¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

La Ciudad y el Comercio en la España Musulmana



Las manufacturas y el comercio tenían un escenario típico como en el resto del islam, es por esto que las ciudades del islam brillan con luz propia, la ciudad cumple principalmente dos funciones en el mundo islámico:
El primero es que la ciudad es el espacio de sociabilidad preferido por los musulmanes, en ella se cumplen mejor los deberes religiosos
La segunda función es económica, la ciudad es el lugar que une el comercio a larga distancia, en las urbes afloran los talleres de manufactureros y las instituciones comerciales
Por estas dos razones la ciudad alcanzó un gran desarrollo y mucho prestigio, Al-Andalus no fue una excepción en el mundo musulmán, tenemos dos polos para comparar el desarrollo urbano de Al-Andalus, uno sería con las ciudades del resto del Islam, donde Bagdad cuenta con 2 millones de habitantes desde el IX, esta será la ciudad principal, tras esta tenemos el Cairo y Kufa con 500.000, Damasco 200.000, las ciudades de Al-Andalus fueron estudiadas por Leopoldo, este calculó para Córdoba 120.000 a 180.000 habitantes en el X, puede entenderse que es un desarrollo urbano modesto comparado con otras ciudades del Islam, pero comparado con el otro polo que son los reinos cristianos del Occidente europeo la cosa varía, en el norte la vida urbana casi no existe hasta el siglo XI, tenemos algunos núcleos como León o Santiago, pero no podemos hablar de vida urbana, en Roma y París podemos cifrar unas 20.000 almas, esto hace que las ciudades de Al-Andalus sean grandes núcleos urbanos de la época.
Con la llegada de los musulmanes las ciudades se reavivan, aunque el fenómeno urbano ya era conocido en época hispanogoda, cuando los musulmanes llegan no la destruyen, sino que las fomentan, entre ellas tenemos a Sevilla, Zaragoza, Mérida, Toledo, Córdoba, etc. además de revitalizar estas ciudades, los musulmanes crearon otras nuevas, en principio como establecimientos militares en las fronteras como Tudela frente al reino de Pamplona, Lérida, Medinaceli, calatrava, Madrid, etc. esto no quiere decir que en las ciudades revitalizadas por los musulmanes y de origen hispanogodo se continuara con la vida existente en el periodo anterior, el tono de vida de las ciudades cambia radicalmente, resucitando zonas que se habían perdido como Valencia que estaba despoblada.
Las ciudades nuevas suelen estar fundadas sobre un promontorio defendiendo el paso por un río, son zonas muy defensivas como Arcos de la Frontera o Ronda
El segundo lugar elegido por los musulmanes son también zonas de promontorio pero defendido por dos ríos como en Segovia, etc.
También se eligen zonas sin promontorios pero defendidas por dos ríos como Sevilla o Huelva,.
En otros lugares como Córdoba se defiende el paso de un río, son zonas estratégicas de paso como Sevilla o Zaragoza.
Por último también eligen los emplazamientos en defensa de zonas portuarias como Málaga, estas suelen tener una montaña detrás donde se instala un castillo para la mejor defensa del lugar.
Las ciudades de Al-Andalus siguen el mismo tipo que las de oriente, no suelen tener un plan urbano, se suele respetar la herencia grecolatina, plano octogonal  y calles en ángulo recto, son anchas para el paso de carruajes, pero al igual que en Oriente se produce la misma evolución, partiendo del plano anterior se llega a un plano laberíntico que termina borrando la herencia grecorromana, sobre el centro de la ciudad se desarrollan ejes concéntricos que llevan a los barrios residenciales, con dos características:  el desarrollo cada vez más alejado de los barrios del centro, es un plan muy rígido, con este ordenamiento se comienza a distorsionar el trazado clásico, terminando en una ciudad yuxtapuesta de barrios calles y grupos religiosos, viven de espaldas unos a otros, la siguiente característica es que no se desarrollo ninguna institución municipal, en el caso de Córdoba el califa era el poder central, en las demás ciudades es el gobernador, estos son los que ejercían la administración, solo hay dos cargos que palian la carencia de instituciones municipales, el almotacén o zabazoque (señor del mercado) y el qadi o juez, el zabazoque tiene muchas competencias, jefe de policía, limpieza, infraestructuras y su función principal es la de controlar el mercado o zoco, el qadi cumple con la función de hacer respetar las normas, ambos dependen del poder central, esta ausencia de ayuntamiento es la que produce la erosión en el tejido urbano de las antiguas ciudades, existe el derecho jurídico de fina que consiste en la anexión de un trozo de vía por un habitante de la ciudad añadiéndolo a su vivienda, esto fragmenta y estrecha la vía pública, incluso algunas calles pierden su salida, estas callejuelas sin salida son llamadas adarbes, en esto interviene la valoración que tienen los árabes de la calle, según ellos el transeúnte es el privilegiado y la calle esta pensada para ellos y no para los medios de transporte, la calle tiene que ser siempre una zona de paso, es para llevar a un transeúnte de un lugar a otro, las calles tenían tres categorías:
La primera son las calles que comunican las principales puertas de la ciudad con el centro de la población, estas se mantienen de la etapa romana, suelen ser cuatro, son las más espaciosas y llevan a los barrios residenciales.
Entre las primeras se desarrollan las calles secundarias que comunican los barrios residenciales entre sí, estas son estrechas y tortuosas debido al derecho de fina.
Estas calles dan lugar a las vías de tercer tipo que son las adarbes.
Siguiendo el estudio de Leonardo, la ciudad más importante era Córdoba entre 120.000 y 180.000, tras ella Sevilla con 80.000 almas, Toledo 37.000, Mallorca 25.000, Almería y Badajoz con 26.000, Ecija 18.000, Zaragoza 17.000, etc.  además de estas cifras tenemos otros datos como el de los recintos amurallados que son más amplios, Sevilla cuenta con 180 hectáreas, Toledo 106, etc. estas ciudades terminan estructuradas como las demás ciudades islámicas, estas se dividen en dos zonas:
La Medina:
El centro es llamado medina, esta parte es ocupada por la mezquita mayor donde hay que acudir todos los viernes, es un recinto religioso, pero además jurídico, docente, mercantil y lugar de encuentro, en torno a la mezquita se sitúan los principales edificios de la ciudad, la alcaicería, la alhóndiga, el zoco, las Alhama o tiendas fijas, en Granada se conserva bien la alcaicería en ella se vendían productos de lujo, la alhóndiga era el lugar para los animales y de descanso de los mercaderes, como la alhóndiga del carbón en Granada, el zoco era muy importante, es el lugar del comercio, la calle zueca de Valencia proviene de zoco, tras el ajetreo del centro los paseantes suelen acabar en los baños públicos haman. También tenemos el palacio del gobernador, es el barrio del gobierno llamado hajzen (Alcázar), allí reside el gobernador y su escolta militar, es un barrio amurallado debido a la desconfianza, la otra zona es el barrio de los judíos (el Mellah), este se encuentra junto a las murallas del Alcázar para estar más protegidos, estos dos barrios conforman el espacio principal de la Medina.
Los barrios residenciales:
Tras la Medina tenemos los barrios residenciales, suelen ser una réplica en pequeño de la Medina, cuentan con sus propias mezquitas, pequeños zocos, artesanos, todo basado en una demanda de artículos de primera necesidad, estos barrios se suelen agrupar por grupos étnicos y confesionales, tenemos el barrio de los gomares y cenetes que es el de los bereberes, otro barrio será el Albaicin que es el de los halconeros, otros barrios son confesionales como el de los mozárabes, el barrio de Triana sería uno de ellos.

El estilo de vida beduino tendrá mucha influencia en las ciudades, gustan de vivir rodeados de huertas que recuerdan su vida en los oasis, todas las ciudades tiene un cinturón de 15 o 20 Km. de huertas, algunas huertas cuentan con casa de recreo llamadas almunias, los cristianos las llamaran huerta del rey, los grandes rentistas marchaban a estas casas a descansar o a celebrar grandes fiestas, el agua es llevada a estas huertas mediante ingenios que subían el agua desde el río hasta las huertas, este sistema perduró hasta el XVII, en el caso de Sevilla se ha conservado la huerta del rey (Buhaira) estos recuerdos de los oasis también tienen función defensiva ya que impide que se sitie la ciudad e impedir que dañen las murallas. Además de estas huertas hay unos espacios libres donde la población realiza algunos actos como los cementerios llamados mucaver, estos son al aire libre, otro espacio es la musalla donde se pasa revista a los ejércitos o para las competiciones deportivas como el polo.
En las ciudades no existen instituciones municipales, pero en una concentración de 15.000 o 30.000 habitantes hay que regular la higiene, las infraestructuras, fijar los lugares de venta, etc. todo esto se realiza mediante dos encargados, el zabazoque o almotacen y el qadi o juez, la figura del almotacén no es propia de los árabes ni del islam, deriva de un cargo municipal bizantino o del griego agoranomos (agora plaza, nomos ley) encargado de la ley, el cargo de almotacén tiene competencias en la limpieza, la comunidad origina muchos desperdicios, esta basura era amontonada en las murallas, adosadas a su parte interna, esta práctica estaba prohibida, pero se realizaba, lo sabemos por que los cristianos se aprovechaban de estos montículos que facilitan el asalto a la ciudad, en ellos emplazan las catapultas que desde esta altura causan estragos en la ciudad, más tarde los cristianos en Sevilla seguirán esta costumbre de amontonar las basuras en las muralla y esta les servía para refugiarse en épocas de crecidas del río. Otra competencia del almotacén era la pavimentación de las calles, no se realizaba en todas las calles, solo en las principales arterias, se hacía con ladrillos colocados de canto verticalmente (en espiga de pez), era una forma exclusiva del islam,  de esta manera se facilitaba el tránsito por las calles, aún se conserva este tipo de pavimentado en ciudades como Sevilla, Toledo y Córdoba. Otra función del almotacen era la de vigilante, evitar los desordenes y velar por la seguridad de la noche, en todas estas funciones estaban ayudados por subordinados. Pero la competencia más importante del almotacén es la función de policía del mercado o zoco y el control de la producción, eran responsables de comprobar que los objetos manufacturados estaban bien fabricados y que no se cometía fraude, en estas funciones es ayudado por los alamines, por lo general en cada oficio existían dos alamines que se encargaban de controlar la producción y daban validez al trabajo del artesano.
En el mundo árabe no existieron los gremios, eran agrupaciones de profesionales, cuando Sevilla es conquistada por Fernando III no existían los gremios como en la Europa cristiana, estos se fijaron sobre el XV, los gremios en Europa no solo eran instituciones profesionales, sino también de poder en la ciudad, por lo tanto a los reyes de Castilla no les interesaba que se establecieron los gremios aquí, preferían el modelo árabe.
Los artesanos viven en la ciudad y destacamos algunos sectores:
Textil:
La lana es el sector más amplio e importante, es el producto más elaborado en la época, se utiliza para paliar el frío, la lana transformada se vende en paños, Chinchilla será famosa por sus paños de lana. También tenemos el lino, era muy prolifero, dos zonas tienen la fama, Zaragoza y Andalucía. El algodón era otro producto, este fue introducido por los árabes y se aclimata en la zona Sur, Granada, Málaga y en el valle del Guadalquivir. También tenemos la madeja de seda, esta es traída de Bizancio desde la época hispanogoda, pero los árabes se hacen con su cultivo, lo traen de Oriente, son famosos los de Córdoba y Baeza, en Córdoba el almacén era monopolio del estado (tiraz) fue puesto en marcha por Abderramán II, las madejas de seda estaban tan valoradas que a veces sustituían al dinero. Otro material que destaca es el esparto, se utiliza para cuerdas, zapatos, etc. esta tradición se ha conservado sobre todo en Almería, Granada, Valencia, etc.
El cuero y la piel:
Estos son importados o producidos en Al-Andalus, Córdoba será uno de los centro principales de trabajo en cuero y piel.
La cerámica y el vidrio:
La cerámica fue muy desarrollada, esta era dorada y con motivos geométricos decorativos, famosas son las de Calatayud, Málaga, Talavera, Paterna, etc. el vidrio fue traído en el IX por Abbas Ibn Firnas y tuvo mucha aceptación en un círculo limitado, como en la corte, más tarde se incorpora a la vajilla pero también en usos limitados.
Las armas y la metalurgia:
En la fabricación de armas se intenta conseguir un acero flexible y resistente, tenían la competencia de los francos que eran los mejores en la fabricación del acero, por esto los andalusíes terminan importando el acero franco, famoso en Al-Andalus fue el acero de Toledo. En la metalurgia se trabaja principalmente el oro, el cobre es muy utilizado en los objetos populares, esta tradición se ha mantenido en Granada.
El papel:
La industria del papel se trajo de China, en Al-Andalus se generalizó la producción de papel, esto fue nefasto para los historiadores ya que todos los documentos del califato fueron escritos en papel, esto ha hecho que nos haya llegado muy poco material, Játiva fue un centro famoso en la fabricación de papel
La madera:
En el mundo árabe la madera será un producto escaso, se importan en grandes cantidades como primera necesidad para los barcos, en la P.I. aún existían bastantes bosques y será el país islámico que menos madera importa, también se utiliza la madera para las techumbres de las casas, los musulmanes son especialistas en trabajar la carpintería, para los balcones de las casas también es muy utilizada.
Los barcos:
Existe al fabricación de barcos para el comercio y para la flota, se fabrican en las llamadas atarazanas o dársenas, como las de Sevilla, Málaga y Valencia.

El comercio:
Los artesanos están a las ordenes de los mercaderes que son los que solicitan las manufacturas, de ahí que la ciudad además de ser un centro manufacturero, también sea un centro comercial, por este motivo son tan brillantes las ciudades en el mundo musulmán. El comercio alcanzó un gran desarrollo y tiene tres manifestaciones:
Comercio ciudad campo:
Este comercio no existía en la Europa Occidental ni en el IX ni en el X, es un comercio de corta distancia, 50 o 70 Km. el campo produce los alimentos que se venden en las ciudades y los campesinos compran las manufacturas, en el zoco es donde se realiza este comercio.
Comercio regional:
Las distintas regiones intercambian productos principalmente por vía terrestre, se emplea para el tiro al mulo y la mula, los árabes lo introdujeron y se aclimató bien generalizándose su empleo para el transporte y el arado, el camino más transitado será el de Córdoba a Toledo y Zaragoza, este eje tenía otro secundario, desde Sevilla hacía Mérida, Lisboa y Norte de la P.I., antigua ruta de la plata, Sevilla era un buen cruce de caminos ya que unía el Guadalquivir con el tajo y el Duero, los productos también parten desde Sevilla hacía Gibraltar y Tarifa, además de las rutas terrestres, también se utiliza el curso de los ríos como el Guadalquivir, Tajo, Ebro, hablamos de un comercio muy dinámico.
Comercio exterior:
Comerciaban con tres zonas geográficas:
Europa cristiana, carolingios y Otones,:
los andalusíes compran madera, armas francas, pieles y sobre todo esclavos eslavos, el principal centro de venta de esclavos era Praga, desde aquí van a Verdún y terminan en Barcelona donde son comprados por los musulmanes, estos puntos se enriquecieron con el comercio de esclavos, fueron tan numerosos los esclavos eslavos en Al-Andalus que su origen dio lugar a la palabra esclavo, estos eran empleados para trabajar en los talleres, criados, para la administración y también en el ejército, Abderramán contaba con 14.000 esclavos en su ejército de los cuales la mayoría eran eslavos, las mujeres forman los harenes, el de Córdoba contaba con 6.000 mujeres y el califato fatimí de Egipto llegó a tener 12.000 mujeres.
Norte de África:
África demanda artesanado y algunos productos agrícolas como el aceite, a veces también cereales, otras veces era el norte de África el que exportaba el cereal a Al-Andalus, esto dependía de las cosechas de uno u otro, procedía de la zona de Rabat, el puerto de embarque era Salet, esta costumbre comienza en el IX y X  y perdura hasta la época moderna, los objetos manufacturados tenían una sola dirección desde Al-Andalus al norte de África, este comercio era muy dinámico e incide en la zona hasta tal punto que el comercio estaba organizado económicamente por los comerciantes de Al-Andalus, pero este comercio con el norte de África tenía otros alicientes como las rutas caravaneras que procedían del Sudan, estas caravanas traían esclavos negros que servían como mano de obra en Al-andalus y además traían ingentes cantidades de oro, los árabes se adueñaron de esta ruta de tal manera que durante toda la Edad Media hasta finales del XV fueron los intermediarios de la ruta, termina este monopolio con los portugueses que descubren el golfo de Guinea y fue llamado la mina de oro, esta llegada de oro marcó la prosperidad de Al-Andalus, durante el emirato independiente aún no se controlaba bien la ruta y se acuñan monedas de plata llamadas dirhem, pero con la llegada de Abderramán III que consigue el protectorado de África del norte todo este oro llega a mansalva, con esto Abderramán compra su legitimidad, este se convierte en un autentico califa confirmado por la acuñación de monedas de oro que nunca se habían atrevido a fabricar antes, entre otras cosas por la falta de oro, con esto se iguala al califa de Bagdad y al fatimí de Egipto, el estado acuñará monedas de oro y plata, este sistema bimetálico fue fundado por lo Omeyas en Damasco, tras Abderramán, Al-Hakham II lo hará igualmente, también se utilizan los feluces de cobre, acuñar oro significa que hay una buena economía de lujo que requiere el uso de monedas de oro para el pago, estos son los dinar que tenían entre 2.8 y 3.10 gramos de oro por moneda, durante el X no se interrumpió la llegada de oro y esclavos, pero con los reinos de taifas se detiene, se deja de acuñar oro y además sale mucho oro de Al-andalus como pago a los reinos cristianos por la paz, en la segunda mitad del XI con la llegada de los Almohades y almorávides se vuelve a toma la ruta del Sudan, esta será una segunda época de esplendor que tiene además su incidencia en Castilla, ya que durante la época de los taifas al no llegar oro se rebajó la cantidad de oro de las monedas a la mitad, cuando se vuelve a recuperar la economía la moneda vuelve a su peso y esto hace que en Castilla se acuñé la dobla que es la referencia del dinar de Abderramán III, la dobla se acuña en la segunda mitad del XII y será Castilla el primer país europeo que acuñe monedas de oro, esto es debido a su contacto con Al-Andalus, hay que esperar un siglo para que Venecia y Florencia acuñen también monedas de oro, la moneda que se impone al final es el ducado veneciano y sobre 1498 los RRCC acuñan el ducado de oro. La recaudación fiscal del califato de Abderramán III era de 6.000 millones de dinares al año, 15.000 kilos de oro, esta cifra es la misma que ingresaban en las arcas los RRCC 500 años después, pero repartido entre los tres estamentos 5.000 en la corona, 5.000 kilos a la iglesia y 5.000 kilos a la nobleza.
Oriente:

Con el califato de Bagdad y Persia, suele ser un comercio de objetos de lujo, libros, joyas, perfumes, tejidos suntuosos, etc. todo ello junto con esclavos muy refinados y músicos ya que en Al-Andalus existía la mentalidad de que estaban marginados debido a la lejanía, por lo tanto Córdoba trae todo lo mejor de Oriente.


Fuente:
Universidad de Sevilla, Asignatura Edad Media en España.


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex