Introducción a la Historia Contemporánea



Introducción a la Historia Contemporánea
 
Concepto de la historia.- Es la narración de los hechos del pasado que traemos al presente, han de ser hechos relevantes que se analizan desde el presente. No es una realidad sino una recreación.

Lo contemporáneo.- La discusión de dónde arranca lo contemporáneo igual que en otras disciplinas. Nunca hay un momento. Discusión si la Ilustración y el despotismo ilustrado es o no contemporáneo. Fijamos el momento en la Revolución Francesa.

En el siglo XVIII, nos encontramos aun con un estado aristocrático que había evolucionado hacia el despotismo ilustrado como un intento de modernizar el Antiguo Régimen, aunque este intento acaba rompiendo en la revolución. Este siglo se caracteriza por el intento de perfeccionar el absolutismo pero sus formas políticas se van a ver superadas fundamentalmente por el dinamismo de la economía; sus rígidas formas van a ser cuestionadas por los métodos económicos. La expansión económica origina prosperidad, crecimiento demográfico, movilidad social y sobre todo origina y acentúa las tensiones. Por esa razón, el Estado Absoluto que no encuentra soluciones para todos los problemas que se la plantea entra en crisis, aunque no desaparece radicalmente sino que sus modos van a mantenerse durante bastante tiempo. En el siglo XVIII, el elemento o principio fundamental va a ser la idea del individuo, un individuo que busca su felicidad fundamentalmente material. Individuo social y dotado de razón que busca como meta el bienestar y tiene fe en la ley natural. El modelo político que va a emerger es el liberalismo. El sistema político liberal frente a la soberanía del derecho divino del absolutismo; aparecerá como contrapunto la soberanía nacional o popular.

         Como elementos del sistema político liberal debemos destacar el imperio de la Ley; a ella estará sometido no solo el individuo sino también el Estado. Su norma básica será la Constitución, donde aparecerán los derechos, las garantías y la organización del propio Estado. Otro elemento importante de la Constitución es la declaración de derechos: libertad de expresión, igualdad ante la Ley y el derecho a la propiedad. Otro elemento importante es la división de poderes, la fórmula más funcional es la separación del legislativo, ejecutivo y judicial. En alguna ocasión aparece una cuarta división que es la territorial en aquellos estados en que hay fuertes tendencias centralistas y lo que se pretende por la mayoría es un estado descentralizado y federal. Otro derecho es el reconocimiento del sufragio que permite la participación del ciudadano en el quehacer político; participación que puede ser representativo, nombrando representantes, o bien plebiscitario cuando se consulta al pueblo, lo que se hizo algunas veces en tiempos de Napoleón.

         Las garantías constitucionales  son los mecanismos que garantizan el cumplimiento de los principios que señala la Constitución.   Estos elementos dan lugar a distintos modelos liberales, el más común en el siglo XIX es el liberalismo oligárquico que se caracteriza por una serie de variantes en que los derechos solo se van a reconocer a determinados núcleos de población, lo más clamoroso es que los derechos políticos están restringidos a un grupo mediante el sufragio censitario.

 

         En cuanto a la estructura del poder, sin bien hay división de poderes, el Rey sigue manteniendo muchas atribuciones, aunque paulatinamente va a ir perdiéndolas. Se trata, en general,  de Cartas Otorgadas que van evolucionando a verdaderas constituciones, aunque siempre dominadas por unas minorías. Es  la situación más extendida en el S. XIX aunque vamos a encontrarnos también con otros sistemas como son el liberalismo democrático y el liberalismo autoritario.

         Durante la Revolución Francesa hubo intentos de liberalismos democráticos pero no fue posible; lo habitual fue que el  liberalismo oligárquico evolucionó hacia el liberalismo democrático, con la progresiva ampliación de derechos y de los sujetos que lo disfrutaban.

         En casi todos los liberalismos autoritarios, el ejecutivo predomina sobre todos los demás poderes a los que subordina. Son formas antiparlamentarias y el caso más típico es el de Napoleón. Sería como una readaptación de todo de todo para el pueblo, por el pueblo, pero sin el pueblo.

 

         LAS REVOLUCIONES LIBERALES.  Estudiamos tres, la inglesa, la de los Estados Unidos y la Francesa.

         En la revolución liberal británica se combinan elementos de la tradición y de la modernidad. La ruptura del S.XVII es por restaurar los antiguos derechos, el parlamentario. El Parlamento es la base, el eje de la vida política y del poder político y es en este siglo donde se consolida la monarquía parlamentaria.

         En el caso norteamericano, el sistema comienza a modernizarse con la declaración de independencia en 1.776, en este proceso se va a ir estableciendo constituciones escritas, con división de poderes, sistemas representativos pero USA tiene un concepto muy oligárquico de la política, la Constitución se basa en el protagonismo de una minoría.

 

         En el caso francés lo más relevante es que va a tener una proyección mundial y otro rasgo característico es que al principio se hicieron demasiadas concesiones populares.

 

         La Revolución Liberal británica.-   Gran Bretaña entre 1688 y 1870.

         El sistema británico en el S. XVII, se caracteriza por no tener una constitución escrita, sino que se trata de un conjunto de normas consuetudinarias y un conjunto de leyes aprobadas por el Parlamento. La tradición arranca, en algunos casos del siglo XII.

         Al configurarse los estados como monarquías absolutas, también va a serlo en Inglaterra pero sus intentos de constituirlas van a producir dos revoluciones a lo largo del S. XVII; una , la de 1649 que concluye con la ejecución del Rey Carlos I. La pretensión del absolutismo no muere con éste sino que reaparece en la segunda mitad del siglo y produce la llamada Gloriosa Revolución en 1688, que termina con la rama de los Estuardos y pasa la monarquía a los Hannover, que se ven obligados a aceptar las teorías liberales. Esta revolución incruenta supone la limitación del poder real y el triunfo del Parlamento. Hay un poder compartido que se denomina el Rey en el Parlamento. En 1.628 se autoriza la petición de derechos, en 1.679 se establece el habeas hábeas y en 1.689, tras la revolución, aparece la declaración de derechos que exige la sumisión del rey a las Leyes y el consentimiento parlamentario para poder suspender las leyes, cobrar impuestos y para mantener el ejercito, aparte de otros derechos ciudadanos como la libertad de expresión parlamentaria. Es una monarquía controlada por el parlamento que tiene que reconocer la supremacía de la Ley.

 

         La segunda etapa va desde 1.689 a 1.832. Es la etapa donde se consolida  el régimen Parlamentario. El Parlamento va a tener un mayor protagonismo porque va a controlar también a los ministros del Rey cuando aparece esta figura que van a formar el Gobierno o Gabinete. Responden ante el Parlamento y en el caso de que pierdan la confianza de éste han de ser cambiados por el Rey. En realidad se pasa de que los ministros sean nombrados por el Rey a su arbitrio a que en realidad sean nombrados por el Parlamento ya que el Gobierno va a depender de que la facción tenga o no mayoría parlamentaria para sostenerse. Todo esto es un proceso que va a terminar en el S.XVIII con el Rey Jorge III. Este había entendido que el Rey había cedido una parte importante de sus prerrogativas, de su propio poder y decide recuperar ese poder. Desde 1760 a 1770 ignora al Parlamento, pero no se apercibe de las grandes transformaciones que se estan produciendo con la revolución industrial, la aparición de la burguesía industrial y el proletariado, y ese autoritarismo del Rey va a dar lugar a la rebelión de las colonias y a la de Irlanda. La inestabilidad por todas estas causas hace que determinados sectores británicos denuncien la acción del Rey, se producen cambios políticos muy importantes que ya hemos señalado y es la necesidad de la confianza del Parlamento para poder formar Gobierno. En este periodo el Parlamento recupera plenamente sus funciones de hacer las leyes.

         El Parlamento británico no es completamente liberal ?, en la Cámara de los Lores se sientan, por derecho propio, miembros de la nobleza y del alto clero. La Cámara de los Comunes es una cámara lectiva pero para ejercer el derecho de voto el británico ha de tener ciertas propiedades, la autocracia controla las elecciones en muchas circunscripciones, otras veces se es elegido por los municipios, pero estos tampoco son representativos, otras veces se compraba la representación. Por otra parte, la representación no era tampoco proporcional a la población y las grandes ciudades que se estaban formando alrededor de los núcleos industriales tenían menos representación de muchos pueblos pequeños.

         A principios del Siglo XIX, el Parlamento se identificaba con los planteamientos de los terratenientes ( Torys) y esto provoca el desencanto en las capas populares en tiempos de crisis. Se aplicó la represión como remedio a la crisis, suspendiendo el habeas hábeas, limitando la libertad de prensa, etc.

         La recuperación económica a partir de los años 1820, limita la agitación social y los políticos del momento que sieguen siento torys, se aplican en políticas reformistas.

         En 1830, Guillermo IV impulsa la vía reformista hacia posiciones  democráticas. Entraríamos así en una tercera etapa en donde frente al peligro de una nueva revolución los británicos optan por la reforman y lo más significativo es la ley electoral de 1832, que eleva el número de electores de 500.000 a 750.000, y se redistribuye la representación de los distritos electorales haciéndolos más representativos. La clase política seguirá siendo aristocrática pero se ven compelidos a atender las peticiones del votante burgués.

         Entre este tiempo y 1.850 nos encontramos son el desarrollo del cartismo y del sindicalismo y a partir de aquí con una democratización de las instituciones. Disraeli hace una nueva reforma electoral en la que se extiende  el reconocimiento de los derechos políticos a un número mayor de ciudadanos, por encima de los dos millones, sobre todo a los del área urbana. No afectará a la composición de la Cámara que va a seguir en manos de una clase media. El pueblo entra en la participación política pero hasta el siglo XX no hay una participación de masas. En esta situación se llega hasta 1.870.

 

         La Revolución Norteamericana.-  Vamos a estudiarla entre 1.776 y 1860.

         El proceso político tiene tres etapas: la construcción del Estado Federal, desde 1.776 a 1.801; el predominio republicano, desde 1.801 a 1.829 y por último la democracia Jaksoniana, de 1.829 a 1860.

 

         Construcción del Estado Federal. 1.776. Es el momento de la independencia. A este pueblo no puede dificultar el proceso liberal el peso de la historia, porque no la tienen. También hemos de señalar que la consideración, aun en ese tiempo, de Norteamérica como la tierra de la libertad es falso porque en ese territorio vamos a encontrar esclavos, siervos, penados y desterrados de la metrópoli como pena, y por último vamos a encontrarnos con los indios autóctonos. Es una sociedad que también tiene problemas pero es menos desigual y menos autoritaria que Europa. La política británica, centralizadora y autoritaria va a ser la causante del afán independentista fundamentalmente con Jorge III. Los británicos son los dueños de una gran parte de Norteamérica tras la guerra de las 7 años e intentan controlar unilateralmente la economía para pagar esa guerra. Todas estas circunstancias van a 6raer como consecuencia la separación. El autoritarismo británico choca ahora con los colonos americanos en tres sentidos: La dependencia total con la metrópoli, a lo que se negaban los americanos; Las colonias se fueron formando y creciendo con un autogobierno de los municipios, y con ello querían acabar los británicos; También van a chocar los británicos con la tradición de libertad personal y otros elementos sociales e ideológicos; libertad del colono en el tema religioso y cultural, y las medidas que el gobierno británico adopta contra estas tendencias van a desembocar en la guerra de independencia.

 

         Las consecuencias de la Guerra de Independencia fueron: A) La organización de las 13 colonias como 13 Estados con principios liberales. Algunas de  estas colonias se regulan dándose constituciones que a veces recogen los principios de las Cartas Coloniales, pero suprimiendo las referencias al Rey. Es un proceso improvisado, sin elaboración; las constituciones difieran de un Estado a otro, pero tienen principios comunes como son la separación de poderes, la soberanía popular, la elección de cargos y toda una serie de derechos pero siempre referidos a un grupo minoritario. El caso más acabado es la Constitución de Virginia de 1.776. En casi todos hay una doble Cámara que elige al ejecutivo y al poder judicial.

         Como consecuencia hay una necesidad de colaboración entre los Estados entre sí y frente a sus enemigos que es el imperio británico. Esto llevó a los representantes de las diferentes Colonias a Congresos Continentales. Estos Congresos tomaron como primera decisión la creación de un ejecutivo continental dirigido por G. Washington, el 2 de julio de 1.776 el Congreso declaraba la independencia fijándola para el 4 de julio y queda proclamada la soberanía popular que justificaba la independencia frente a los británicos.

         En 1.777 se crea la Confederación de Estados pero no va a entrar en vigor hasta tanto no sea ratificado por los 2/3 de los Estados y eso no tendrá lugar hasta 1.781. Su finalidad será resolver los conflictos entre estados, la dirección de las relaciones internacionales y el ejercito, pero sus decisiones no tienen capacidad coercitiva para ejecutar los acuerdos. La falta de autoridad, sobre todo, para la dirección de la guerra y la coordinación del comercio lleva a proclamar una nueva constitución en 1.787, que entra en vigor dos años después para dar más poder a la Confederación, pero hay que armonizar por un  lado la autonomía de cada estado con un aumento del poder de la Unión, para ello se crean dos sistemas paralelos, uno para cada estado y otro para todos los estados: cada uno va a tener Asambleas, tribunales y Gobernadores propios, pero a su vez hay un poder federal: Congreso Federal, Tribunal Supremo y un Presidente.

 

         El Estado Federal. El Presidente: elegido por sufragio indirecto ( compromisarios elegidos por el legislativo o por sufragio en número igual a la suma de senadores y representantes). En un principio solo lo elegía el legislativo y luego ya se vota por sufragio directo de los compromisarios.

          Tiene la función de dirigir la política interior y exterior, es el Jefe del ejercito y tiene veto para suspender leyes aunque no puede disolver el Congreso; nombra también los funcionarios federales con la supervisión del Senado.

         Con respecto al legislativo queda en manos del Congreso, articulado en dos cámaras que tiene como interés que va a existir una Cámara de Representantes y está elegida por los individuos en función de la población. El mandato es por dos años. Un senado al que todos los estados, al margen de su población,  elige dos senadores por un periodo de seis años. A la dualidad de las Cámaras de le llama Transacción de Conectica. A su conjunto se le llama Congreso y tiene  una función de supervisión del ejecutivo.

         El poder judicial está representado por el Tribunal Supremo, su interés político reside en que también es el interprete de la Constitución.

 

         La Constitución de 1.787 es una consecuencia del pragmatismo salido del acuerdo entre la oligarquía, defensores del sufragio censitario y los grupos progresistas, democráticos, partidarios del sufragio universal masculino. Esta tendencia llevaría al sufragio universal directo desde el sistema censitario. Se trata de un compromiso entre los dos incipientes partidos políticos que se están constituyendo: el partido federalista y el partido republicano. Los primeros partidarios de dar un mayor poder a la federación en detrimento de los Estados, y el partido republicano partidario de un sistema que diera más autonomía a los Estados frente al estado Federal.

         Hasta el final del siglo, los gobiernos fueron mayoritariamente federalistas, pero el dirigente más destacado del federalismo fue HAMILTON, que fue secretario del tesoro, responsable de la política financiera. Es partidario del aumento del poder federal, de un gobierno fuerte que garantizara tranquilidad y orden, para que la economía de los estados floreciera. Entendía este poder federal fuerte como una garantía para evitar las intromisiones de las grandes potencias europeas. Veía la necesidad de crear un mercado flexible que beneficiara a la agricultura y que se pusiera aranceles a la importación de productos extranjeros . Está poniendo las bases del Capitalismo americano, intentando conjugar la libertad de producción  con la protección de su propio mercado.

         Así se llega a la Guerra de Secesión. Los dos Presidentes son Washington y Adams.

 

         Frente a este grupo de federalistas nos encontramos con la mentalidad contraria que son los republicanos, que están representados por Tomas Jefferson, partidario de una estructura confederal, con estados fuertes que defienda los intereses de los medianos y pequeños agricultores.

         En  1791, hay una ampliación de la Constitución  ( enmienda ) con una declaración de los derechos fundamentales del hombre. El Congreso accedió a aprobar varias enmiendas donde se ampliaban los derechos  como la libertad de culto, de expresión, a llevar armas etc.

         El pragmatismo americano posibilita cambiar o perfeccionar el sistema manteniendo, sin embargo, las mismas bases. Después de esto no se revisará la constitución hasta 1868.

 

         En la fase de predominio republicano nos vamos a encontrar varios presidentes:

Jefferson ( 1801- 1809)

Madison ( 1809-1817 )

Monroe ( 1817- 1825 )

Quincy Adams ( 1825- 1829 )  Con este último se disuelve el primitivo federalismo.

         Hay que resaltar que Jefferson que llega a la presidencia con ideas antifederalistas, cuando accede al poder se comporta como un federalista, refuerza el presidencialismo y fortalece el Estado Federal.

Fuente: Universidad de Sevilla, asignatura Historia Contemporánea Universal

Maquetas históricas recortables gratis
Visita mi blog donde puedes descargar maquetas históricas recortables http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Saludos J. Ossorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex