronce, el cambio sería tres ases por una de plata, las monedas de bronce pueden ser acuñadas o fundidas, estas últimas desaparecen más tarde y solo quedan las acuñadas, los valores son parecidos, se basan en un patrón local romano, la libra que pesa 324 gramos, las piezas tiene tipos de divinidades y en el reverso leyendas de Roma, algunas aparecen aculadas en Sicilia esto pude ser debido a la cercanías del desarrollo de la guerra púnica, las fundidas suelen tener tipos variados, no tienen leyendas, pero tienen marcas de valor. El sistema de valores para el bronce parte de la referencia de valor que es el as, una unidad de as son 324 gramos, libra, este valor esta indicado en las monedas con un palito, el segundo valor que nos encontramos  mirar cuadrante, los tipos son cambiantes en las primeras emisiones y a finales del –III se adopta un sistema en el que el reverso es único y el anverso tiene una divinidad diferente para cada valor, el peso del as se va reduciendo con el tiempo mirar cuadrante.

El oro es el metal más escaso y esporádico en el –III, la moneda de oro es llamada áureo, tienen el peso de la estátera griega, en el anverso tiene una marca de valor LX ,flecha, 60, es la equivalencia del as, 60 ases un áureo, tres monedas de plata son un áureo, se conoce alguna pieza fraccionaria de oro que equivale a 40 o 30 ases, pero son muy pocas. Algunos investigadores se preguntan que es lo que mueve a Roma a emitir monedas, unos opinan que fue por la I guerra púnica, pero es una teoría débil ya que las primeras emisiones son muy cortas, insuficientes para el pago de la soldada, sabemos que Cartago emitió 72 veces más que Roma en estas fechas, además el patrón monetal romano es muy débil para competir con el de Cartago, otras opciones las relacionan con el mantenimiento y construcción de las infraestructuras, pero para los pagos necesitarían una moneda fuerte que no existía, otros piensan que se debió a un impulso cultural debido a las incorporaciones culturales de Grecia.

Este sistema se mantiene hasta el final de la II guerra púnica, tras ella se crea un nuevo sistema más claro, este nuevo sistema esta basado en un suministro propio de metales procedentes ya de la P.I.

República:

El nuevo sistema monetario arranca en el 212, se retira todas las monedas anteriores y se refunde la plata usando esta como base para el nuevo sistema monetario que estará basado en el denario de palta de ley muy pura, en estos momentos 10 ases equivalen a un denario, (esto lo vemos en la marca de valor X =10), durante cierto tiempo se emitirá el victoriato con el signo de la victoria, hasta el –168 se hacen acuñaciones con un porcentaje de plata más bajo 80% el resto cobre, debido a los gastos del ejército, una curiosidad es que cuando aparecen tesorillos, nunca aparecen mezclados victoriatos con denarios. Los primeros denarios tienen un peso de 4 gramos, con el tiempo se le ira quitando plata, tenemos una división, el quinario de plata que equivale a medio denario con la marca v, otro divisor es el sestercio de plata ¼ pero es muy rara. .... en el bronce se mantiene la escala anterior, pero se reduce el peso de las monedas, el sistema sextantal, se usa para el comercio cotidiano. Los tipos suelen ser fijos, bronce con anverso de divinidad y reverso de proa de barco, en la plata anverso con cabeza de Roma casco alado y enjoyado, en el reverso temas que se repiten, dos jinetes dióscuros Cástor y Pólux, una cuadriga tirada por dos centauros o tirada por la victoria. El bronce a lo largo de la república seguirá perdiendo peso quedando para el comercio menudo y la plata para las grandes transacciones comerciales. En el –II el denario bajara de peso hasta los 3.90 gramos aunque su valor sigue siendo el mismo, el bronce se va depreciando también, un denario serán 16 ases. El oro durante los siglos –II y –I, será muy excepcional, habrá un único valor, el áureo que pesa 7.9 y tiene un valor de 60 ases LX, más tarde 50 ases IL, con Sila tenemos algunas emisiones con el retrato de su caballo, la tendencia es a personalizar el poder. con Pompeyo el motivo sigue siendo propagandístico, el denario continua así hasta el –I, en el –II aparecen los nombres de los magistrados monetales, el bronce cada vez se emite menos, la razón es que el ejército cobra en plata, se usan durante mucho tiempo y están muy desgastadas, la plata se emite todos los años y también son usadas para donaciones al pueblo, para costear los gastos públicos, el bronce se acuñara para uso local en las cecas provinciales ya que no es rentable producirla en Roma para luego exportarla, de esta manera se fomenta que las autoridades locales emitan sus monedas con el patrón romano.

La ceca de Roma:

La ceca se instala en el capitolio aconsejado por Juno Moneta (de aquí el uso monetal) se coloca al lado de su  templo, cerca se guarda el tesoro público. Funcionamiento: el senado elabora un presupuesto, pide el dinero al tesoro aerarium que esta custodiado por los cuestores, estos autorizan que el metal salga para la ceca donde se hacía cargo del dinero los triunviros monetales que son los que firman la moneda IIIvir, suelen ser miembros jóvenes de la clase senatorial, sus nombres no aparecen regularmente hasta el –180, con su firma al ser cargo anual se ayuda a fechar con exactitud los denarios. Las monedas son acuñadas por un cuerpo de artesanos especializados,  estos suelen ser libertos o esclavos, 24 especialistas, dos ayudantes y el magistrado, luego devuelven la moneda al tesoro hasta que el senado toma la decisión de ponerla en circulación. En el siglo I el sistema se caracteriza por las luchas de poder, personificación del poder, como causa de esta confrontación cada bando emitirá su moneda, César tendrá su propia ceca en Roma paralela a la del capitolio (áureos con el retrato de César). Con Augusto se introduce un nuevo tipo de metal, el oricalco (cobre y zinc), las necesidades monetales estarán ligadas a los enfrentamientos de los distintos bandos de la guerra civil, aparecen durante la guerra civil retratos de personajes vivos con recordatorios familiares, así llegamos a la llegada de Augusto como pacificador del Imperio.

Imperio:

Una de las reformas de Augusto (-63 al 14) será la del sistema monetario, la remodelación afecta a los tres metales y las clases de monedas, una de las claves es que se pondrán en circulación regularmente monedas de los tres metales todos los años, la base será el áureo Mirar cuadrante, un áureo se cambia por 25 denarios de plata, lo que equivale que un gramo de oro es igual a 12 gramos de plata, la reforma también afecta al cobre , el sestercio deja de ser de plata y se hace de oricalco (cobre y zinc) con 27.3 gramos, será la gran moneda de la propaganda al ser grandes monedas, dentro de la gama del cobre el sestercio será el de mayor valor, además la fortuna de una persona se calcula en sestercios,  seguido del dupondio en oricalco mirar cuadrante, las monedas de cobre o bronce no son muy exactas en su peso, el color de las aleaciones ayuda a distinguir los valores altos de los más bajos según lleve más o menos cobre, al igual que pasa con los valores altos, las coronas del emperador también son diferentes en los distintos valores de cobre, el uso del oricalco recuerda al oro y de esta manera ofrece más confianza, este sistema de Augusto se mantienen hasta época de Nerón (54-68), desde Augusto se añade a las monedas el título completo del emperador y sus cargos anuales, con lo cual podemos saber el año de acuñación de la moneda, con Tiberio (14-37) tenemos una etapa de austeridad que se refleja en las monedas,  con Calígula (37-41) la austeridad es cambiada por la popularidad y el gasto público, juegos, ostentación, etc. se cierran las cecas de Occidente, con Claudio (41-54) regresa la buena administración y la contención creando la hacienda, con Nerón se vuelve a otra época de espectáculos y ostentación, parece que se van turnando los emperadores ostentosos con los conservadores, este emperador reforma el sistema de Augusto, rebaja el peso del áureo a 7.39 gramos y el denario de 3.89 a 3.41, aunque la equivalencia al cambio de un áureo por 25 denarios se mantiene, esto es una devaluación del oro ya que ahora un gramo de oro equivale a 11 de plata y no a 12 como antes, los quinarios de oro y plata no los acuña y emite muchas monedas de bronce y oricalco, sobre todo valores altos para sustituir al quinario de plata y de oro, Nerón realiza muchos gastos en infraestructuras y en campañas militares, esto hace que circule mucho la moneda de alto valor como el áureo y el denario, tras Nerón tenemos tres emperadores más que tendrán sus propias monedas, es una etapa un poco caótica, pero tras esta etapa inestable llegan los Flavios, estos son de origen ecuestre que se hace notar en los retratos de las monedas, reflejan la cara de un campesino curtido más cercano al pueblo y no la de un aristócrata, Vespasiano (69-79) centraliza la producción monetal en Roma, el senado continua teniendo autoridad sobre las monedas de cobre (S.C. senado consulto, sobre todo las del sestercio llevan esta marca) y el emperador sobre las amonedaciones de oro y plata, este emperador será el primero que realice emisiones para tener reservas en el tesoro, intenta equilibrar los ingresos con los gastos, emite todos los años regularmente, Tito (79-81) continua con la misma política y el segundo hijo Domiciano (81-96) vuelve a romper la tendencia y se dedica a lo popular vaciando las arcas, es muy asimilado a Nerón, con la llegada de los Flavios el peso del oro subió ligeramente, pero ya con Domiciano el peso del áureo vuelve a disminuir, con Trajano (98-117) tenemos un peso para el áureo de 7.25 gramos, pero gracias a la conquista de Dacia se maneja más cantidad de monedas de alto valor ya que el imperio se apodera de las minas de oro de la zona, esta llegada de oro hace caer su valor, por eso se emiten monedas con más cantidad de oro ya que su puesta en circulación detiene la devaluación del oro, pero ahora tenemos un problema con la plata ya que se necesitan más monedas de plata para cambiar la abundancia de monedas de oro, pero plata no llega, por lo tanto se rebaja la ley a un 805 para poder emitir más monedas, esta tendencia continuará llevando a la moneda de palta a ejercer un valor fiduciario ya que su ley será muy baja, el oro cada vez será más valorado, ahora también se ira utilizando para el pago de funcionarios además de ser utilizada para los grandes pagos, el denario en cambio queda para operaciones más de diario, esto unido a su poca ley hace que acabe compitiendo con los valores altos de la gama del cobre, el sestercio y el dupondio, estas son ya utilizadas como monedas fraccionarias, con lo cual el semi y el cuadrante dejan de utilizarse, el as se convierte en una moneda ceremonial, con el tiempo y manteniendo esta línea de inflación, a las monedas de oricalco y bronce se le añadirán otros metales como el plomo para abaratar costes, con la llegada de Marco Aurelio (169-180) las calidades de las monedas serán muy pobres. Vemos que este sistema no tiene solución, ira a peor, desde Trajano se consigue la máxima expansión del imperio, los emperadores siguientes explotan esta situación de superioridad con las arcas llenas, pero la falta de conquistas y los problemas internos, unido a los irrefrenables gastos de algunos emperadores llevan al sistema al caos, vaciando las arcas del estado, se gasta más de lo que se ingresa volviéndose a emitir las monedas imprescindibles para la demanda, el denario sigue bajando su ley y nos encontramos monedas con el 75%, esto vuelve a revalorizar el oro y se esta utilizando para uso cotidiano, , Marco Aurelio ya no realiza batallas de conquista, sino defensivas, esto agota las reservas del estado que no se renuevan, hace falta más moneda, la inflación se deja notar y el incremento de los precios llega al 50% con respecto a etapas anteriores, el oro se impone como valor estable y el denario será ya una moneda totalmente fiduciaria asegurada por ele estado ya que su valor en la calle no coincide con el valor del metal que lleva, con Cómodo (180-192) se vuelve a la política de ostentación dejando las arcas del estado temblando, mantener este sistema llevará a la crisis del III , con los Severos en el poder la situación se hace insostenible, cuando asume el poder Septimio Severo (193-198) confisca los bienes de las familias rivales, pero estos bienes irán a englobar su patrimonio particular y no las arcas del estado, de esta manera tenemos un principio fuerte pero que dura poco, la moneda de plata se emite bastante, pero con un 50% de plata, Caracalla (212-217) se intenta frenar la inflación reformando el sistema monetario, propone crear un sistema de tres valores, oro, plata y bronce, en plata se crea una nueva moneda, el antoniniano que pesa 5 gramos y tiene un 50% de plata, esta al cambio equivale a dos denarios de plata que ya ha caído su ley en picado y se convierte ya en una moneda fiduciaria total, el antoniniano es la moneda que sustituye al denario, para sustituir una por otra, el emperador realiza todos los pagos en antoniniano, pero las recaudaciones las realiza en denarios, con lo cual gana algo de plata, el áureo también baja de peso 6.5 gramos, se reajustan los cambios y un áureo equivale a 20 antoninianos y 40 denarios, para la época del último Severo, Alejandro (222-235) la equivalencia será de 50 denarios, se acuñan muchos antoninianos, pero no son muy aceptados por que su plata también decae, llegando a finales del III a tener un 5% de plata, las cecas debido a la demanda de moneda se multiplican, pero las monedas no sacian el mercado ya que se necesitan muchas para pagar los precios que estan por las nubes, en esta época tenemos muchos emperadores efímeros que acuñan en sus propias cecas limitadas emisiones, en los antoninianos podemos apreciar al emperador con corona de rayos, la equivalencia entre un áureo y un antoniniano será ya de 1 por 50, con Claudio II (268-270) aún más 1 a 800 ya que los antoninianos serán de vellón, a finales del III el áureo puro se queda en 5 gramos y se convierte en el patrón del sistema ya que es la moneda fuerte, la plata tiende a desaparecer, en el 274 el emperador Aurelio vuelve a intentar frenar la inflación sin cambiar el sistema monetal, aumenta el peso del áureo, los antoninianos se estabilizan al 5% de plata, pero esta plata será un baño exterior, se recupera el sestercio y el dupondio sus tipos están relacionados con el sol, pero su reforma no consigue imponerse en todo el imperio y los gastos de la administración no pueden mantenerlo, para fines del III hay que cambiar radicalmente el sistema monetario. En el bajo Imperio las ciudades pierden importancia en beneficio del campo, esto conlleva a reorganizar el mercado, la moneda que circulaba más en la ciudad, ahora circula menos, solo se mantendrá la circulación entre los grandes centros comerciales. El cambio del sistema monetal en el bajo imperio será obra de Dioclesiano en el 294, con Diocleciano se reactiva el imperio, acaba con la anarquía e instaura el principio monárquico absolutista, esta es la llamada fase del dominado (señor), Diocleciano permanece en la parte Oriental del Imperio, los asuntos de Occidente los encarga a Marco Valerio Maximiano que en el 285 es nombrado Cesar y la año siguiente Augusto al igual que Diocleciano, de esta manera el imperio pasa a tener dos emperadores, pero tampoco se puede controlar bien el imperio y se decide que cada Augusto nombre a un Cesar para que le ayude, por lo tanto en el 293 tenemos dos Augustos y dos Cesares, , Diocleciano elige a Valerio Maximiano, Marco Valerio nombra César a Constantino, cada uno de los césares recibe una parte del imperio, por lo tanto tenemos al imperio dividido en cuatro partes, es la llamada tetrarquía, Italia, Africa e Hispania quedan bajo la autoridad de Maximiano, este sistema  busca el orden en la sucesión, de esta manera los generales pueden llegar  a ser César y esperar su turno ya que hay cuatro, además  ningún Augusto pude estar en el cargo más de 20 años, de esta manera el que ocupa el cargo de Cesar pasa a Augusto y nombra a un nuevo César, las expresiones de los retratos son poco realistas durante la época, pero los atributos de poder serán muy visibles, en la reforma tendremos un sistema de valores completo con el oro como patrón de referencia, la pieza será de 5.40 gramos Mirar Esquema, la pieza de plata será el argento de 3.38 gramos vale 100 denarios, pero esta al igual que las piezas de oro cuando salen a circulación se atesoran para tiempos peores, con lo cual circula poco, el argento tiene un divisor de cobre plateado llamado follis, se considera plata pero solo tiene un 5% de este metal en el mejor de los casos, normalmente es de un 2% y bañada, esta moneda a su vez tiene fracciones en monedas de cobre, los tipos de estas monedas suelen representar a un genio del pueblo romano, figura masculina con el cuerno de la abundancia. Con estos cambios Dioclesiano intenta estabilizar la plata y que se reconozca el oro como patrón, pero la moneda de plata no se recupera, las emisiones serán muy pocas y con escasas monedas, la que llegan al mercado se atesoran, la moneda que más se acuña y más circula es el follis y sus fracciones. En el Alto Imperio se valoraba las monedas con aleaciones doradas, ahora en cambio se valoran las aleaciones plateadas que recuerdan al antiguo denario. Con Dioclesiano funcionan un nutrido grupo de cecas oficiales bajo el control del Imperio, las monedas son iguales pero con la diferencia del signo de cada ceca, cada una de estas cecas tiene un ámbito de circulación que suele estar en sus alrededores, pero las monedas se pueden utilizar en todo el imperio, además del cambio en el sistema monetal, Dioclesiano intenta frenar la inflación mediante un edicto de precios máximos, se fija el precio máximo al que deben venderse todos los productos, también los sueldos para los gremios, etc. más tarde se vuelve a reajustar el cambio entre las monedas, el áureo ahora se cambia por 100 monedas de plata, pero con todo, el imperio no tiene medios para poner en marcha esta reforma en todo el imperio, con lo cual la inflación continua su camino. A la muerte de Diocleciano el sistema de la tetrarquía deja de funcionar y entramos en un nuevo periodo de guerras, en estos momentos las monedas que circulan son el follis y sus fracciones, tras este periodo oscuro tenemos a Constantino que vuelve a plantear una reforma monetaria, en el 310 sustituye el áureo por otra moneda de oro llamada solidus, este se mantiene hasta el final del imperio y es tomada como referencia por los germanos, pesa 4.5 gramos, en el 318 cambia el resto del sistema monetal, retira las antiguas monedas y lanza nuevos tipos, el solidus se conserva, en plata se acuña moneda fraccionaria que realmente son de vellón con un 5% de plata como las fracciones del follis, pesa 3 gramos, no hay una moneda intermedia entre el oro y esta, suelen llevar tipos militares, el solidus tiene una leyenda típica soli invicto comiti (a su compañero el sol invicto) otro tipo será la imagen del sol con una corona, otro será victoria laeta principis (feliz victoria del príncipe). En el 335 solo tienen un 1 % de plata, el peso es la mitad 1.7 gramos, los tipos se simplifican con imágenes militares y con la leyenda de la gloria del ejército en el reverso, como se esta depreciando constantemente es difícil ajustar los cambios entre ellas, ni tampoco es estable el cambio con el solidus, lo que se crea son dos círculos diferentes de operaciones, uno con las monedas de oro y otro con las fracciones sin monedas intermedias. En el 355 Constancio II crea una nueva moneda de plata llamada siliqva de 2 gramos de plata pura y también crea tres valores fraccionarios denominados según el tamaño en ae1, ae2, ae3, la pieza grande pesa 5.20 con un 2.5 % de plata, la mediano 4.20 con 1.5 % de plata y el pequeño 2.5 gramos y no lleva plata, pero más tarde solo queda la grande por que las pequeñas no tienen valor adquisitivo, todas estas piezas tienen la misma leyenda fel(icis) temp(oris) reparatio con escenas militares (vuelta a los tiempos felices), algunas con una corona que hace alusión a los votos de felicidad, continuidad, etc. ( en la siliqva), las puertas de las ciudades se repiten mucho, las piezas tiene poca calidad estética, son flanes finos y se estropean muy rápido, tenemos momentos de recuperación de la moneda con los valentinianos, se emite una buena moneda de oro, su peso es estable de 4.5 gramos, con Valentiniano II se crean divisores del solidus, 1/3 de solidus llamado tremis, esto nos da a entender que el oro se esta utilizando mucho, también se emite muchas siliqvas y también se hacen la piezas de vellón ae1, etc. para la circulación más cotidiana, en la leyendas encontramos temas republicanos antiguos como la victoria, la seguridad, la loba capitolina, etc.

En el 395 el imperio queda repartido y el sistema monetario de Oriente será diferente al de Occidente, solo se emite oro en las cecas de la capitales principales, la plata se suspende, las piezas que más circulan son los ae, los retratos son irreconocibles y los temas militares, lo que sobrevive al final del imperio es el solidus y su divisor el tremis.

Bibliografía:

- ALFARO, C.: “Numismática”, Boletín de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología 30-31, Homenaje al Dr. Emeterio Cuadrado Díaz (1991), pp. 271-278 (Dpto.).


- ALFARO, C.: La moneda, algo más que dinero. Leganés-Madrid, 1996. (Dpto.)


- ALFARO, C. - MARCOS, C. - OTERO, P.: Dinero exótico. Una nueva colección del Museo Arqueológico Nacional. Madrid, 2001 (Dpto.).


- ARÉVALO, A.: “El origen de la moneda, estado de la cuestión”, Gaceta Numismática 133 (1999), pp. 5-13.


- BELTRÁN, A.: Introducción a la Numismática universal. Madrid, 1987. (Dpto.)


- BELTRÁN MARTÍNEZ, A.: “Reflexiones sobre técnicas y métodos de estudio y exhibición de la moneda”, Numisma 232 (1993), pp. 223-237 (Dpto).


- BREGLIA, L.: Numismatica antica: storia e metodologia. Milán, 1964.


- CASEY, J.: Understanding ancient coins. Londres, 1986. (Dpto.)


- COOPER, D. R.: The art and craft of coinmaking. A history of minting technology. Londres, 1998.


- ELAYI, J. - ELAYI, A.G.: La monnaie à travers les âges. París, 1989.


- FINETTI, A.: Numismatica e tecnologia. Produzione e valutazione della moneta nelle società del passato. Roma, 1987.


- HERRERO ALBIÑANA, C.: Introducción a la Numismática antigua. Grecia y Roma. Madrid, 1994. (Dpto.)


- HOWGEGO, C.: Ancient History from coins. Londres, 1995.


- PARISE, N.: La nascita della moneta. Segni premonetari e forme arcaiche dello scambio. Roma, 2000. (Dpto.)


- PÉREZ, C.: Monnaie du pouvoir, pouvoir de la monnaie. París, 1986. (Dpto.)


- REBUFFAT, F.: La monnaie dans l’Antiquité. París, 1996. (Dpto.)


- SERVET, J. M.: Nomismata. État et origines de la monnaie. Lyon, 1984.


- VILLARONGA, L.: Estadística aplicada a la Numismática. Barcelona, 1985 (Dpto.).


- VV.AA.: Coin find and coin use in the Roman World, Oxford Symposies on Coinage and Monetary History (Oxford, 1993). Berlín, 1996 (Dpto.).


- VV.AA.: I luoghi della moneta: le sedi delle zecche dall'Antichità all'Età Moderna. Atti del Convegno Internazionale (Milán, 1999). Milán, 2001. (Dpto.)



MONEDA EN EL MUNDO ROMANO


- BREGLIA, L.: Roman Imperial coins: their art and technique. Londres, 1968.


- BURNETT, A.: Coinage in the Roman world. Londres, 1986. (Dpto.)


- BURNETT, A. Y OTROS: Roman Provincial Coinage, vol. I. Cambridge, 1992. (Dpto.)


- CARSON, R. A. G.: Principal coins of the Romans. Londres, 1978. (Dpto.)


- CRAWFORD, M.: Roman Republican coinage. Londres, 1974. (Dpto.)


- CRAWFORD, M.: Coinage and money under the Roman Republic. Londres, 1985.


- DEPEYROT, G.: Le Bas Empire romain. Économie et Numismatique (284-491). París, 1987. (Dpto.)


- FORZONI, A.: La moneta nella Storia. I. Dalle Origini a Giulio Cesare. II. Dalla rivoluzione cesariana alla riforma di Caracalla. III. Dai Severi a Costantino il Grande. Roma, 1995.


- PEDRONI, L.: Nuove ricerche sulla prima monetazione di Roma. Nápoles, 1996. (Dpto.)


- ZEHNACKER, H.: Moneta. Recherches sur l’organisation et l’art des émissions monétaires de la République romaine. París, 1973.



Visita mi blog donde puedes descargar maquetas históricas recortables http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Saludos J. Ossorio

La Moneda en el Mundo Griego


LA MONEDA EN EL MUNDO GRIEGO: Moneda y polis. Sistemas monetales griegos. Tipos y leyendas. Las monedas de las poleis griegas. La moneda y la monarquía: acuñaciones de los reinos helenísticos.

 

Origen histórico de la moneda:

La historia de la moneda se inicia en la costa occidental de Asia menor sobre el siglo -VII. Existen discrepancias sobre quien la invento,  posiblemente fuera el Reino de Lidia o alguna de las ciudades griegas de la costa Jónica, existen muchas leyendas al respecto, entre ellas la del rey Midas, otro autores nos hablan de un tirano de la ciudad de Argos, Filón, al que se le atribuyen las monedas de plata para sustituir a los asadores de hierro, etc. Apoyándonos en los hallazgos arqueológicos, lo máximo que podemos llegar a saber es que su origen fue en el mundo griego y sobre la fecha imprecisa del -7, no se han encontrado monedas más antiguas en ninguna parte del mundo.

En esta zona de Asia Menor son abundantes las pepitas de oro en los ríos y el metal llamado electra, especialmente en el río Pactole que pasa por la capital de Lidia, Sardes, en este río se han excavado instalaciones metalúrgicas donde se separaba el plomo del electra, este procedimiento es llamado copelación, las primeras monedas son bolitas  irregulares de Electra, algunas muy rudimentarias y otras más avanzadas con tipos animales situados en el anverso y marcas en el reverso que nos indican su valor y la identificación de los talleres, de la mayoría de estas piezas no sabemos realmente su lugar de acuñación, lo que si sabemos es que existían diferentes cecas desde un principio y distintos valores de monedas, se han identificado piezas de valores altos que corresponden con la estátera y sus equivalencias, un tercio trite, un sexto hecte, etc. la unidad es la estátera y son muy irregulares, en estas monedas el peso se ajusta de manera diferente en las distintas ciudades, hasta ahora con seguridad conocemos el taller de Sardes, Mileto, Samos, Efeso, Focea, etc. algunas estan bien identificadas como las de Sardes con el tipo de un león, también utilizan el mismo tipo las monedas de Mileto, pero con la cara del león vuelta hacía el frente, en Efeso los tipos son la abeja y el ciervo, esta variedad nos puede estar indicando que el origen de las monedas fuera en las diferentes ciudades griegas de Asia Menor y no por una monarquía como en Lidia ya que la producción hubiera sido más homogénea, la primera moneda con inscripción pertenece a Efeso, en ella tenemos la inscripción traducida como, yo soy el sello de Phanes, estas piezas con nombres propios nos pueden ayudar a descifrar por que se hicieron las monedas, parece que su origen es privado, para más tarde pasar a un control estatal, otros autores piensan que Phanes es un encargado del santuario de Efeso y responsable de la amonedación.

Las primeras emisiones son muy problemáticas, uno de los problemas es que estan realizadas en electra y es difícil por lo tanto controlar la cantidad de oro y de plata que tienen las monedas, estas piezas pueden tener diferentes valores que puede no depender de sus peso, la cotización del electra es más baja que la del oro, las monedas analizadas van desde una proporción de oro del 55% al 31, pero realizando unos análisis más certeros apreciamos que tenían más cantidad de plata que de oro, en esta época se sabía como separar el oro de la plata, pero quizás no lo hicieran por la sencilla razón de que mediante la utilización del electra se ganaba más dinero en las transacciones ya que el poder emisor imponía su valor independientemente de la cantidad de plata o de oro que llevaran, por lo tanto a más plata, más ganancias, esta es una opinión de Lerider, tenemos otra explicación de manos de Wallace que nos dice que las monedas se hacen con electra por que es el más problemático de los metales por su variabilidad de aleación, de esta manera se utiliza como moneda fiduciaria para dar un precio estándar frente al oro y la plata. Otro de los problemas que tenemos es que las cronologías monetales no estan bien definidas, las más antiguas corresponden a dos depósitos monetales del templo de Artemisa en Efeso, en el primer depósito había piezas de orfebrería, objetos monetiformes y monedas, una de las más antiguas tenía el nombre de Alyates que podía coincidir con un rey primitivo de Lidia, estas monedas fueron datadas sobre el –7, pero nuevas excavaciones han demostrado que bajo la basa se han encontrado más restos que nos llevan a datar las monedas en el –6. Las primeras emisiones fueron utilizadas con fines limitados, eran de valores muy altos no adecuadas para el comercio, más bien para pagos estatales, además su circulación aunque escasa llegaba a ámbitos lejanos, las piezas se encuentran indistintamente en las diferentes ciudades, sobre todo en Efeso. A mediados del -VI, sobre el -570 se dejan de hacer las monedas de electra y se hacen de oro o plata, son llamadas creseidas que deriva de Creso, aunque este nombre fue puesto por los numísmatas del XIX, son monedas de oro o plata que facilitan un mejor control del peso y del valor, se basan en un nuevo patrón monetario más homogéneo, estas monedas corresponden al peso de una estátera de 10.70 gramos, es de plata y la media estátera 5.35 gramos hemiestatera, la equivalencia que se establece es de una moneda de oro por 20 de plata. Este cambio fue problemático, algunos autores piensan que era la forma de resolver el antiguo problema con las monedas de electra, otros achacan el cambio a la llegada de los persas a la zona, los persas ya utilizaban los pagos en metal puro con equivalencias muy claras, se dan cuenta de que el sello utilizado en la zona era buena idea, pero el metal utilizado no, por eso se cambia del electra al oro y la plata, utilizan los talleres existentes.

Esta forma de amonedación se impone y se va extendiendo por todo por las colonias griegas occidentales en Italia hasta llegar a Emporion. La técnica utilizada también avanza rápidamente, en el –5 se hacen ya grandes obras de arte monetales, son casi siempre por acuñación ya que la fusión se utiliza poco en Grecia. A las monedas se le da varios nombres en el mundo griego, argyrión que define a la moneda en general, kremata define el conjunto de bienes materiales calculados en moneda (aún hoy se utiliza este término) nomisma moneda como producto legal. En un principio todas son de valores altos emitidas en pequeñas cantidades ya que las ciudades griegas eran pequeñas y algunas muy pobres, solo se utilizan para el pago de impuestos o tramites comerciales con otras ciudades. En la época clásica nos encontramos con el dracma de plata que equivale a un cordero, también se acuñan en valores como el tetradracma, los tipos se mantienen invariables durante mucho tiempo. La moneda fraccionaria comienza a aparecer a fines del –V, son divisores en plata, más pequeños que hacen que la moneda sea diminuta y fácil de perder y de manejar, este problema no se resuelve hasta el –IV con la moneda de cobre y bronce, esta práctica es tardía e irregular, los pesos son muy variables y la relación de valor con la plata no esta muy clara, por lo tanto funciono poco y mal, en general las monedas estan pensadas para las funciones políticas, controlar la producción, recaudar impuestos, pago de ejércitos, algunas comunidades imponen sus monedas a las ciudades vasallas, como el caso de Atenas, los que se quieren oponer al vasallaje lo primero que hacen es elegir otro sistema monetal diferente, hay ciudades que solo amonedan para demostrar que son independientes ya que la moneda sirve como símbolo de independencia, este carácter político y de prestigio hace que se emplee como arma diplomática.

La ciudad es la emisora monetal, los ciudadanos y la autoridad eligen los tipos, el nombre y el patrón monetal de las monedas, por su nombre o signo siempre se hace presente la comunidad ya que los nombres personales no se utilizan hasta el periodo helenístico. Existen tantos sistemas monetales como ciudades emisoras, por lo que es necesario regular el sistema de cambio, en la práctica se imponen los sistemas más fuertes como el de Rodas, Atenas, etc. en estas relaciones de cambio funciona la banca como actividad privada, existen cambistas que suelen ser extranjeros ya que no esta muy bien vista la actividad, estos suelen estar en los puertos y en el ágora de la ciudad. En el –IV aparece algo mas parecido a una banca como el sistema mantenido por Atenas y sus aliados de la liga Ática, estos mantenían una reserva para gastos comunes, a estos tesoros comunes se les podían pedir prestamos de todo tipo, para pequeños particulares o entidades estatales, estos se conceden por la asamblea ciudadana, en algunos templos como en el de Delos también funcionaba esta práctica. Todas las monedas tendrán un patrón común, el dracma.

En Grecia tenemos variedad de patrones monetales, el sistema monetal está basado en la plata sobre todo extraídas de las minas de Laurión, de la isla de Sifnos e incluso de la P.I., las colonias griegas de Italia y Sicilia tendrán que importar la plata ya que allí es muy escasa, esto pasara también con los romanos. Predomina la moneda de plata de alta ley, se cuida mucho su peso estando en concordancia el valor oficial con el valor real de las piezas. La dracma es el nombre más utilizado en los patrones monetales, aunque tendrá diferentes patrones de peso, las monedas con valores altos serán poco utilizados, igualmente ocurre con algunos valores fraccionarios, de estos últimos el óbolo y el dióbolo serán muy utilizados. Las monedas atenienses lo normal es que no tengan marcas de valor, la diferencia entre ellas las tenemos en el peso y el tamaño, alguna que otra ciudad como Corinto  si utiliza tipos identificativos de valor como el medio pegaso o Siracusa que en el anverso presenta los valores altos cono un carro tirado por caballos y en los valores inferiores un caballo con jinete, etc. el patrón más frecuente en general es el ático, aunque en el siglo –VI contamos otros tres patrones aparte del ático.

El patrón de Egina: es el más antiguo, es casi contemporáneo a la aparición de las monedas en Jonia, en este sistema nos encontramos con pesos más altos que en Atenas, el dracma es para Atenas de 4,36 gramos y para Egina es de 6.24 gramos, la estátera que equivale a dos dracmas es de 12.47 gramos, el tipo característico de las monedas de Egina es la tortuga, solo tienen tipo en el anverso ya que en el reverso incorpora signos, este patrón no es solo utilizado por Egina, sino también por las ciudades cercanas del Peloponeso, es un patrón muy utilizado por la ciudades que se oponen a la política de Atenas, en la Isla de Creta también será utilizado llegando en algunos momentos a reutilizar las monedas de Egina que se identifican por el minotauro o el toro.

El segundo patrón es el de Atenas conocido también como patrón Euboico de la isla de Eubea que es donde apareció por primera vez en las ciudades de Calcis y Eretría, el peso de la dracma es de 4.36, en el reverso de estas primeras monedas podemos ver un pulpo, pero a partir del –V Atenas se hace con el monopolio, en el reverso tenemos a la lechuza y en el anverso a la diosa Atenea, este patrón tiene mucha aceptación en el mundo griego, la tipología de la moneda varía muy poco a lo largo del tiempo, este sistema es aceptado por algunas ciudades y en otras es impuesto a la fuerza como a los aliados de la liga ática, esto cambia en el –IV cuando Atenas pierde su papel dominante y vuelve a retomarse en época helenística con Alejandro Magno.

El tercer patrón es el de Corinto, la dracma tienen un peso más ligero 2.91 gramos, aunque el valor que más se acuña es la tridracma que equivale a tres dracmas como la estátera, la iconografía es un pegaso en el anverso y en el reverso la figura de Atenea que se diferencia de la ateniense por su casco más largo, al principio solo tenía tipo en el anverso y poco a poco se va desarrollando la figura de Atenea en el reverso, este patrón también será muy extendido ya que la ciudad esta muy bien situada comercialmente, también se suele utilizar este patrón en las colonias de la Magna Grecia y en algunas ciudades del Adriático

En Sicilia tenemos la ciudad de Siracusa que será una de las principales ciudades emisoras de monedas del Mediterráneo, este sistema sigue un patrón propio de plata, las monedas son llamadas de la misma manera que en el resto, pero el peso de los valores esta calculado en la unidad de peso llamada litra bronce de 46 gramos, un dracma equivale a 5 litras, las más arcaicas tienen en el anverso cuatro caballos tirando de un carro y en el reverso un motivo geométrico al que se le añade posteriormente un motivo femenino la ninfa de Aretusa, el motivo de tener un patrón de bronce en Siracusa es que la plata escasea.

También existirá en menor proporción la difusión del patrón persa.

Las mayoría de las colonias griegas se limitan a reproducir el sistema de sus metrópolis, pero a veces se las ven negras para encontrar plata, esto con el tiempo puede cambiar y se tiende a ir simplificando los patrones para facilitar los tratos comerciales ajustándose a los patrones más fuertes. Otra forma de uniformar estos patrones es mediante un tratado entre ciudades, este tratado es llamado homonoia, como en Focea con Mitilene o en la Magna Grecia en las que un solo taller realiza las acuñaciones para varias ciudades, esto también lo apreciamos en las ligas como en la Ática, estas uniones son a veces más políticas que económicas, esta forma de imponer el patrón como Atenas es un elemento eficaz de control por parte del estado de Atenas a sus aliados. La acuñación llega a ser de gran perfección con el tiempo, las monedas estarán muy bien terminadas, al trabajar sobre flanes gruesos es posible crear efectos de relieve muy marcados, hay personajes muy famosos que acuñan monedas y son llamados en diferentes ciudades por su calidad, lo sabemos por que suelen firmar sus acuñaciones como Euaineto de Sicilia. Desde un punto de vista económico no es muy importante la calidad de la acuñación, pero por otro lado se detecta una relación de orgullo ciudadano en la calidad de la moneda, las ciudades importantes quieren dar una imagen de prestigio y esta imagen se proyecta en la moneda de ahí que estén muy elaboradas. Algunas monedas se copian en otros lugares como las monedas de Ampurias que es la misma que la de Aretusa, las atenienses por su gran propagación también suelen ser copiadas en otros lugares. De esta manera la política monetaria de las ciudades griegas será muy parecida en los siglos -VI y –V.

Costa Jónica –VII-VI: a lo largo del –VII los principales centros emisores serán: Focea, con fracciones menores que la dracma. Lesbos y Cizyco estáteras de valor alto con atunes. La de Focea es una de las comunidades más activas, fundaron las colonias de Massalia y Emporion, exportan monedas de plata de valor pequeño.

Grecia continental: en esta zona se apuesta por las monedas fuertes, dracmas y múltiplos. En la zona tenemos a Egina desde el -VII y en el –VI se afianza, se abastecían de las minas de plata de Signos, emite sobre todo dracmas y didracmas, el tipo es una tortuga de mar, en el –450 son controlados por Atenas, pero a pesar de esta dominación sigue siendo una comunidad económica importante. Atenas: comienza emitiendo las monedas conocidas como Wappenmünzen, cabezas de medusa, león, toro, ánforas, mucha variedad, suelen coincidir con los emblemas de los escudos guerreros, parece ser que son escudos heráldicos familiares en las primeras ediciones.

 

 

En las últimas emisiones atenienses el estilo es diferente, en Esparta las monedas no se hacían, las pocas que hacen son con el tipo del soberano en el anverso y en el reverso una imagen de culto con el tronco liso, algunas llevan el nombre del rey en el reverso. También tenemos las monedas de Caria en la que se nos muestra a un gobernador persa de cuerpo entero Mausulo.

A lo largo del –IV las relaciones se desequilibran en Atenas que pierde la hegemonía con la llegada de los reyes macedónicos, pero con Alejandro Magno se retomará el patrón ático, los macedonios para los griegos eran unos bárbaros del norte, estos desde épocas tempranas emiten monedas fines del –VI, en la costa emiten las ciudades y en el interior las tribus, son muy parecida a las monedas griegas, en las tribales podemos ver el tipo con una yunta de bueyes como la tribu de los Edones, desde mediados del –V las tribus acaban siendo unificadas bajo una monarquía que emite ya las monedas que aluden a su persona como las de Alejandro I con su nombre en el reverso, a mediados del –IV nos encontramos con Filipo II que afianza el poder y prepara el camino para las conquistas de su hijo Alejandro Magno, una de las razones del poderío de Filipo II, fue el control de las minas de oro y plata de Crénides al norte de Macedonia a las cuales cambia el nombre por el suyo, sus monedas tendrán una amplia difusión, son dracmas de plata con el tipo de Zeus en el anverso y en el reverso un jinete con el nombre de Filipo II, son muy utilizadas en Grecia ya que el ejército las lleva, también gran parte de las monedas célticas e indígenas europeas copiaran estos modelos, Filipo utiliza dos patrones diferentes, para el oro el patrón ático y para la plata el patrón Calcídico, son monedas en las que vemos cambios que reflejan la nueva política de los monarcas, como la representación del padre de los dioses griegos en el anverso, la idea es de control universal, en el reverso vemos su nombre Filipo II que en las monedas griegas sabemos que no se ponían los nombres, también se hace alusiones a las victorias militares y a los juegos, esta política de propaganda monárquica será continuada por Alejandro Magno, este se plantea la conquista de todo el Imperio Persa, durante sus conquistas va fundando ciudades, las famosas Alejandrias, en las que crea nuevas cecas o en otras mantiene las existentes, las monedas continúan la línea de su padre, establece una equivalencia de una de oro por diez de plata, a medida que el reino se expande bajo su único mando adopta un solo patrón monetario que será el ático, las monedas aunque estén en cecas diferentes y alejadas serán muy homogéneas, son revolucionarias en varios sentidos, superan el concepto de la moneda ciudadana que es sustituido por la moneda nacional que además esta personalmente garantizada por el gobernante, por esta razón las monedas llevan su nombre, esta línea será seguida por las futuros gobernantes de gran parte del Mediterráneo y Oriente, sus monedas se pueden utilizar en todo el Imperio, en general los tipos principales siguen manteniendo la idea de universalidad de Filipo II, con Zeus, Atenea, Heracles, etc. pero ahora vemos la imagen de Alejandro asimilado a la divinidad como Heracles con casco de cabeza de león, esto será una gran novedad que procede de la concepción de la divinización de la monarquía oriental, los sucesores de Alejandro Magno utilizaran su retrato ya divinizado para afianzar y legitimar su poder, los territorios conquistados por Alejandro son de una extensión enorme, conformando un estado muy poderoso pero poco organizado administrativamente, a su muerte sin heredero, serán sus generales los que se repartan los territorios, tres serán los nuevos reinos, aparte de pequeñas ciudades satélites, el reino de Macedonia, el reino de Egipto y el reino seléucida, pero esta división no trae una ruptura grande en la política monetaria y el sistema implantado por Alejandro continua, el nombre de Alejandro se sigue utilizando como muestra de poder, la cecas quedan repartidas en los diverso territorios de forma desigual, lo mismo pasará con los recursos mineros, de esta manera la capacidad para emitir monedas será diferente en cada uno de los reinos. Se emite monedas de oro y plata, regularmente también de bronce,  que en el mundo griego apenas se da, los pesos de estas monedas de bronce no son claros ni uniformes ya que al tener poco valor no será importante, se mantiene el patrón ático, la moneda circula con fluidez por los diferentes territorios, esto lo comprobamos en los tesorillos encontrados que suelen contener piezas variadas. El oro cada vez se utilizará menos y en el –II será muy escaso, solo se utiliza en momentos difíciles o en casos muy especiales, la tetradracma de plata será la moneda en curso más utilizada, la plata mantiene su ley alta 900 milésimas o más, solo en momentos muy difíciles será alterada con cobre, los tipos incluyen dioses protectores de las distintas dinastías como Poseidón, Amón, Heracles, etc. también existen muchas alusiones a la victoria y se continua con el retrato de Alejandro divinizado, más tarde los monarcas emitirán sus propios retratos en las monedas. En estas monedas helenísticas solemos encontrar signos o marcas que parecen identificar a la ceca emisora, las monedas egipcias son las que más marcas o símbolos tienen.

El más inestable de todos los reinos será Macedonia ya que es un reino muy modificado, sus territorios pasaran de unas manos a otras, incluso nos encontramos con tres dinatías paralelas en el poder, tras estos momentos de confusión el reino pasa a manos de Antígono general de Alejandro Magno y su hijo Demetrio, este se termina proclamando rey (basileus), y lo encontramos retratado en las monedas con una fuerte emisión, sobresalen unos cuernos de su cabeza que es signo de divinidad, es un retrato realista pero suavizado, su peinado asemeja al de los dioses como Apolo con diadema que refleja a los héroes, en el reverso nos encontramos con tipos variados algunos con escenas militares que recuerdan la batalla de Salamina representada con la imagen de Poseidón o la victoria sentada en la proa del barco, los sucesores cambiaran el dios protector, algunas veces típico de Macedonia se utiliza el tipo con escudo y a un macho cabrío que representa al dios Pan, vemos dioses protectores particulares de monarcas particulares, los últimos reyes de Macedonia se encuentran en una situación muy débil como Perseo que ya entablara luchas con Roma y en sus monedas apreciamos una propaganda política para aumentar su poder, será retratado como héroe y en el reverso el tipo de águila de Zeus, de hecho las piezas del –II tienen menos peso y la ley es de menor calidad que en cualquier otra época de la historia macedónica.

El reino de Egipto es más estable, ocupa Egipto, la zona del levante palestino, Chipre y algunos enclaves de Asia Menor, esta estabilidad favorece el desarrollo del reino, Egipto no había tenido moneda en época faraónica, algunas fueron fabricadas en el –V por encargo Persa, la primera ceca oficial la crea Alejandro Magno en Alejandría que será el lugar de mayor producción monetal, también tenemos cecas en Tiro y Sidón, Egipto tiene una gran necesidad de monedas de plata para pagar a los mercenarios griegos y sin embargo no posee fuentes propias de abastecimiento de plata, por lo que la tienen que importar mediante el comercio o por botines de guerra, vende su excedente de trigo para conseguir esta plata, los tipos representan a Alejandro Magno con casco de elefante, el culto a Alejandro es muy fuerte en Egipto ya que fue nombrado faraón y para los egipcios es signo de divinidad. Con el primer rey Ptolomeo I, la cosa cambia, este monarca se afianza bien en el poder y reforma el sistema monetario con una política de autarquía, vende todo lo que puede y compra lo mínimo del exterior, sus piezas tiene la misma denominación y los mismos múltiplos que el resto del antiguo imperio, pero las monedas pesan menos que las demás, pero el cambio con las otras monedas se utiliza de igual a igual, en su territorio solo se utilizan las monedas egipcias, por lo tanto cualquiera que quiera comprar en Egipto tiene que cambiar sus monedas, con esto el estado gana con el cambio ya que las monedas exteriores tienen más plata que las suyas, pero el lado negativo de esto es que sus monedas no son bien vistas fuera de Egipto, esta política será continuada por los descendientes de Ptolomeo, en las monedas la imagen de Alejandro es sustituida por la del rey, podemos observar una mezcla sobre todo en el reverso de la cultura egipcia y griega, ya que aunque estos reyes son extranjeros e implantan algunas costumbres griegas, también se amoldan a la cultura egipcia, esto será también un motivo de prosperidad para el reino que se mantiene sin cambios, acuñan monedas de oro que procede de Nubia, también tienen abundancia de monedas de bronce que en este caso el peso esta bastante controlado, tienen ocho valore de bronce que utilizan un sistema de pesos locales siendo muy estables, los valores bajos de plata son sustituidos por las monedas de bronce, las reinas tendrán un papel importante en la sociedad que se ve reflejado en los tipos de la monedas que a veces representan solo la imagen de la reina o de ambos soberanos, tienen el título de basilisa, los retratos son realistas y en el reverso suelen tener el título del rey y su nombre junto a un águila, en general la política de los Ptolomeos es muy parecida, algunas veces cuando el suministro de plata es escaso y la moneda se devalúa se le añade más cobre, estos problemas se acentúan a principios del –II debido a factores socioeconómicos o sociales,  llegando incluso a desaparecer la moneda de plata, no se contrata a soldados por que hay que pagarles en plata y se alista a los ciudadanos que no están acostumbrados a estos alistamientos creando esta medida más conflictos sociales. El oro se reserva para casos excepcionales y la plata tiende a desaparecer, las últimas monedas de plata serán acuñadas por Marco Aurelio y Cleopatra.

En la zona seléucida gobierna Seleuco, es el reino más extenso de los tres y ocupa lo que el antiguo imperio Persa adoptando parte de sus costumbres, los metales como el oro proceden del norte de Asia Siberia que penetran por Afganistán, pero esta zona se pierde pronto y con ella la llegada de oro, a pesar de esta perdida, será un reino estable en la acuñación, en un principio comenzaran con el retrato de Alejandro Magno con el nombre del gobernante en el reverso, para más tarde ser sustituidos por las imágenes de los monarcas seléucidas, son monedas con muchas alusiones militares y con referencias a Apolo, en una pieza curiosa del rey Antíoco  se representa el caballo de Alejandro Magno, pero en general serán alusiones a la dinastía reinante, algunos tipos pueden ser de dioses personales y en otros encontramos a los elefantes de guerra que también lo veremos en el ámbito púnico, dependiendo de la zona los metales y los tipos varían ya que es un territorio muy extenso, el ritmo de emisión será diferente para cada zona y se ajusta a las necesidades militares o sociales, desde Seleuco II disminuye la producción y a lo largo del –II tenemos muchos altibajos que nos demuestran una decadencia.

Por otro lado los reinos pequeños de la zona como Pérgamo realizan acuñaciones más que por necesidad por prestigio, los tipos de las monedas son muy claros y bien terminados, Filitero alto funcionario de Pérgamo se queda con el tesoro de la ciudad y se proclama reino independiente, primero con el apoyo de Lisímaco y después bajo la protección de los seléucidas, Pérgamo adopta el papel de metrópolis muy prospera culturalmente, promueve las artes, bibliotecas, etc. para las potencias importantes de la época es interesante mantener un foco de cultura, el último protector de Pérgamo será Roma que más tarde lo incorpora a su Imperio.

Las ciudades griegas cada vez que pueden emiten monedas como Delfos, Argos, Atenas, Corinto, etc. en Delfos se utiliza el patrón de Egina, Atenas cambia el estilo de las monedas, aunque mantienen los tipos, la moneda es más barroca. Este panorama se mantiene hasta la conquista de Roma –II en el que vemos un cambio,  en las amonedaciones helenísticas vemos tipos con cajas o cestos donde se guardan los artilugios de culto, llamada cista, estas monedas son conocida como cistóforos, tienen un patrón diferente, equivalen a tres cuartos de la tetradracma antigua, aunque su valor es de tetradracma, son monedas pensadas para cambiarse por los denarios romanos equivalen a tres denarios. Roma mantiene  la acuñación de plata en el mundo helenístico, aunque la moneda romana es la que más circula.

Práctica para las monedas griegas:

En la época arcaica, los flanes son irregulares –VII-VI, son de electra, ojos almendrados, sonrisas arcaicas, peinados con tirabuzones geométricos, flanes muy gruesos,  anverso tipos animales, reverso signos geométricos, se utilizan estáteras y sus divisores. Los del –VI están más avanzado iconografía arcaizante, en las de fines del –VI son incusas . entre el –VI y el –V son más clásicas, más circulares. Son solo de plata, el oro es esporádico, dracma es la unidad, patrones diferentes. En el –IV son más perfectas, detalles, joyas, más inscripciones.

Bibliografía:


- ALFARO, C.: “Numismática”, Boletín de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología 30-31, Homenaje al Dr. Emeterio Cuadrado Díaz (1991), pp. 271-278 (Dpto.).


- ALFARO, C.: La moneda, algo más que dinero. Leganés-Madrid, 1996. (Dpto.)


- ALFARO, C. - MARCOS, C. - OTERO, P.: Dinero exótico. Una nueva colección del Museo Arqueológico Nacional. Madrid, 2001 (Dpto.).


- ARÉVALO, A.: “El origen de la moneda, estado de la cuestión”, Gaceta Numismática 133 (1999), pp. 5-13.


- BELTRÁN, A.: Introducción a la Numismática universal. Madrid, 1987. (Dpto.)


- BELTRÁN MARTÍNEZ, A.: “Reflexiones sobre técnicas y métodos de estudio y exhibición de la moneda”, Numisma 232 (1993), pp. 223-237 (Dpto).


- BREGLIA, L.: Numismatica antica: storia e metodologia. Milán, 1964.


- CASEY, J.: Understanding ancient coins. Londres, 1986. (Dpto.)


- COOPER, D. R.: The art and craft of coinmaking. A history of minting technology. Londres, 1998.


- ELAYI, J. - ELAYI, A.G.: La monnaie à travers les âges. París, 1989.


- FINETTI, A.: Numismatica e tecnologia. Produzione e valutazione della moneta nelle società del passato. Roma, 1987.


- HERRERO ALBIÑANA, C.: Introducción a la Numismática antigua. Grecia y Roma. Madrid, 1994. (Dpto.)


- HOWGEGO, C.: Ancient History from coins. Londres, 1995.


- PARISE, N.: La nascita della moneta. Segni premonetari e forme arcaiche dello scambio. Roma, 2000. (Dpto.)


- PÉREZ, C.: Monnaie du pouvoir, pouvoir de la monnaie. París, 1986. (Dpto.)


- REBUFFAT, F.: La monnaie dans l’Antiquité. París, 1996. (Dpto.)


- SERVET, J. M.: Nomismata. État et origines de la monnaie. Lyon, 1984.


- VILLARONGA, L.: Estadística aplicada a la Numismática. Barcelona, 1985 (Dpto.).


- VV.AA.: Coin find and coin use in the Roman World, Oxford Symposies on Coinage and Monetary History (Oxford, 1993). Berlín, 1996 (Dpto.).


- VV.AA.: I luoghi della moneta: le sedi delle zecche dall'Antichità all'Età Moderna. Atti del Convegno Internazionale (Milán, 1999). Milán, 2001. (Dpto.)





MONEDA EN EL MUNDO GRIEGO


- CARRADICE, J.: Greek coins. Londres, 1995.


- CARRADICE, J. - PRICE, M.: Coinage in the Greek world. Londres, 1988.


- CRAWFORD, M.: La moneta in Grecia e a Roma. Roma, 1982.


- DAVIS, N. - KRAAY, C. M.: The Hellenistic kingdoms. Portrait coins and history. Londres, 1980. (Dpto.)


- KRAAY, C.M.: Greek coins and history. Londres, 1969.


- KRAAY, C.M. - HIRMER, M.: Greek coins. Londres, 1966. (Dpto.)


- MARTIN, T. R.: Sovereignity and coinage in Classical Greece. Princeton (N.J.), 1985. (Dpto.)


- MEADOWS, A. - SHIPTON, K. (eds.): Money and its uses in the ancient Greek world. 2001. (Dpto.)



 
 

Maquetas históricas recortables gratis
Visita mi blog donde puedes descargar maquetas históricas recortables http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Saludos J. Ossorio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex