Geografía del Mundo I




GEOGRAFÍA DEL MUNDO
CRITERIOS FUNDAMENTALES PARA LA REGIONALIZACIÓN A ESCALA PLANETARIA: criterios deterministas y posibilistas. El nivel de desarrollo como criterio de división.

Criterios deterministas y posibilistas
principales criterios para la delimitación regional mundial:
Criterios deterministas (configuración planetaria, zonas climáticas, regiones naturales, caracteres medio ambientales, topográficos, etc.)  y criterios posibilistas niveles de desarrollo, sistemas políticos económicos, características culturales, herencia histórica, etc.). A la búsqueda de unidad de la diversidad.
Criterios de delimitación: múltiples, variados y de importancia desigual.
El planeta en que vivimos es susceptible de ser dividido (regionalizado) de diferentes formas en función del o de los criterios que se adopten. Por un lado, cabe identificar criterios procedentes del determinismo geográfico (1): configuración geográfica, zonas climáticas, caracteres naturales, disposición del relieve/ topografía...algunos de estos criterios vienen impuestos por la evolución geológica y geográfica del planeta tierra ( mutándose a escalas geológicas, es decir, en un espacio temporal que supera la visión generacional del hombre). Otros como las zonas climáticas, obedecen a determinismos de no tan amplio recorrido en sus transformaciones.
Por otro lado, en un segundo bloque, han de distinguirse los criterios posibilistas, es decir los que deben su existencia a la intervención del hombre. Sus transformaciones son más rápidas, menos duraderas, esto es, experimentan más fácilmente cambios, siendo por ello más versátiles.
Antes de pasar a desarrollar los distintos tipos de criterios ( deterministas o posibilistas) ha de hacerse una reflexión general acerca de la importancia de los criterios (o conjunto de causas) que se usan para establecer las delimitaciones regionales a escala planetaria.
El objetivo básico que se persigue es la delimitación de regiones (conjunto de países) a escala planetaria. Regiones que se caractericen por presentar una serie de caracteres homogéneos que ayuden a establecer normas o pautas de comportamiento y organización territorial. Pero no todos los criterios tienen igual importancia, es decir, estos han de ponderarse.
La búsqueda de caracteres homogéneos entre países ( con continuidad en sus fronteras) nos hace rastrear diversos criterios. Criterios que señalen homogeneidad entre los países objeto de regionalización así como heterogeneidad (diferencias) con el resto del mundo. ha de hacerse una distinción entre criterios (causas) relevantes e irrelevantes ( o  mejor menos relevantes). Entre causas / criterios que ayuden a establecer secuencias y o reglas y los que no, aunque tengan su incidencia.
En el proceso de delimitación regional en la geografía regional mundial GRM, buscamos criterios / causas de delimitación regional (establecimiento de regiones) para, aparte de que suponga un abaratamiento del proceso y se consiga el objeto de abarcar todo el planeta, analizar los comportamientos territoriales de cada región con el fin de buscar soluciones a los problemas de estas.
Como tendremos ocasión de desarrollar a lo largo del curso un criterio, el nivel de desarrollo, aparece hoy día como causa fundamental de diferenciación entre sociedades y sus territorios, es decir, como causa relevante o principal. No obstante este criterio denominado nivel de desarrollo es un criterio difícil de definir ( concepto desarrollo) y difícil de medir (cantidad y calidad de desarrollo). A ello dedicaremos el tema 6 en su totalidad.
Pasemos a analizar brevemente los distintos tipos de criterios posibles a utilizar en las delimitaciones regionales del mundo.
Criterios deterministas:
Determinismo geográfico o ambiental: doctrina filosófica según la cual el hombre está condicionado esencialmente por el medio físico, que determina sus aptitudes y comportamientos. De notable influencia en la geografía a finales del siglo pasado y comienzos del actual, dio origen a diversas escuelas entre las que destaca la alemana que tienen como principal, figura a Ratzel.
1 Según la configuración geográfica del planeta, es decir, según la contigüidad de las masas terrestres / continentales, cabe diferenciarse claramente cinco continentes, de diferentes formas y tamaños que históricamente han funcionado de manera peculiar, (viejo mundo, nuevo mundo) (Europa, Asia, África, América y Oceanía).
2 Las zonas climáticas has sido ampliamente percibidas desde los primeros estudios de las regiones naturales (Herbertson 1905). Desde el Ecuador se distinguen, la zona ecuatorial, las tropicales, las templadas, frías, polares... que se disponen de manera paralela según latitud. Se rompen sólo por factores externos (relieve, circulación general de la atmósfera, proximidad o lejanía al mar, etc.)
3 la historia geológica (movimientos tectónicos, epirogénicos...) y geomorfología (modelados de la superficie terrestre) han dado lugar a unas masas continentales disímiles en su configuración: de penillanuras de gran extensión a vigorosas cadenas montañosas, de materiales blandos y recientes (lodos, margas uy arcillas) a materiales duros y cristalinos (rocas metamórficas y pizarrosas), de lugares de depósito (sedimentarios) a superficies de erosión... además de relieves litorales, cuencas arreicas y exorreicas, etc. es decir una gama variada de situaciones cambiantes y cambiadas según las incidencias geológicas, geomorfológicas, climáticas, hidrográficas, edáficas, biogeográficas... cambian asimismo por la actuación antrópica.
4 las regiones naturales, es decir, las que toman uno o varios hechos físicos como elemento de integración regional, han tenido y tienen su importancia dentro de las llamadas geografías generales (Vid. Strahler o cualquier manual de geografía general) donde aparecen mapas con divisiones regionales atendiendo a criterios fisiográficos, climáticos, biogeográficos, etc.
los condicionamientos deterministas o características del medio físico inciden de manera diferente y en desigual grado en función de su papel:
a)     como fuentes de recursos y b) como obstáculo al desplazamiento y o asesoramiento.
Aparte de los criterios anteriores, cabe diferenciar una amplia gama de criterios de división regional mundial, producto de la presencia y acción del hombre, los llamados criterios posibilistas.
Criterios posibilistas:
Los criterios posibilistas presentan una mayor versatilidad tanto en el espacio como en el tiempo que conduce a una mayor movilidad de los límites por ellos dibujados. Entre todos ellos destaca especialmente el nivel de desarrollo que es parte aglutina al resto, resto que por otro lado es rico y amplio: renta per capita, calorías por persona y día, tasas de analfabetismo, esperanza de vida al nacer, tasas de mortalidad, consumo de energía, numero de camas hospitalarias por mil habitantes, etc.
El nivel de desarrollo de una sociedad y del espacio en donde se sitúa es un factor de importancia singular a la hora de delimitar regiones a escala planetaria así como para explicar su funcionamiento y organización.
Méndez y Molinero 1991, en gran esfuerzo sintético, especifican que el nivel de desarrollo, en primera instancia, determina que una sociedad / territorio pueda adquirir mayor o menor tecnología para superar los inconvenientes que el medio imponga, en segundo lugar condiciona el tipo de actividades productivas a desarrollar, finalmente establece la posición de cada país / sociedad en la división internacional del trabajo, esto es, determina el nivel de intercambios (posicionamiento o ranking) en el conjunto de países / sociedades del mundo.
Antes bien ha de dejarse entrever que el concepto de desarrollo es un concepto complejo, las más de las veces entendido desde una mentalidad altamente productivista y capitalista. Difiere notablemente del concepto crecimiento con el que no ha de confundirse.
El crecimiento en términos económicos debe entenderse como el incremento o aumento de la variable PNB (producto nacional bruto). El desarrollo asimismo en términos económicos debe entenderse como el crecimiento a largo plazo autosostenido, no sincopado, sin recurrentes crisis.
El nivel de desarrollo económico lleva a una división fundamental entre sociedades y sus territorios. Las sociedades desarrolladas y las no desarrolladas. Estas últimas reciben diferente nomenclatura, confundidas las más de las veces, en función de los enfoques metodológicos e ideológicos con que se analicen. Así desde el enfoque tradicional o liberal, suelen denominarse a las sociedades con escaso nivel desarrollo sociedades o países en vías de desarrollo, menos desarrollados, no industrializados, no desarrolladas...
Más rica es la terminología utilizada desde el enfoque dialéctico estructuralista: sociedades subdesarrolladas, sociedades pobres, del sur, periféricas, dependientes, del tercer mundo...
Hoy día este salto existente entre sociedades desarrolladas y no desarrolladas económicamente, señala en el mapamundi unas líneas divisorias de desigualdad, cuando no de confrontación. Líneas que separan un norte, cada vez más extenso y poblado. Líneas en definitiva que explican en definitiva de una manera fehaciente el principal problema que hoy en día tiene la humanidad: la frontera entre sociedades ricas y pobres. Problemas con múltiples lecturas y diversos flecos: políticos, sociales, medio ambientales, demográficos... y como no, económicos. Problemas que en cada espacio y en cada tiempo están adquiriendo dimensiones diferentes con soluciones hasta la fecha poco imaginativas y lo peor escasamente operativas y eficaces.
Otro criterio posibilista es el sistema político económico imperante, en el pasado de gran transcendencia (tensión este oeste) traduce el binomio dialéctico este oeste la confrontación de los dos sistemas político económicos de mayor extensión del siglo XX: el capitalista (economía de mercado y liberalismo económico) y el socialista (economía de estado y planificación centralizada). Sistemas que tras la II guerra mundial estuvieron abierta y descarnadamente enfrentados, hasta finales de la década de los ochenta, donde incluso se ha llegado a hablar del fin de la historia (por el triunfo del primero sobre el segundo, o mejor, por el desplome sorprendentemente rápido del segundo de ellos en gran parte del planeta)
El sistema político económico (la organización de personas clases y entidades, públicas o privadas) que rija un país / región establece una serie de normas o reglas, con impronta espacial y determina la capacidad de intervenir en el territorio. Por ejemplo, fija los mecanismos de asignación del suelo, establece el marco legal en donde desarrollar las estrategias de cada agente (público o privado), condiciona una determinada relación de fuerzas, etc. cada sistema tiene por así decirlo su propia lógica espacial (Méndez y Molinero 1991)
Otro criterio posibilista de gran importancia es la herencia histórico cultural, aunque a veces escasamente utilizado o percibido, quizás por que este factor o criterio sea el que más rápidamente tienda a disolverse tras la implantación de los criterios anteriores. No obstante, la cultura (con mayúsculas) es decir las herencias recibidas consuetudinariamente ( una comunidad de tradiciones, modos de vida, lengua, etc.) y el pasado (la historia y sus realizaciones: formaciones institucionales, relaciones de dependencia o colonialismo, costumbres, monumentos..,.) quedan reflejadas en las sociedades y sus territorios, llegando a diferenciarlos nítidamente. Etnias y razas imperantes, costumbres, manifestaciones religiosas, representaciones y tendencias del arte, las formas de entender y sostener las relaciones familiares, sociales, etc.
La cultura supone una herencia común que otorga cierta cohesión al grupo que la ostenta, al tiempo que supone una determinada forma de pensar el espacio: la geometrización de las formas urbanas o del espacio rural que preside buena parte de la colonización norteamericana, la estructura caótica de la ciudad islámica, etc. reflejan una concepción dominante que ha dejado una profunda huella sobre el paisaje actual (Méndez y Molinero 1991)

El nivel de desarrollo como criterio de división.
Queda constatado que el planeta, dada la amplia gama y variedad de criterios utilizables, es susceptible de ser dividido, delimitado y o regionalizado de múltiples formas. Más se puede complicar la división si se utilizan simultáneamente dos, tres o más criterios.
La labor que ha de realizarse según la metodología impuesta por la disciplina 8síntesis, esfuerzo nomotético (búsqueda de leyes generales), claridad y deducción (razonar de los general a lo particular conclusiones)) es la de hallar la mejor división regional del mundo, esto es, la división regional planetaria que mejor ayude a explicar las diferencias y las similitudes entre territorios y sus sociedades, además explicar el funcionamiento d y la organización territorial. En este sentido es lícito decir que la asignatura es extensa y que a mayor profundidad explicativa menor extensión territorial a cubrir y viceversa.
Se plantea una división, la que aparece en el programa de la asignatura, en donde adquiere una especial significación el diferencial de nivel de desarrollo. De tal manera que se distingue un bloque de regiones desarrolladas de otro (regiones subdesarrolladas). Entender, comprender y analizar la organización territorial de unas u otras áreas sólo se sostiene si se analiza su nivel de desarrollo, que determina las actividades dominantes, el posicionamiento en la división internacional del trabajo así como su capacidad de innovación (que es lo mismo que decir el cambio)
Ello no quiere decir que carezcan de valor los criterios deterministas anteriormente citados, sólo quedan supeditados y condicionados por este. El territorio (es decir la parte que identificamos como ambiente superorgánico o socio económico cultural) prevalece sobre los aspectos estrictamente deterministas (ambiente inerte geográfico y biológico) a pesar de su importancia para la vida y el desarrollo del hombre.
El nivel de desarrollo además traduce y refleja otra serie de circunstancias o criterios posibilistas: herencia cultural, histórica, sistemas políticos económicos, recursos naturales y humanos, etc.
De esta forma consensuamos que la unidad en el análisis de la escala planetaria nos la da la visión del nivel de desarrollo que otorga homogeneidad a dos niveles: regiones desarrolladas y regiones subdesarrolladas. Dentro de esta unidad contemplaremos la diversidad de situaciones ( geográficas, sociales, políticas, culturales y en la organización territorial) que el planeta presenta.

Es decir buscamos la unidad y la justificación regional desde o bajo criterios socio económicos (nivel de desarrollo) sin olvidarnos eso sí de las particularidades geográficas.


Fuente:
Universidad de Sevilla, Asignatura Geografía

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex