Las azagayas, arma de caza prehistórica




Las azagayas son artefactos óseos, de asta o marfil, utilizados por los homo sapiens sapiens en el Paleolítico Superior, tienen entre 5 y 30 cm. son útiles de caza que se usan adosados a un propulsor de madera, estamos hablando del principio de la mecánica compuesta, por lo tanto de la invención del maquinismo.
El propulsor actúa como una prolongación del brazo y permite impulsar las azagayas con una potencia y velocidad mucho mayor que si se arrojan con la mano, de esta manera los humanos del Paleolítico Superior se arriesgan menos a la hora de cazar animales peligrosos, ya que no se tienen que acercarse tanto al animal, además este artilugio mejora la precisión.
Estas azagayas son las partes activas de las armas, es como un dardo y en el extremo opuesto podía ir desnudo o llevar plumas, dicho extremo se apoya en el propulsor por medio de un acoplamiento macho- hembra, las encontramos de varias formas que se diferencian entre sí por la sección y la base, la sección al cortarla puede ser circular, cuadrangular, triangular o semicircular, la base está relacionada con el sistema de enmangue y varía a lo largo de la Prehistoria, también se diferencian entre sí, si son de un solo bisel o un solo corte para hacer el enmangue llamadas monobiseladas, otras son con dos biseles, también las hay la base hendida u ahorquillada, o diapuntadas o losangicas.
Para el calibrado y la compensación se utiliza un bastón perforado. Por su forma y decoración sabemos al periodo al que corresponde, las decoraciones parecen más relacionadas con el arte en sí que con su funcionalidad, hay investigadores que proponen que las azagayas pequeñas formaban parte del propulsor y que en ellas se echaba veneno para matar a los animales, las azagayas se realizan con otros útiles fabricados con laminas de piedra sílex, como el buril, el perforador, etc.

Tenemos restos de azagayas en muchos lugares de la Península Ibérica, en la cueva del Castillo, Juyo, Rascaño, Salitre, la Pileta, Cabezo de la Fuente, y un largo etc.


J. Ossorio

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Homo Sapiens Heidelbergensis



HOMO SAPIENS HEIDELBERGENSIS

Tenemos evidencias de continuidad antropológica después del antecessor, estas las encontramos con claridad en Atapuerca, pero también en más lugares. Las fechas después del Antecessor están en 0.7 m.a. y 0.2 m.a. se consolidan los lazos de sociabilidad y solidaridad que permiten la ocupación de distintos ecosistemas, por lo tanto vamos a ver una continuidad en estos grupos humanos, ¿pero quienes son?.
Son llamados Homo Heidelbergensis, descendientes del homo Antecessor, es una línea neardentalensis que queda extinguida. El heidelbergensis, el Antecessor y el neanderthal comparten tres características comunes:
- El borde de la escama temporal que es alto y netamente arqueado.
- El canal incisivo del maxilar se sitúa en una posición anterior y es casi vertical.
- Prominencia de la nariz.

Existen muchos registros humanos de heidelbergensis en Europa, en la sima de los huesos (Atapuerca) encontramos los restos más importantes de Europa, pero en la península tenemos más restos, el clima de la época es suave, con matizaciones en épocas de glaciares e interglaciales, esta variación de clima ha generado depósitos fluviales en forma de terrazas escalonadas y terrazas marinas, es en esta época cuando asistimos a la creación del modo II o achelense, surge una nueva industria y junto a ella tenemos una generalización del uso del fuego, en la península Ibérica esta nueva industria coincide con el interglaciar Gunz – Mindel, también hubo un achelense primitivo en el glaciar Mindel y parte del interglaciar Mindel- Riss, tenemos otro achelense evolucionado, otro superior y otro final, estos últimos vivieron en la glaciación Riss y el interglaciar Riss- Würm, otros autores proponen la existencia solo de un achelense antiguo y otro pleno. En los estudios de las terrazas del Guadalquivir se identifican 16 terrazas para el pleistoceno, se habla de un achelense autóctono en el valle del Guadalquivir, parece ser que tenemos una línea que evolucionó de manera autóctona y otra que vino de África, aunque tengamos el modo II, también se sigue utilizando el modo I.
Los descubrimientos más importantes del mundo los encontramos en la Sima de los Huesos, entre ellos tenemos un parietal, luego otro, más tarde un torus frontal caído sobre ellos, un temporal acá y otro allá y un occipital justo debajo, el Cráneo 5: Miguelón. La mandíbula de este cráneo apareció, casi intacta, apenas a unos centímetros de donde había estado el cráneo, y al limpiar los temporales aparecieron martillo, un yunque y un estribo. El tercer cráneo que apareció, el Cráneo número 6, era de un niño de apenas catorce años. Pero también aparecen restos en el país Vasco y en la cuenca del Ebro encontramos una serie rica en bifaces y hendedores de cuarzita y tienen mucha importancia su enmarque faunístico, estratigráfico y cultural.
El modo II tiene como materiales fundamentales bifaces o hachas de mano perfectas que son considerados como la primera muestra de arte de la historia, entre ellos tenemos el bifaz excalibur de cuarzita roja, en el modo II también tenemos hendedores y triedros y junto a ellos encontramos lascas que a veces son retocadas y utilizadas para cortar, también tenemos yacimientos en Galicia y la cornisa Cantábrica en proceso de estudio. En la Meseta sur , en Porcuna y Pinedo tenemos materiales que documentan la existencia de un achelense antiguo y con explotaciones de graveras, gracias a los trabajos interdisciplinares en la cuenca del Duero y el Tajo al igual que en sus afluentes se han encontrado buenos yacimientos de achelense, también en el sur de la Meseta. En todos estos yacimientos es muy utilizada la cuarzita, en el valle del Manzanares para fabricar los utensilios se utiliza el sílex de gran calidad, en las terrazas del Jarama y del Manzanares tenemos muchas localizaciones con evidencias de cazaderos y otros yacimientos con estratigrafías muy claras como los yacimientos de Aridos y Arganda, también tenemos muestras en el valle del Ebro, en la Rioja alta realizados con sílex que aparece junto a otras técnicas modernas más modernas también realizadas en sílex y cuarzita, estas últimas localizaciones estaban en supuesto contacto con los habitantes de Atapuerca y con la Meseta a través de los ríos. En Cataluña tenemos las terrazas del Ter en contacto con el yacimiento del Puig d´en roca, Can del Duc Torrella ,Can del Duc villa, Petra petri, mollet I y otros lugares en la zona de la selva de Gerona, se ha comprobado que estos yacimientos al aire libre tienen conexión con las zonas del litoral y de los ríos y con los yacimientos de Rosellón. En la costa Mediterránea al sur del Ebro tenemos Can D´en Borras, en Valencia la cueva de Bulomar con registros importantes. En Portugal se ha realizado un avance en las investigaciones y se han localizado lugares con el achelense superior unido a fauna y restos humanos. En Murcia tenemos el yacimiento de Cabeza Gordo, en Castellón tenemos Tossal de la font, en el país vasco la cueva de Lezetxki.

Modos de vida: economía y sociedad
Economía:
Sabemos por los restos humanos encontrados que su dieta era omnívora, tanto el antecessor como el heidelbergensis ingerían un 80% de vegetales, raíces, bulbos, semillas y frutos. Se pasaban gran parte de su vida recolectando, complementan su dieta con el carroñeo y la caza, en Atapuerca tenemos evidencias de caza en GD (gran Dolina) 10 y en la TF (trinchera ferrocarril), los animales consumidos en su gran mayoría también eran herbívoros, aunque también tenemos algún carnívoro. Los restos de heidelbergensis encontrados en Europa nos demuestran que eran caníbales, en la P.I. no tenemos evidencias de ello aún. Consumen grandes animales que son troceados antes de transportarlos a las cuevas, los heidelbergensis ocupan toda la zona de la sierra de Atapuerca, tienen asentamientos en cuevas y al aire libre, estos últimos nos dejan poca información, en TD 10 tenemos patrones incipientes de sedentarización, hablamos de grupos muy estructurados. Por primera vez vemos patrones de sedentarización que pertenecen a sociedades complejas con una estructuración complicada, esta organización implica un alto control del territorio que esta relacionado con el nivel neuronal, en los campamentos comen la carne y los vegetales, también usas cavidades que funcionan como si fueran una trampa, son cavidades naturales para cazar animales sin mucho esfuerzo.
Producción lítica:
Utilizan materias primas como el sílex neógeno, la cuarzita, arenisca y raramente el cuarzo. Fabrican los útiles en otro lugar, para luego ser llevados al campamento, este es el motivo de que encontremos pocas materias primas en los campamentos. Carbonell nos dice que los artefactos del modo II utilizan bases naturales de primera generación de explotación, por lo tanto hay campamentos de más larga duración y lugares de desplazamiento de corta duración donde se fabrican los útiles, en ellos encontramos bases positivas que han sido configuradas, los artefactos fabricados son bifaces, hendedores y triedros. Los que fabrican los bifaces principalmente son diestros, en algunos niveles encontramos también lascas retocadas en forma de punta, raederas o denticuladas, pero también las tenemos no retocadas. Estos artefactos eran utilizados para descuartizar y descarnar a los animales, trabajar las pieles y cortar vegetales. En los yacimientos de Torralba (Soria) se han encontrado asociaciones de forma con utillaje lítico y utillaje de madera. Cazan grandes herbívoros como elefantes, rinocerontes, caballos, bóvidos y ciervos, etc. en Ambrona (Soria) esta situado el yacimiento a orillas del lago y también encontramos registros de elefantes e industria lítica asociada. En Aridos (terrazas del Jarama) es considerado uno de los yacimientos más importantes de la península, vemos tres suelos de ocupación y aprovechamiento de elefantes junto a los que han aparecido bóvidos y otros animales mamíferos de diferente talla que estan asociados con bifaces y lascas, Aridos ha ofrecido uno de los mayores registros faunístico de toda la península. En Andalucía hay interesante información en la cuenca del Guadalquivir, Sevilla y Carmona y en el Guadalete, Cádiz y Huelva. En los campamentos encontramos estructura y áreas de actuación que confirman como la banda se distribuye en un espacio doméstico, se localizan lugares de actividades de producción para el consumo y reproducción biológica, social e ideológica y se advierten evidencias de división del trabajo. En estos momentos se va a conocer el fuego producido, eso debió significar un avance tecnológico, procesan alimentos y transforman y manipulan materias primas, además les proporciona luz y calor, así el fuego es un factor de cohesión social e identidad de grupo, alrededor del fuego se repartirá el trabajo, todo esto nos habla de una organización compleja.
Organización social:
En la Sima de los huesos han rescatado a tres metros de profundidad un foso con muchos animales y vestigios humanos, tenemos restos con claridad de 32 individuos. En toda la zona no hay restos de industria lítica acompañando a los muertos, solo se encontró un bifaz (Excalibur), esto puede ser el más antiguo testimonio de un enterramiento funerario y por lo tanto simbólico. Estos cuerpos habían sido tirados a la Sima de los huesos y los animales cían al olor de los cuerpos, (otra hipótesis sería una catástrofe natural) en esta Sima el animal más repetido es el oso, esto ha permitido estudiar la evolución de estos animales.
Fisonomía y Paleopatología:
Existe un gran polimorfismo sexual en la Sima de los huesos, estudios realizados nos dicen que presentan el mismo dimorfismo sexual que los humanos actuales. Una de las características más llamativas del postcraneal de la Sima es el grosor de su corteza. Los huesos largos están compuestos de capas, una externa llamada cortical, maciza, una interna llamada trabécula y el canal medular en el centro. La trabécula es una malla de barras óseas muy finas conectadas entre sí en forma de red tridimensional. Nuestros huesos tienen una cortical muy fina, de unos milímetros de espesor en los huesos más resistentes. En los de Atapuerca, la cortical ocupa casi toda la sección del hueso. Eran vigas gruesas y resistentes, a tono con su recia musculatura. La estatura media de los varones superaba el 1,75 metros, y la de las mujeres rondaba el 1,70, similar a las poblaciones actuales, aunque algunos individuos podían llegar a 1,80 metros y superar los 90 kilos de peso. Su forma de andar era idéntica a la actual: los homínidos llevaban ya 4 millones de años perfeccionándola. En cuanto a la forma de los huesos, tienen una mezcla de caracteres antiguos y modernos. En algunos se parecen a sus descendientes los Neandertales, lo que ha permitido entender mejor a esta población. La forma de los huesos del brazo, por ejemplo, es similar, y también aparece el parentesco en determinadas características de la cadera con el neanderthal, las diferencias entre la pelvis femenina y masculina tienen las mismas diferencias que las actuales, pero las pelvis femeninas son más grandes como la pelvis encontrada llamada Elvis, gracias a ella sabemos que podían dar a luz sin grandes complicaciones, en cuanto a su fisiología y mecánica del parto es similar a la actual.

El estudio detallado de los huesos puede decirnos mucho sobre el modo de vida de nuestros antepasados. Por ejemplo, sabemos que los habitantes de la Sierra de Atapuerca no eran zurdos. Usaban mucho sus dientes anteriores como herramienta, casi como una tercera mano. El desgaste era enorme, hasta tal punto que en la treintena ya habían desgastado la corona. Probablemente utilizaban sus quijadas para sujetar cosas, así como para comer vegetales sin cocinar. Esto suponía una dura carga sobre la articulación de la mandíbula, lo que podría explicar el que casi todos los individuos de la Sima tengan señales de artrosis temporomandibular, una enfermedad asociada al fuerte desgaste de los dientes. Los dientes nos hablan también de épocas de escasez de alimentos o enfermedad: casi un tercio de los individuos de la Sima pasaron por momentos de estrés por malnutrición o enfermedad. En muchos casos esto ocurría hacia los tres o cuatro años, que corresponde con el destete. Usaban palillos para limpiarse los dientes tras las comidas, palillos que dejaron surcos entre las muelas. En cambio, no hay una sola caries en los dientes de la Sima. Pero hay cosas más graves: el Cráneo 5 es una de las más antiguas evidencias de muerte por septicemia, o infección generalizada, que comenzó en los dientes y se extendió hasta casi la órbita del ojo. Además el cráneo 5 tiene hasta trece impactos en la cabeza, recibidos a lo largo de su vida. Llama la atención el número; aunque las señales de golpes abundan, el cráneo 4 (varón) tiene tres, mientras que en otros ejemplares aparecen tres o cuatro. El Cráneo 4, por su parte, es el sordo más antiguo conocido. Los conductos auditivos de Agamenón están casi cegados por un crecimiento anómalo de hueso en su interior. Este tipo de crecimiento fuera de lo normal es común en casos de infecciones graves del oído; probablemente, una persistente otitis dejó sordo a aquel individuo. En general aquellos pobladores pleistocenos gozaban de un nivel de salud alto. No se conservan fracturas o evidencias de grandes traumatismos en brazos o piernas, y tampoco de graves enfermedades. Dejando aparte los golpes y las infecciones, que se cobraron su tributo. En la Sima de los Huesos hay 32 individuos, de los cuales 9 eran mujeres y 9 varones, de 14 es imposible conocer el sexo. Por edades hay 4 niños menores de 13 años y 11 adolescentes de entre 13 y 17 años, la edad más representada en el yacimiento. No hay niños por debajo de los tres años, y sólo 3 personas (una mujer y dos sin sexo conocido) tenían más de 30 años cuando murieron. Casi la mitad (15 individuos) estaban por debajo de los 18 años, existía una gran mortalidad infantil y la esperanza de vida era limitada.
Todo lo anteriormente citado corresponde con los estudios realizados en Atapuerca, por lo tanto es orientativo y no general.

Estas formaciones sociales asentaron sus modos de vida en sólidas relaciones y modelos de reciprocidad, debieron contar con un aprovisionamiento colectivo de productos obtenidos por la caza, esto llevaba al reparto y distribución de los alimentos entre los miembros del grupo, respetarían una jerarquía natural pero no artificial.

Fuente:
Universidad de Sevilla



Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Reglas de puntuación



No hay unas reglas exactas para el uso de la coma; pero sí unas normas generales que se detallan a continuación.
Se usa coma:
Para aislar los vocativos que van en medio de las oraciones.
Ej.: Luchad, soldados, hasta vencer.
Para separar las palabras de una enumeración.
Ej.: Las riqueza, los honores, los placeres, la gloria, pasan como el humo.
Antonio, José y Pedro.
Para separar oraciones muy breves pero con sentido completo.
Llegué, vi, vencí. Acude, corre, vuela.
Para separar del resto de la oración una aclaración o explicación.
La verdad, escribe un político, se ha de sustentar con razones.
Los vientos, que son muy fuertes en aquella zona, impedían la navegación.
Para separar de la oración expresiones como: esto es, es decir, en fin, por último, por consiguiente...
Ej.: Por último, todos nos fuimos a casa.
Para indicar que se ha omitido un verbo.
Ej.: Unos hablan de política; otros, de negocios.
Perro ladrador, poco mordedor.
Cuando se invierte el orden lógico de los complementos en la oración.
Ej.: Con esta nevada, no llegaremos nunca.
Se usa el punto y coma:
Para separar oraciones en las que ya hay coma.
Ej.: Llegaron los vientos de noviembre, glaciales y recios; arrebataron sus hojas a los árboles...
Antes de las conjunciones adversativas mas, pero, aunque, etc., si la oración es larga. Si es corta se puede usar la coma.
Ej.: Todo en amor es triste; mas triste y todo, es lo mejor que existe.
Delante de una oración que resume todo lo dicho con anterioridad.
Ej.: El incesante tránsito de coches, el ruido y el griterío de las calles; todo me hace creer que hoy es la primera corrida de toros.
Para separar oraciones yuxtapuestas.
Ej.: Tendremos que cerrar el negocio; no hay ventas
El punto es una pausa que indica que ha terminado una oración.

Clases de punto:
Punto y seguido: Se usa cuando se ha terminado una oración y se sigue escribiendo otra sobre el mismo tema.
Punto y aparte: Se usa para indicar que ha finalizado un párrafo.
Punto final: Indica que ha acabado el escrito.

Se escribe punto:
Detrás de las abreviaturas.
Ej.: Etc. Sr. D. Srta. Sra.
En las cantidades escritas con números para separar las unidades de mil y de millón.
Ej.: 1.580, 28.750, 12.435.565
No se pone punto.
En los números de teléfono 2634568
En los números de los años 1997
En lo números de páginas 1456
Cuando se cierran paréntesis o comillas el punto irá siempre después de los mismos.
Ej.: Le respondieron que "era imposible atenderlo".
Esa respuesta le sentó muy mal (llevaba muchos años en la empresa).
"Es imposible entenderlo". (Lleva muchos años en la empresa).
Después de los signos de interrogación y admiración no se pone punto.
Ej.: -¿Estás cansado? Sí. ¡Qué pronto has venido hoy!
Se escriben dos puntos:
Para iniciar una enumeración.
Ej.: Las estaciones del año son cuatro: primavera, verano, otoño e invierno.
En los encabezamientos de las cartas.
Ej.: Mi querido amigo:
En el saludo al comienzo de un discurso.
Ej.: Señoras y señores:
Para reproducir palabras textuales.
Ej.: Ya os dije el primer día: tened mucho cuidado.
Después de palabras o expresiones como: por ejemplo, declaro, certifico, ordeno, expone, suplica...
Ej.: En la zona ecuatorial hay ríos muy importantes. Por ejemplo: el Amazonas, el Congo...
Para llamar la atención o resumir lo anterior.
Ej.: Lo primero de todo vean la plaza mayor. Una vivienda ha de estar limpia, aireada y soleada, en una palabra: habitable.
Se escriben puntos suspensivos:
Cuando se omite algo o se deja la oración incompleta.
Ej.: Dime con quién andas...
Para indicar duda, inseguridad, temor o sorpresa con una forma de expresarse entrecortada.
Ej.: Bueno... en realidad... quizá... es posible...
Cuando se deja sin completar una enumeración.
Ej.: Tengo muchas clases de flores: rosas, claveles...
Cuando se quiere dar emoción.
Ej.: Y en lo más interesante... se apagó la luz.
Para dejar algo indefinido o indeterminado.
Ej.: De la subida de precios... mejor ni hablar. El marisco... ni tocarlo
En castellano, los signos de interrogación (¿ ?) y admiración (¡ !) se ponen al principio y al final de la oración que deba llevarlos.
¿De dónde vienes? ¡Qué bien estás!

Normas sobre la interrogación y la admiración:
Cuando la interrogación es indirecta no se usan signos.
Ej.: No sé de dónde vienes. Dime cómo estás.
Los signos de interrogación o admiración se abrirán donde comience la pregunta o la exclamación, no donde empiece la oración.
Ej.: Tienes mucha razón, ¿por qué no han empezado? Se hizo Pablo con la pelota y ¡qué golazo, madre mía!
Se usan las comillas (" "):
Para encerrar una cita o frase textual.
Ej.: Contestó Felipe II: "Yo no mandé mis barcos a luchar contra los elementos".
Para indicar que una palabra se está usando en sentido irónico no con su significado habitual.
Ej.: Me regaló una caja de cerillas. ¡Qué "espléndido"!
Para indicar que una palabra pertenece a otro idioma.
Ej.: Sonó la alarma y lo pillaron "in fraganti".
Para citar el título de un artículo, poema...
Ej.: Voy a leeros el poema "A un olmo seco".
Se usa la diéresis o crema sobre la vocal "ü" de las sílabas "gue", "gui" cuando queremos que la "u" se pronuncie.
Ej.: Vergüenza, cigüeña, averigüe, pingüino, lingüística.
El guion se usa (-):
Para unir palabras.
Ej.: Se trataron temas socio-políticos. Hubo un acuerdo franco-español.
Para relacionar dos fechas.
Ej.: Guerra civil (1936-1939). Rubén Darío (1876-1916).
Para cortar palabras al final de línea.
Ej.: pro-mo-ción, con-si-guien-te.
Consideraciones al cortar palabras:
Una vocal nunca quedará sola. ate-neo
"ll", "rr", "ch" nunca se separan; "cc" sí. po-llo, ca-rro, ca-cha-rro, ac-ción
Monosílabos, siglas y abreviaturas no se separan. buey, UNESCO, Excmo.
Para intercalar en una oración una aclaración o comentario.
Ej.: La isla de Tenerife -según creo- es maravillosa.
Para introducir diálogos en el texto separándolos de lo que dice el narrador.
Ej.: - ¿Cómo te llamas?
- Diego -contestó el valiente.
- ¿De dónde eres?
- De Toledo.
Se usa el paréntesis ( ):
Para aislar aclaraciones que se intercalan en la oración, lo mismo que el guion.
Ej.: Las hermanas de Pedro (Clara y Sofía) llegarán mañana.
Para separar de la oración datos como fechas, páginas, provincia, país...
Ej.: Se lee en Machado (pág. 38) esta importante poesía. El Duero pasa por Toro (Zamora).
Al añadir a una cantidad en número su equivalente en letra o viceversa.
Ej.: La factura era de 50.000 (cincuenta mil) pesetas.
Para añadir la traducción de palabras extranjeras.
César dijo: "Alea jacta est" (la suerte está echada).




Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Reglas de ortografía




Reglas de uso de las mayúsculas.

Se escribe con mayúscula:
La primera palabra de un escrito y después de punto seguido o aparte.
Ej.: El camión circulaba despacio. Los coches lo adelantaban por la izquierda.
En el horizonte se divisaban las montañas nevadas.
Después de dos puntos, cuando se citan palabras textuales.
Ej.: Dice el refrán: "Días de mucho, Vísperas de poco".
A continuación del saludo de las cartas.
Ej.: Mi querido amigo:
Recibí tu felicitación...
La primera palabra que sigue al signo de cierre de interrogación (?) o exclamación (!); a no ser que lleve coma.
Ej.: ¿Cómo? Habla más alto. ¡Qué alegría! Vente pronto.
Los nombre, apellidos, sobrenombres y apodos de personas.
Ej.: Juan, Fernando III el Santo, Pérez, Guzmán el Bueno.
Los nombres propios de animales y cosas.
Ej.: Rocinante, España, Amazonas, Everest.
Los artículos y adjetivos que forman parte del nombre propio.
Ej.: El Escorial, Buenos Aires, El Salvador.
Los títulos, cargos, jerarquías y dignidades importantes si se refieren a una persona determinada y si no van acompañados del nombre de la persona a quien se refieren.
Ej.: Sumo Pontífice, Duque, Presidente, el rey Juan Carlos I.
Los tratamientos de cortesía, especialmente si van en abreviatura, con la excepción de usted si va escrita la palabra entera.
Ej.: D., Sr., Dña., Sra., Vuestra Excelencia, Alteza Real.
Los nombres de una institución, sociedad, corporación o establecimiento.
Ej.: Museo de Bellas Artes, Diputación Provincial, Tribunal Supremo, Caja de Ahorros, Teatro Municipal, Casa de la Cultura.
Los títulos de obras, de películas, de obras de arte, de leyes, de cabeceras de periódicos, nombres de congresos y certámenes. Se escribirán con mayúscula todos los nombres y adjetivos del título; excepto si es muy largo que podrá llevarla sólo la primera palabra.
Ej.: El Quijote, Tratado de Judo, Ortografía Práctica, El Guernica, Festival de Eurovisión, Ley Electoral, El País, Los diez mandamientos, La guerra de las galaxias.
¡Atención! Los nombres de días de la semana, meses y estaciones del año se escriben con minúscula.
Ej.: lunes, martes, agosto, verano.

Se escribe "z" al final de palabra:
Cuando hace su plural en "-ces".
Ej.: Nuez (nueces), pez (peces), veloz (veloces).

Reglas de uso de la "h".
Se escribe con "h":
Las palabras que empiezan por "hum" + vocal.
Ej.: Humano, humo, húmedo, humilde, humor.
Las palabras que empiezan por "ue", "ui", "ia", "ie" y sus derivados y compuestos.
Ej.: Hueco, huir, hiato, hielo.
Excepciones
De hueso
osario
óseo
osAmenta
osificar


De huevo
ovario
óvulo
ovoide
oval
oviparo

De hueco
oquead

De huérfano
orfandad
orfanato
Las palabras que empiezan por "iper", "ipo", "idr", "igr", "emi", "osp".
Ej hipérbole, hipopótamo, hidroavión, higrómetro, hemiciclo, hospedaje.
Las palabras que empiezan con "hecto" (cien), "hepta" (siete), "hexa" (seis), "hetero" (distinto), "homo" (igual), "helio" (sol).
Ej.: Hectómetro, heptaedro, hexágono, heterogéneo, homófono, helio.
Las palabras que empiezan con "erm", "orm", "ist", "olg".
Ej.: Hermano, hormiga, historia, holgazán.
Excepciones
ermita
ermitaño
Olga
Todas las formas de los verbos cuyo infinitivo lleva "h".
Ej.: He, has, ha, habré, haciendo, hecho, haré, hablé, hablaré.
Reglas de la "b".

Se escribe "b" delante de cualquier consonante y en las palabras terminadas en /b/.
Ej.: Blanco,bloque, mueble, blusa, brazo, brillar, subrayar, pueblo, broma, bruja.
Se escriben con "b" todas las palabras que empiezan por "bu", "bur", "bus", "bibl".
Ej.: Burro, buque, burbuja, burla, buscar, busto, biblioteca, bibliotecario.
Excepciones:
vuestro
vuestra
vuestros
vuestras
Se escriben con "b" las palabras que empiezan por "bi", "bis", "biz" (que significan dos o dos veces), "abo", "abu".
Ej.: Bienio, bicolor, bisabuelo, bisiesto, biznieto, bizcocho.
Excepciones:
Vizcaya
vizconde

avutarda
Se escriben con "b" las palabras que empiezan por "bea", "bien", "bene".
Ej.: Beatriz, bien, bienestar, beneficio.
Excepciones:
vea
veas
veamos
vean
viento
vientre
Viena
venerar
Venezuela
Venecia
Se escriben con "b" las terminaciones "aba", "abas", "aba", "ábamos", "abais, "aban" del pretérito imperfecto de indicativo de los verbos.
Ej.: Amábamos, cantaba, saltabais, iba, iban íbamos.
Se escriben con "b" todas las formas de los verbos terminados en "aber", "bir", "buir" y de los verbos beber y deber.
Ej.: Haber, deberán, subíamos, atribuye.
Excepciones:
hervir
servir
vivir

Se escriben con "b" todas las palabras terminadas en "bilidad", "bundo", "bunda".
Ej.: Amabilidad, habilidad, vagabundo, moribunda.
Excepciones:
movilidad
civilidad


Reglas de la "v".

Se escriben con "v".
Los tiempos de los verbos cuyo infinitivo no tiene "b" ni "v".
Ej.: Tuve, tuviese, estuve, anduviera, voy, vas, va.
Excepciones:
Los pretéritos imperfectos de indicativo
Las palabras que empiezan por "na", "ne", "ni", "no".
Ej.: Navaja, nevar, nivel, novio.
Las palabras que empiezan por "lla", "lle", "llo", "llu", "pre", "pri", "pro", "pol".
Ej.: Llave, llevar, llover, lluvia, previo, privado, provecho, pólvora.
Excepciones:
probar
probable
probeta
Las palabras que empiezan por "vice", "villa, "di".
Ej.: Vicepresidente, viceversa, villano, villancico, divertir, divisor.
Excepciones:
dibujo
dibujar
dibujante
Las palabras que empiezan por "eva", "eve", "evi", "evo".
Ej.: Eva, evaluar, evento, evidencia, evitar, evocar, evolución.
Excepciones:
ebano
ebanista
ebanistería
Después de las consonantes "b", "d", "n".
Ej: obvio, subvención, adverbio, advertir, enviar, invasor.
Las palabras terminadas en "venir".
Ej.: Venir, intervenir, porvenir, devenir.
Los adjetivos y muchos sustantivos terminados en "ava", "ave", "avo", "eva", "eve", "evo", "iva", "ive", "ivo".
Ej.: lava, grave, esclavo, nueva, nieve, nuevo, negativa, detective, adjetivo.
Excepciones:
lavabo
criba
arriba
cabo
rabo
árabe
sílaba
Las palabras terminadas en "viro", "vira", "ívoro", "ívora"; y los verbos en "ervar", "olver" y compuestos de "mover".

Ej.: triunviro, Elvira, carnívoro, herbívoro, observar, reservar, volver, resolver, mover, remover, conmover.
Excepciones:
víbora
desherbar
exacerbar

Sonidos de la "g":
La "g" tiene sonido suave delante de las vocales "a", "o", "u".
Ej.: Gato, goma, gusano.
La "g" tiene sonido fuerte cuando va delante de las vocales "e", "i".
Ej.: General, gente, girar, colegio.

Si tiene que sonar suave delante de "e", "i", deberá llevar una "u" que no se pronuncia entre la "g" y la "e" o la "i".
Ej.: Guerra, hoguera, guisante, monaguillo.
Si, en el caso anterior, tiene que sonar la "u", se le colocará diéresis (¨).
Ej.: Cigüeña, vergüenza, pingüino, lingüista.
La "g" suena siempre suave delante de "l", "r" en las sílabas "gla", "gle", "gli", "glo", "glu", "gra", "gre", "gri", "gro", "gru".
Ej.: glándula, glicerina, globo, grabado, grillo, grosor, grupo.

Reglas de la "g"

Se escriben con "g":
Las palabras que lleven el grupo "gen".
Ej.: Genio, general, urgente, tangente, agencia, origen, margen.
Excepciones:
Jenaro
jenofonte
berenjena
jengibre
ajeno
enajenar
ajenjo
Las palabras que empiezan por "geo", "gest", "legi", "legis".
Ej.: Geometría, gesto, legión, legislar.
Las palabras que empiezan por "in" y después de "n" o "r".
Ej.: Ingerir, Ángel, vergel.
Excepciones:

injertar
injerto
canjear
canje
extranjero
monje
tarjeta
Las formas de los verbos cuyo infinitivo termina en "-ger", "-gir", "-igerar".
Ej.: Coger, acogido, corregir, corregimos, aligerar, aligeraba.
Excepciones:
crujir
tejer
Las palabras terminadas en "-gio", "-gia", "-gía", "-gión", "-gioso", "-ógico", "-ógica".
Ej.: Colegio, magia, energía, región, prodigioso, biológica.
Excepciones:
bujía
lejía
herejía
paradójico

Reglas de la "j"

Se escriben con "j":
Todas las formas de los verbos que llevan el sonido ante "e", "i" y en el infinitivo no llevan ni "g" ni "j".
Ej.: Trajera, dije, conduje, dedujo, Indujo.
Las formas de los verbos cuyo infinitivo lleva "j" y las palabras derivadas de otras que lleven "j".
Ej.: Bajaba, trabajábamos, cajita, cajón, relojero, Agujeta.
Las palabras que empiezan por "aje", "eje".
Ej.: Ajedrez, Ajete, ejemplo, ejercicio.
Excepciones:
agenciar
agencia
agente
agenda
Las formas de los verbos terminados en "-jear".
Ej.: Callejear, cojear, ojear, pintarrajear.
Las palabras terminadas en "-aje", "-eje", "-jería", "-jero", "-jera".
Ej.: Aprendizaje, esqueje, cerrajería, relojería, pasajero, mensajera.
Excepciones:
ambages
protege
ligero
flamígero

Reglas de la "ll".

Se escriben con "ll":
Las palabras terminadas en "-illo", "-illa".
Ej.: Tornillo, bordillo, rodilla, carretilla.
Las palabras que empiezan por "fa", "fo", "fu".
Ej.: Fallar, fallecer, folleto, follón, fuelle, fullero.


arrollo - de arrollar
arroyo - río pequeño
ayes - quejidos
halles - de hallar
bolla - bollo
boya - cuerpo flotante
bollero - hace bollos
boyero - lleva bueyes
callado - de callar
cayado - bastón
calló - de callar
cayó - de caer
desmallar - de malla (red)
desmayar - desfallecer
gallo - ave, pez
gayo - alegre
hollo - de hollar
hoyo - agujero
hulla - carbón
huya - de huir
mallar - hacer malla
mayar - maullar
molla - de carne
Moya - apellido
olla - vasija
holla - hoyo
ollera - de olla
oyera - de oír
pollo - ave
poyo - banco
pulla - frase ofensiva
puya - de vaquero
rallar - desmenuzar
rayar - hacer rayas
llanta - de rueda
yanta - come
llanto - lloro
yanto - como
valla - cercado
vaya - de ir

Reglas de la "x".

Se escriben con "x" las palabras que empiezan por "extra" o "ex" (preposiciones latinas), cuando significan "fuera de" o "cargo" que ya no se tiene.
Ej.: Extraño, extranjero, extraer, existir, extremo, exministro, exalcalde.
Se escribe "x" delante de las sílabas "pla", "pli", "plo", "pre", "pri", "pro".
Ej.: Explanada, explicar, explotar, expreso, exprimir, expropiar.
Excepciones:
espliego
Otras palabras con "x"
texto
textil
léxico
sintaxis
oxígeno
óxido
próximo
boxeo
nexo
sexo
taxi
tórax
auxilio
asfixia
axioma
filoxera
flexible
conexión
mortodoxo
luxación
laxante
maxilar
máximo
pretextar
saxofón
sexagenario
sexagesimal
taxativo
examen
éxito

Reglas de la "y"

Se escribe "y":
Al principio de palabra:
Cuando va seguida de vocal.
Ej.: Ya, yo, yeso, yate, yacimiento, yegua, yema.
Al final de palabra:
Si sobre la letra no recae el acento.
Ej.: Hay, hoy, rey, ley, muy, buey, convoy, voy, soy, estoy.
En los plurales de las palabras que en singular terminan en "y".
Ej.: Leyes, reyes, bueyes.
Excepciones:
jerséis
guirigáis
La conjunción copulativa "y".
Ej.: Pedro y Juan, Isabel y María.
En los tiempos de los verbos cuyo infinitivo no lleva ni "y" ni "ll".
Ej.: Poseyendo, oyese, cayó, vaya, creyó, huyó, recluyó.




Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

El Próximo Oriente Asiático Durante la Antigüedad



Sumerios, akadios, hititas, babilonios, hurritas, medos, asirios, persas..... todos estos pueblos serán el origen las primeras ciudades, ciudades que más tarde se convertirán en los grandes imperios de la época, veremos sus costumbres, gobernantes, dioses, cultura.... Bienvenidos a la cuna de la civilización. 


DESCARGAR AQUÍ

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

La Moneda Antigua, Orígenes y Acuñaciones



La Moneda Antigua, Orígenes y Acuñaciones 
Con este libro pretendo introduciros en el estudio de la moneda antigua, ofreceros una visión global sobre varios temas importantes como los orígenes de la moneda, sus formas de uso, tipos, métodos de estudio o la manera de exponer las colecciones, también tocaremos nociones básicas sobre las monedas griegas, romanas o hispanas. Toda la información recopilada para realizar este libro procede de mis apuntes tomados de la asignatura “Acuñaciones en la antigüedad” impartida en la Universidad de Sevilla, 

O

DESCARGAR AQUÍ




Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex