Los Pueblos Bárbaros en Península Ibérica


La Península Ibérica formaba parte del Imperio Romano en el momento del bajo imperio o etapa tardoromana, desde el gobierno de Diocleciano a finales del III hasta su desaparición en el 476.
El imperio romano en estas épocas es un estado centralizado nuevo con respecto a otras etapas anteriores, esta diferencia viene dada por la nueva coyuntura que fue modelada por el talento político de Diocleciano, con esta reforma, Hispania, que antes era un conjunto de provincias se convierte en una diócesis en la que por vez primera la P.I. tendrá dimensiones propias y fijas, la diócesis coincide al 98% con la Península, desde los Pirineos hasta Gibraltar y decimos el 98% por que Constantino y Diocleciano incluyeron en esta diócesis un trozo de África (Mauritania y Tingitana). Al igual que todo el imperio, la península se ve inmersa y sacudida por las mismos fenómenos políticos, sociales y económicos que el resto del imperio.
El imperio romano de Occidente desaparece en el 476 y lo hace por una serie de factores que se prestan a muchas interpretaciones, estas provienen del siglo XIX, Montesquieu achaca la desaparición al triunfo del epicureísmo, corriente filosófica que se difunde por Occidente y que lleva la corrupción y el caos a toda la sociedad. A principios del XX Bibbon escribe muerte y ocaso del I.R. donde dice que la caída se debe a un sentido moral difundido por el cristianismo que es incompatible con el sistema anterior. En 1972 Pigmaniol en su Historia de Roma afirma que el imperio romano fue asesinado, no se debe a una causa interna, sino externa, la llegada de los bárbaros germanos que fue brutal y provocó un colapso del Imperio. En los 80 Roustozoff pone el acento en un agente interno, los conflictos sociales que aparecen desde el III acaban destruyendo el imperio. La de Montesquieu y la de Bibbon no se mantienen, la de Pigmaniol en parte es compartida hoy en día pero con matices, ya que no desaparece el imperio, sino que se transforma, la de Roustozoff es aceptada también en parte ya que los conflictos sociales aceleraron la transformación. No existió decadencia del Imperio Romano, es una historia que continua, esta evolución la veremos en España y en otros lugares del imperio, los historiadores rechazan la caída, decadencia o desaparición ya que lo que hubo fue una transformación.
1 en el siglo IV se darán rebeliones políticas en Hispania contra el emperador, particularismos políticos que afloran, su administración coincide con un espacio natural, esto sucederá también en Inglaterra , Francia, etc. se alzan contra Roma.
2 socialmente Hispania padece los mismos cambios que el resto del Imperio, existe un triunfo de las grandes propiedades, pequeños y medianos campesinos se arruinan, estos tienen dos salidas negativas, perder la libertad y ser colonos o convertirse en ladrones organizando bandas de salteadores causando un gran peligro.
3 los pueblos bárbaros y los campesinos armados se unen con una esperanza de cambio, esta alianza en España supone la rápida expansión de los bárbaros en el 409
Durante el IV y el V Hispania forma parte del Imperio romano de Occidente, pero no forma parte del centro de gravedad del Imperio ya que se encuentra en un extremo donde no suceden cosas importantes, por lo que en el IV Hispania es un lugar pacífico integrado dentro del Imperio.
Este siglo se inicia con las reformas políticas de Diocleciano y Constantino, es el mundo tardo romano, se crea una diócesis en Hispania que coincide con los límites geográficos de la península, la diócesis está dividida en 6 provincias, Tarraconensis (Tarrago), Gallaecia (Bracara), Lusitania (Emerita), Baetica (Hispalis), Carthaginensis (Carthago Nova), Mauritania tingitana (Tingis) la que se le suma las baleares (Palma). Mauritania tingitana se anexiona por que esta parte de África estaba mejor comunicada a través de Hispania. La diócesis estaba bajo mando de un vicario, este no tenía residencia fija por lo que no hay una capital fija de la diócesis de Hispania. El vicario era designado por el emperador y tiene bajo su facultad a los gobernadores de las provincias, estos gobernadores tienen su sede en la metrópoli que es la capital de la provincia. La diócesis a su vez está incluida en una unidad administrativa superior que era la prefectura de la Galia, bajo su mando estan Britania, Galia e Hispania. En este marco administrativo vive en paz la sociedad hispano romana del IV, pero hubo tres momentos de tensión debido a la política del imperio:
La primera coincidió con el nombramiento de Maximiano como Augusto y responsable del imperio de occidente, fue nombrado por Diocleciano emperador del imperio de Oriente. Un soldado Galo, Carausio, se independiza en Britania, esto crea un desequilibrio en la Galia y aparecen elementos de ruptura con Roma, pero esta sublevación es sofocada y se restablece la tetrarquía.
La segunda aparece en el 340, Hispania se ve afectada otra vez por los acontecimientos políticos del Imperio, los hijos de Constantino se enfrentan en una guerra civil en la que triunfa Constante pero inmediatamente es contestado en Occidente por otro soldado Germano, Magnencio, este se subleva en la Galia y Constante se refugia en la Tarraconensis donde encuentra la muerte, por lo tanto en la década de los 40-50 en Tarraconensis tenemos enfrentamientos militares por la aparición de Magnencio, más tarde es derrotado por Constancio II hermano de Constante, con esto se vuelve a recuperar la tranquilidad. La familia de Constantino desaparece en el 362 y aparece la familia del emperador Valentiniano I, este es elegido por el ejército y gobernó del 364 al 375, recupera otra vez la unidad imperial y entrega el gobierno de Oriente a su hermano Valente. Valentiniano I para doblegar a los bárbaros en las fronteras, se sirve del general Hispano Teodosio, (padre del futuro emperador Teodosio), esto hace que este linaje sea apreciado y que su hijo continúe como militar en Oriente al servicio de Valente, este gracias a esta fama militar se hará emperador de Roma, pero su ascenso encuentra la oposición hispana.
Tercero, un hispano, Magno Máximo, aprovechando la dificultad política y militar del momento (los hunos han entrado en escena originando la penetración de los godos en el imperio), se alza militarmente en contra del emperador de Occidente Teodosio y proclama su independencia en Hispania, consigue triunfar y en una moneda aparecida en Huesca hay una escritura reveladora (nova provincia romana) así cambia su nombre Hispania cuando se independiza, este general también lucha contra la herejía de los priscilianos, ya que los aliados de Magno eran anti priscilianos y exigen como pago de su ayuda la lucha contra los anteriores. Este gobierno independiente perduró un año, Teodosio se dirige a Hispania y derrota a Magno. Esta victoria sirve a Teodosio para consolidar su trono y proclama a Valentiniano II emperador de Occidente, más tarde en el 392 Teodosio se convierte en el único emperador del Imperio hasta el 395.
Así el siglo IV termina de buena manera para Hispania, pero en el V el escenario cambia radicalmente, se inician los primeros asaltos bárbaros a la península, será un siglo de grandes sacudidas. Este siglo se inicia con el reinado del hijo de Teodosio, Honorio, que había recibido la corona de Occidente, este mantiene el orden político gracias a la participación militar en su gobierno del general Estilicón de origen Vándalo que actuó de regente de Honorio. Honorio gobernó hasta el 423, rechazando las penetraciones bárbaras, mientras en Hispania sabemos por la Notitia Dignatatium fines del IV, principios del V, que los emplazamientos en Hispania de los acuartelamientos romanos estaban en las sedes de Lugo, León, Paetaonio, estos en época de Diocleciano y más tarde Iuliobriga, Veleia y Lapurdum , las primeras sedes respondían a necesidades del Alto Imperio, vigilaban las minas de la zona, otros corresponden al intento de vigilar los pueblos del norte y los Pirineos, necesidades más tardías. En total las fuerzas del ejércitos rondaban los 6000 efectivos, pero este ejército no interviene en combates y tendrá escaso protagonismo en el V, esta era la única defensa militar de Hispania a principios del V cuando Honorio es declarado emperador de Occidente. El nombramiento de Honorio fue contestado en la Galia por la emergencia de los poderes locales, un galo romano que es tachado de traidor en las fuentes oficiales, Constantino, se proclama emperador de la Galia con el título de Constantino III, esto pone en tela de juicio el poder político de Honorio.
En el 406 (31 de Diciembre) tiene lugar la ruptura de la frontera, los Bárbaros, Suevos, Vándalos y Alanos, cruzan el Rin helado y penetran en la Galia, hasta el 409 cometerán todo tipo de pillajes sin que exista resistencia. Honorio viendo la Galia sumida en el caos se dispone a tomar medidas para restablecer la legitimidad, su única alternativa es llamar a las legiones romanas acantonadas en Britania, pero Constantino III se adelanta y se dirige a Britania consiguiendo que las legiones romanas cumplan la orden de traslado pero con un acuerdo secreto de que en la Galia se levantaran contra Honorio, por lo que Constantino III se hace con la Galia y con Britania, además pone sus ojos en Hispania, por eso la diócesis de Hispania empieza el siglo V envuelta en un contencioso político militar. Constantino III manda a Hispania a su hijo Constante con tropas de Britania al mando del general Geroncio, atraviesan los Pirineos y entran en Hispania, pero hubo un rechazo a las tropas por parte de los hispano romanos, aunque este rechazo no fue masivo, fue más bien un rechazo de intereses familiares de la familia de Teodosio en contra de los usurpadores, estos tenían su grandes propiedades en Palencia, ellos serán los que realicen la resistencia armada, preparan los ejércitos con esclavos de sus dominios y con libertos, este ejército particular se dirige a los Pirineos, según parece este ejército será la única manifestación de preocupación no solo ante Constante, sino también ante los bárbaros. Así este ejército quiere expulsar a Constante y reforzar los Pirineos ante los bárbaros, triunfan en los Pirineos y se asientan allí para proteger Hispania. Al enterarse Constantino III de la derrota de su hijo, prepara un nuevo destacamento militar, pero los defensores familiares de Teodosio y por lo tanto de Honorio, no se asustan, se produce una colisión de los ejércitos en los Pirineos volviendo a obtener la victoria los familiares de Teodosio, entonces Constantino vuelve a enviar legiones militares de Britania, pero el general Geroncio lo traiciona y se alía con las tropas de Hispania, en este momento Constantino III decide Pactar con las tribus bárbaras y también pacta con el ejercito de Hispania para que dejen paso por los Pirineos (Roncesvalles) a las tribus bárbaras, a estos se les había prometido que si tienen éxito ocuparían el Occidente de Hispania. Esto es una reiteración en la historia de España, las guerras civiles cuando se internacionalizan permiten el acceso de poderes foráneos. Los cronistas se sorprenden de la facilidad de la invasión a fines del 409 de los Suevos, Alanos y Vándalos (asdingos y silingos), el cronista Idacio nos da testimonio de cómo transcurrió la llegada masiva de estos pueblos, fue una invasión violenta llena de terror, la compara con las cuatro plagas del fin del mundo, se llegó por hambre a la antropofagia.
Los Alanos, son un pueblo Iranio (asiático) y antes de ser derrotados por los hunos atraviesan toda Europa desde el Cáucaso hasta la península Ibérica. Los Vándalos pertenecen a la Germania Oriental, los Suevos a la Germania Occidental, estos pueblos germanos están consolidados étnicamente y tienen conciencia nacional, son dirigidos por un rey. Se sortean el lugar para su ubicación en Hispania, a los Suevos les toca Gallaecia, a los Alanos la parte Oriental de Lusitania y Occidental de Carthaginensis, los Vándalos Silingos en Baetica, los Vándalos Asdingos en Gallaecia. De este sorteo queda libre la provincia de Tarraconensis que es la reservada para Geroncio, para que su empresa tuviera continuidad nombro Cesar a Máximo, un terrateniente hispano, de esta manera suaviza su golpe militar, Máximo fija su residencia en Zaragoza. Los bárbaros del 409 al 411 constituyen una pesadilla para los hispano romanos ya que estos pueblos viven de la guerra.
Ante esto Honorio intenta recuperar Hispania, pero también tiene desafíos en Italia, los Visigodos, este pueblo germano procede del Sur de Suecia, se asientan en tierras de Polonia para descender desde allí al Danubio hasta entrar en contacto con el limes romano, en su parte Oriental donde son frenados, pero con la presión de los Hunos, penetran en el territorio del Imperio, de esta manera el emperador Valente y después Teodosio, no tienen más remedio que suscribir un foedus con los bárbaros, pero la muerte del general Estilicón y la entrada de los Suevos debilitan el poder de Honorio, esta coyuntura es aprovechada por un rey conductor para llevar a su pueblo hasta Italia y construir el primer reino visigodo, de la zona de Rumania se dirigen a Yugoslavia y de aquí al Norte de Italia, este desplazamiento es dirigido por Alarico que pertenece al linaje de los Balthos, este pidió a Honorio, sin éxito, la aprobación de su reinado, en respuesta de esta desaprobación en el 410 saquea Roma y cree que el mejor lugar para asentar su reino es el Norte de África, pero antes de llegar perece. La muerte de Alarico es positiva para Honorio, los visigodos eligieron un nuevo rey cuñado de Alarico, Ataúlfo, este cambia de opinión política y cree que es mejor dialogar con Honorio y le propone ser un pueblo federado al servicio de Roma. Honorio envía a Ataúlfo a la región de Aquitania para enfrentarse a Constantino III, así se convierte en componente militar a favor del imperio. Ataúlfo se llevará a Burdeos a la hermana del emperador que había sido capturada en el saqueo de Roma, este botín garantizaba el cumplimiento de los pactos con Honorio, Ataúlfo realiza su labor y Constantino III es derrotado, cuando parecía que la alianza visigoda y la romana era un éxito Honorio recela del protagonismo de Ataúlfo y cambia la conducta, interrumpe el acceso al trigo a los visigodos y firma un foedus con los Burgundios (otro pueblo germano), esto es una declaración enemistosa de Roma contra Ataúlfo, este cree que ha sido defraudado y reacciona violentamente contra Roma, se casa con la hermana del emperador y se proclama rey independiente, esto es contestado por Honorio con el bloqueo naval. Para no morir de hambre en el 412-415 Ataúlfo y su pueblo van a la Tarraconensis.

Esta presencia tiene dos consecuencias: la primera pone punto y final al reinado independiente de Geroncio y Máximo, la Tarraconensis pasa a manos de Roma por intervención visigoda, segunda, cuando los visigodos llegan a Hispania, la situación había cambiado, tras dos o tres años de incertidumbre, Suevos, Vándalos y Alanos parece que firman un pacto con Máximo y se asientan en sus territorios, así desde el 411-12 ya no se dedican al pillaje. Ataúlfo es asesinado y la nobleza visigoda elige a Valia como rey, en el (415) se convierte en el tercer rey de los visigodos que desarrolla su política en el Imperio de Occidente, Valia cree que la postura anti romana conduce al fracaso total, por eso propone a Honorio una política de colaboración, esta es aceptada por que a Honorio le interesa la integración visigoda en el imperio, es foedus en el 418. Del 415 al 418 realiza una labor militar positiva para Honorio ya que derrota militarmente a los Alanos, los vándalos Silingos también son derrotados y la Bética es liberada, los Vándalos que huyen se refugian en Gallaecia, por lo que en el 418 solo quedan Suevos y Vándalos Asdingos (con una minoría Silinga). Al firmarse el foedus en el 418 Valia inesperadamente se retira de Hispania, por lo tanto la presencia visigoda en Hispania fue breve 412-418, pero muy importante por que elimina a los Alanos y a la gran mayoría de los vándalos Silingos, este foedus le permite crear el primer reino germano en Occidente, reino de Tolosa que perdura hasta el 507, por lo tanto el reino visigodo tiene dos etapas políticas, reino de Tolosa en el Sur de la Galia y el segundo el reino de Toledo en Hispania. A principios del V los visigodos ya conocen la realidad política de Hispania.


Fuente:
Universidad de Sevilla, Asignatura Edad Media en España

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex