El Islam Bajo los Imperios Extranjeros


 
El Islam bajo los imperios extranjeros:

Las crisis del imperio Abbasí:

A mediados del IX con el asesinado del califa Al-Mutawakil se inicia una época de anarquía, la capital que él había trasladado a Samarra estaba controlada por mercenarios turcos y en algunos territorios surgen dinatías independientes, estas coinciden con la creación del emirato de Hispania, hubo un momento de restauración con Al-Mutamid a fines del IX, cuando regresa a Bagdad, pero el imperio esta prácticamente en bancarrota a consecuencia de las secesiones, de las fragmentaciones del territorio y del pago a mercenarios, esto hacía el imperio insostenible. Esto hace que a partir del 908 el deterioro del poder califal sea casi irreversible, a esto tenemos que añadir las intrigas palaciegas por el poder de los visires, finalmente en el 936 el gobierno militar se impone el título de emir de los emires y acaban definitivamente con el poder de los califas abbasidas.

Del régimen de los grandes amires buyíes a la irrupción de los turcos selyúcidas:

En el 946 Ahmad Bin entra en Bagdad al frente de su ejército, esto acaba con el enfrentamiento de los visires por el poder, el poder efectivo del imperio queda en manos de los buyíes, estos proceden del norte del actual Irán y de la costa sur del Caspio, eran chiíes que permitieron que el califato sobreviviera pero con un papel simbólico. Esta dinastía no acaba con el problema de las secesiones y disidencias religiosas y de hecho nunca controlaran todo el imperio.

Tenemos que destacar en esta época el movimiento chií de los Fatimíes que se produce en el territorio más occidental y serán dirigidos por Al-Mahdi, que se proclamaba descendiente de Fátima (hija del profeta), este triunfa en ifriqiya tomando el título califal en el 909, a él se enfrentó Abderramán III de Córdoba que tomará el título de califa en el 929 como reacción a la expansión de los Fatimíes (es la primera vez que tenemos varios califas). En su expansión los Fatimíes ocupan a principios del X todo el Magreb, de allí se extienden a Egipto y crean una nueva capital en el Cairo, también crean la mezquita de Al-Azhar y difunden la doctrina chií por todo el territorio Abbasí, se declaran protectores de la Meca y de Medina, pese a ser chiíes toleran a los sunnies e incluso tuvieron como colaboradores a judíos y cristianos. Mientras los Fatimíes desarrollan su califato, en Bagdad se suceden los califas abbasidas bajo emires buyíes, la situación se prolonga del 946 al 1055 en que los turcos controlen el califato.

Los turcos eran pueblos nómadas que vivían en estepas de Asia central hasta China, estos turcos en el IX estaban siendo reclutados como mercenarios por el imperio abbasí, aunque la mayoria seguía viviendo fuera del imperio con vida nómada dedicada al pastoreo y con estructura tribal.

A mediados del X los turcos se van a ir islamizando y se ven presionados por los mongoles, algunos se van desplazando hacía el imperio abbasí y en el 1000 ocuparán la zona controlada por los samaníes entre el Mar Caspio y el Mar de Aral, por otro lado surgirá otra dinastía turca islámica los Carajaníes, fundada por un tal Solyuq de ahí el nombre de selyúcidas, esta dinastía se había convertido al Islam a finales del X y pasan en el 1025 a Jurasán se apoderan de la región y ocupan toda la zona de Mesopotamia e Irán.

El control selyúcida del califato: el sultanato selyúcida:

Estos turcos dirigidos por dos hermanos Tugrul Beg y Chagri Beg, se apoderaron de los principales territorios de Jurasán convirtiéndose en señores de amplios dominios, siguen conquistando territorios hasta que Tugrul en el 1055 se plantó a las puertas de Bagdad sin que los buyíes le pudieran poner resistencia, Tugrul fue acogido por el califa que fue obligado por Tugrul a que le nombrara sultán, con lo que adquiere poder efectivo en el califato. Posteriormente continúan entrando oleadas de turcos hacía Asia Menor derrotando a Bizancio en la batalla de Menziquert 1071 que supone el comienzo del dominio turco en Anatolia y el fin del control bizantino en Capadocia y Armenia. A partir de aquí el movimiento de los turcos seguirá hacía Siria, conquistan Damasco en el 1079 y continúan por Anatolia, pero pronto comienza a atomizarse el poder, el enfrentamiento interno entre los selyúcidas y la aparición de la cruzada explican esto, que también es provocado por el sistema de organización selyúcida que concedería territorios a diferentes familias, estas familias crean territorios independientes a veces enfrentados entre sí, también aparecen asesinos que intervendrán en la guerra a favor de alguna familia

La política expansiva de los selyúcidas y su progresivo desgaste:

En Siria y Mesopotamia aparecen gobiernos locales en manos de loa denominados atabeg (tutor) uno de ellos Zengí podrá consolidar su poder en la zona de Mosul y Alepo, a partir de aquí se expande a otras ciudades.

La definitiva fragmentación política del mundo islámico: el sultanato de Rum y los ayyubíes de Egipto:

Los turcos que se instalaron en Anatolia son separados del resto del Islam debido a la conquista de los cruzados de zonas costeras de Asia Menor, en el XII ese territorio separado del resto va a mantener un poder estable, en el 1176 derrotan a Miguel I de Bizancio y consolidan el sultanato de Rum en el que aparece un imperio de componente turco con influencias políticas bizantinas y también iranias.

Parte de Siria como Alepo cayeron en manos de mongoles (pueblos nómadas del centro de Asia que a mediados del XIII invaden Bizancio), estos perduran también en Egipto hasta la llegada de los mamelucos que vencen a los mogoles en el 1260, entre los mamelucos destaca Baybars que unificó Egipto y Siria consolidando un nuevo régimen.

A partir del XII esta zona se empieza a conocer como Turquía, la aparición de esta y su consolidación en el poder supone un cambio en la lengua, se impone el turco sobre el árabe y se produce una islamización de la población cristiana, el sultanato dura hasta el 1277 en el que una nueva dinastía, los turcos otomanos ocuparan el territorio. En Egipto los Fatimíes van a tener una grave crisis a mediados del XI, lo que les supone la pérdida de buena parte de sus territorios, Ifriqiya la pierden y prácticamente solo mantienen Egipto, es una época de revueltas, malas cosechas, anarquía, etc. todo agravado por el ataque de los cruzados, esto permite que intervengan en Egipto dirigentes sirios y acaben con la dinastía. Mientras Zengí con su hijo Nur al-Din habían extendido su poder desde Mosul y Alepo al resto del país, conquistan Damasco en 1154 y actuaban con total independencia de Bagdad, van a resistir a los cruzados, finalmente Saladino es enviado por Nur al-Din a Egipto y lo conquista en el 1171, por lo tanto Saladino consigue el control de un territorio que va desde Siria, Alta Mesopotamia y Egipto y recibe el título de Sultán, él es el creador de la dinastía de los ayyubíes, se enfrentó  a los cruzados y destruyó el reino de Jerusalén, a su muerte en 1193 buena parte de lo que había conseguido se destruye debido a la fragmentación de Siria en diferente principados, aunque reconocían la supremacía del sultán de Egipto.


Bibliografía: Universidad de Sevilla, asignatura Historia de la Edad Media, basada en los manuales de:
Alvarez Palenzuela, Historia Universal de la Edad Media, Ariel
Cabrera Muñoz, Historia de Bizancio, Ariel
Garcia Cortazar y Sesma Historia de la Edad Media, Ariel
Mitre, Historia de la Edad Media en Occidente, Cátedra
Entre otros...

Maquetas históricas recortables gratis
Visita mi blog donde puedes descargar maquetas históricas recortables http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Saludos J. Ossorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex