La invasión islámica y el nacimiento de Al-Andalus


La invasión islámica y el nacimiento de Al-Andalus:
En toda la historiografía del 19 y 20 es un hecho aceptado que el Reino visigodo de Toledo desaparece debido a una conquista militar. El Reino estaba en decadencia, vacío de poder, esta debilidad explicaría su rápida derrota por los árabes. Sin embargo se publicó en París un libro en 1965 por Ignacio Olagüe “los árabes nunca invadieron España”, este libro tuvo un gran impacto y se tradujo al español con el título de “la revolución Islámica en Occidente”, decía que no había existido conquista violenta del Reino, sino que desde el mismo seno de la sociedad hispanogoda con la decadencia habían reaparecido los arrianos y estos habían evolucionado hacía el islamismo, pero esta tesis no se sostiene, aunque si causo un gran impacto. A partir del 69, los trabajos realizados demuestran que es una hipótesis sin verificación, los autores clásicos como Albornoz, A. Castro, etc. y los nuevos historiadores como Pichar, etc. han rebatido cualquier vestigio de verosimilitud de la hipótesis, según los documentos y la arqueología, el Reino visigodo de Toledo desaparece por una agresión externa de los árabes. Este éxito fue posible debido a varias circunstancias:
  • Tenemos una decadencia de la monarquía visigoda debido a una mentalidad feudal y a la debilidad interna causada por la rivalidad real y aristocrática que crea un gran vacío de poder
  • descontento social, los últimos 20 años del Reino coincide con años pésimos, pocas lluvias, carestías, plagas, a esto tenemos que unir la dureza de las leyes contra los esclavos, todo este malestar social aumenta la debilidad del Reino, ya no existe una cohesión social, dentro de este malestar hay una minoría, los judíos, que ha sido perseguidos con saña, estos judíos son un instrumento preparado y eficaz para el apoyo del rey, pero no fue así y estos marchan al Norte de África donde son acogidos por los judíos de la zona
  • por otro lado, los árabes se han ido acercando a la P.I. desde principios del VI han empezado a construir su imperio, se anexionan Egipto y el Norte de África, desde aquí tienen acceso a la P.I., en este proyecto de expansión árabe, se encuentra la P.I., el profesor Miquel Barceló, en sus trabajos arqueológicos ha analizado y hallado acuñaciones de monedas realizadas por los árabes en el Norte de África antes del 711 y en ellas hay inscripciones donde aparece esta voluntad de conquista de la P.I. en ellas se anuncia un Yihad.
En efecto estos toman contacto con la P.I. y van valorando sus posibilidades, existen dos incursiones previas documentadas antes del 711, estas son pruebas concluyentes de la expansión árabe hacía Europa por la P.I. En los últimos años de Ervigio, una flota árabe desembarcó en el Levante y fue derrotada, el segundo intento fue en el 710 donde un oficial llamado Tarif (bereber) organiza una segunda flota que se dirige a las costas de Tarifa, allí saqueó la comarca y regreso a África con algunos cautivos.
África fue conquistada por los árabes, allí el poder era de los bizantinos que fueron vencidos y se refugiaron en Italia, por lo que en África queda la población autóctona Bereber, estos no eran cristianos, vivían en tribus nómadas y los árabes trataron de islamizarlos, esto fue fácil ya que tanto bereberes como árabes vivían en tribus nómadas, para consolidar esta unión, los árabes enviaron a la P.I. a los bereberes, los únicos bereberes que escaparon del Islam fueron los de Canarias.
Desde el 711 la P.I. forma parte del Imperio Islámico (Dar-al-islam). En el 711 un bereber, lugarteniente de Musa (gobernador de Cairuán África del Norte) , Tarik, es enviado por Musa a la P.I., deja que los bereberes recién islamizados intervengan en esta empresa. Tarik desembarcó en Gibraltar (su nombre se debe a Tarik), con 7000 bereberes e interviene en la guerra civil de los nobles hispanogodos. Tenemos que añadir otra circunstancia para la presencia árabe en la P.I., con motivo de la guerra civil, un bando aristocrático pide ayuda a estos bereberes, estos son los hijos de Witiza, sin embargo se ha puesto en duda que la entrada de tropas fuera por Gibraltar, Joaquín Vallué ha Pensado que Tarik, en vez de desembarcar en Gibraltar, lo hizo en Murcia y desde allí se conquisto toda la P.I., pero esto es desechado ya que no se puede confirmar. Tarik tras la victoria se ve que conoce la realidad administrativa y militar del Reino Visigodo, actúa sabiendo donde están los puntos neurálgicos del estado para que no exista una posible respuesta a sus ataques, para esto Tarik reclama a otros 5000 bereberes. Entre el 711 y 712 Tarik evita cualquier reacción de los godos. Tras el éxito en Guadalete evita pasar por Sevilla y se dirige a Écija donde sofoca una oposición, ya sin obstáculos marcha a Toledo corazón del Reino visigodo, esta marcha es muy rápida para impedir una reacción y por el afán de pillaje en Toledo, desde allí se encamina al Norte de la P.I. para que los destacamentos del Norte no se agrupen, marcha a Clunia y Amaya y a dos importantes centros militares, León y Astorga.
Tenemos dos fuentes que son las que les proporcionan a los musulmanes la información que precisan sobre el Reino Visigodo, una serán los judíos que buscan venganza por la actitud del Reino hacía ellos, la segunda parece proceder de Julián, este era un noble encargado de la presencia militar hispanogoda en Ceuta, al parecer su hija fue ultrajada por Rodrigo y su padre para vengarse le ofreció información a los musulmanes.
Tarik tiene tanto éxito en la empresa que manda noticias a Musa para que venga y termine la incorporación de la P.I., Musa desembarca en la P.I. con un contingente de 18.000 árabes, Musa era un árabe yemení del Sur, cuando desembarca se dirige a Sevilla que se resiste pero es conquistada, continua hasta Mérida donde también es triunfador y termina en Toledo donde se reúne con Tarik, otro itinerario es emprendido por Tarik y Musa en el 714, desde Toledo parte a Medinaceli, Zaragoza, Lérida y Tarragona para obtener el control de la Tarraconensis, después giran al Oeste y llegan a Lugo completando sus dominios en la P.I. más tarde el hijo de Musa (Abdelasis) termina el dominio en dos campañas.
La primera en el 713 parte desde Sevilla con dirección a Málaga y Murcia, en esta campaña un noble de Murcia, Tedomiro, capitula y los árabes firman con él un tratado de protección (Dhimnia) o pacto de capitulación, la población reconoce al nuevo orden político a cambio de seguir con sus bienes y costumbres, pagando unos impuestos especiales y cumpliendo cláusulas como la de no atentar contra los árabes, este tipo de tratado ya lo habían puesto en practica los árabes en otras zonas como Palestina o Siria. La nobleza hispanogoda siendo incapaz de ofrecer resistencia aceptan esta Dhimnia y por eso los judíos y los hispanogodos serán llamados Dhimnies. Abdelasis tras terminar esta campaña gira al Oeste y desde Sevilla se dirige a Ébora, Santaren y Coimbra, con esto termina el control político y militar del Reino visigodo.
Tras estas conquistas da comienzo una política de asentamiento y Musa continua una tradición iniciada en el siglo VI, las tierras del rey, las de los nobles opositores y de los nobles muertos o desaparecidos, son confiscadas y repartidas como botín, así los soldados reciben tierras y solo Musa se reserva una quinta parte de esas tierras (jums), además establece un sistema fiscal, por lo que se nota una clara y nueva conciencia de formación de una nueva entidad política en al P.I., esto es una ruptura con la época anterior muy rápida, la transición está marcada por la actuación de Tarik, Musa y Abdelasis, acuñan una nueva moneda, el dinar, que es la moneda árabe, esta moneda tiene inscripciones en alfabeto latino, aunque el contenido de la leyenda ya no recuerda nada al Reino visigodo, la leyenda dice: en el nombre de Dios, el único sin semejante, su mensaje es totalmente islámico, unicidad del dios, unicidad de Alá, en el 718 se acuñan nuevos dinares pero ahora las inscripciones son bilingües, por último desde el 720 se acaba la transición por que los dinares no tienen ya la letra romana, vemos que ha sido un proceso muy rápido.
El nuevo orden político necesita también una nueva denominación, Al-Andalus que es una degeneración fonética del latín Atlántico, tenemos dos zonas en el nuevo imperio islámico donde los árabes pretenden una ruptura radical con lo anterior, el Reino visigodo y África Occidental, esta zona de África tiene dos espacios, Occidental y Oriental, el Oriental fue bautizado por los árabes como Ifriqiya, donde respetan la tradición romana, para la parte Occidental no utilizan nombre romano y crean una nueva denominación, Magreb, por lo tanto el Magreb y Al-Andalus son denominaciones originales, son referencias geográficas, Magreb significa donde se pone el sol, el poniente.
Cuando todo el poder de los hispanogodos se ha doblegado, Musa es llamado por el califa Omeya de Damasco, Walid 705-715, esta llamada responde a dos factores: una es por que Musa esta llevando a cabo una política de asentamiento contraria a los intereses de Damasco, Damasco cree que Musa tenía que haberse quedado con todo el botín y no con la quinta parte, la segunda causa es que Al-Andalus es una provincia muy lejana y al parecer Musa iba a aprovechar para independizarse, algo de esto había ya que Abdelasis se queda como gobernador cuando su padre se marcha a Damasco, su hijo contrae matrimonio con la viuda de Rodrigo, existe una tentación de crear un poder particular, los árabes conspiran y matan a Abdelasis ya que estaban descontentos por su actitud. Pero la política de la P.I. está dentro de la política general del califato de Damasco, donde los califas tienen que tener cuidado con dos grupos políticos, dos tribus, los árabes qaysíes o del Norte y los yemenís del Sur. La política de Damasco es partidaria de los qaysíes que es la posición dura que no admite en el poder a los musulmanes no árabes, ya que el imperio tiene que ser árabe.
Walid igual que su padre Abd-al-Malik y su sucesor Sulayman mantuvieron el equilibrio entre los intereses de las dos tribus, por eso llama a Musa para evitar que Al-Andalus cree problemas en el seno del Imperio ya que Musa es yemení. La diferencia de los qaysíes con los yemenís es que estos últimos son más flexibles y se basan en la colaboración de los árabes con los demás musulmanes no árabes, durante esta la lucha entre yemeníes y qaysíes se lleva a cabo la conquista de la P.I.
Por lo tanto tenemos que los musulmanes penetran en el 711 y en el 714 se produce la incorporación de la P.I. al imperio musulmán, esto coincide con la etapa del califato Omeya de Damasco. Con Sulayman que impone la línea dura de los qaysíes se trunca los planes de Musa en Al-Andalus, esta línea dura se manifiesta en Al-Andalus en dos aspectos, el primero es la llamada de Musa a Damasco y establece en Al-Andalus un wali (gobernador) que será el representante directo del califa con competencias civiles, militares y judiciales, es nombrado por el propio califa, esto es irregular ya que lo normal es que sea nombrado por el gobernador de Ifriqiya o por los propios contingentes tribales asentados en Al-Andalus. Los walíes estuvieron en Al-Andalus desde el 711 hasta el 756, durante este tiempo Al-Andalus es una provincia más del imperio de Damasco, se cuentan una veintena de walíes en estos años, estos no sobrepasaban los dos años de mandato, algunos 6 meses, esto denota una inestabilidad que es producto de la competencia entre los dos grupos árabes, al principio se fijo la capital en Sevilla y con Al-Hurr se traslado a Córdoba 716 ya que esta es más defensiva y centralizada, su puente es decisivo para la defensa. Para impedir la independencia de Al-Andalus, como hemos dicho, Sulayman envió a un nuevo Wali nombrado por él, Al-Hurr y este gobernador intervienen en Al-Andalus poniendo en practica los intereses políticos del Califa, dos serán sus campos de actuación: el primero es una política de discriminación sobre todo hacía los bereberes, estos son maltratados con acusaciones falsas por haber ocultado tesoros al fisco, los bereberes recelan de los árabes por estos motivos, el segundo campo de actuación es que de nuevo se comienzan las conquistas militares hacía el interior de Europa.

El heredero de Sulayman, Umar II 717-720 continua con la misma trayectoria, pero en Al-Andalus el ambiente se encuentra ya enrarecido, los bereberes no están contentos, algunas fuentes dicen que al final de su gobierno Umar II tuvo la idea de abandonar la presencia árabe en Al-Andalus debido a los problemas entre bereberes, yemeníes y qaysíes. Yazid II 720-724 continua el califato Omeya, durante su reinado asistimos al triunfo definitivo de la concepción árabe del imperio que se percibe en las malas relaciones de los árabes qaysíes con los yemeníes, pero sobre todo con los bereberes, pero esto hace que la convivencia se haga más tirante y en el 730 un bereber, Munusa se subleva en el Norte de la P.I. contra el wali y se alió con el duque de Aquitania Eudes en la Galia, esta sublevación fue reprimida pero nos demuestra la tensión existente. El wali Al-Bafiqi I después de eliminar a Munusa emprende la marcha militar continuando la penetración de Al-San que llego hasta Narvona y Toulouse defendida por Eudes donde muere Al-San, pero deja en Narvona una presencia árabe y desde allí se conquista el Ródano y en el 729 Al-Bafiqi emprende la conquista de Occidente desde Zaragoza, llega a Pamplona y conquista las tierras vasconas, penetra por Roncevalles y quiere llegar al valle del Loira, este ejército está muy bien organizado y el duque Eudes se percata de que el solo no le puede hacer frente y pide ayuda a Carlos Martel, mayordomo de los francos, en el 732 los musulmanes fueron derrotados en Poitiers, el ejército mermado retrocede y deja para el futuro la conquista del Loira, este éxito dio mucha fama a la familia de Martel, los carolingios pipínedas, que marcará el comienzo de la nueva dinastía carolingia. Esta derrota supone una parada de la expansión árabe, en ella influyeron varios elementos, entre ellos las dificultades militares ya que se encuentran en lugares muy lejanos, las sociedades a las que se enfrentan son diferentes a los visigodos, estos son campesinos muy cohesionados, el clima frío y el medio también influyen y no son favorables para los musulmanes. De esta manera los árabes abandonan el intento de expansión por la Galia y se dedican a mantener las ciudades del sur de la Galia y la consolidación de Al-Andalus, desde entonces se suceden varios walíes, pero ninguno de ellos puede solucionar el conflicto entre las dos familias árabes y los bereberes.

Fuente:
Universidad de Sevilla, Asignatura Edad Media en España

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex