¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

La Reconversión Económica del Círculo Gadirita



Este mundo del Círculo gadirita, durante el siglo VIII  a. C. y  VII a. C. se desarrolla y en el siglo VI a. C. apreciamos en los yacimientos una regresión en la actividad de la zona llegando algunos emplazamientos a desaparecer, esto da pie a hablar de un crisis en el VI a. C. que tienen como consecuencia la transformación de muchos de los presupuestos estudiados hasta entonces, estas evidencias parten del estudio de los restos en los yacimientos arqueológicos, en ellos vemos un vacío en los registros que es interpretado como signo de disturbios en la época, en el norte de África se produce el mismo vacío arqueológico, en esta zona desaparece la cerámica de barniz rojo y es sustituida por la cerámica púnica en el V a. C., parece ser que existe un cese de contactos aunque no en todos los yacimientos. Los alemanes llevan años estudiando esto y la conclusión es que efectivamente tenemos un descenso notable de los yacimientos en el VI a. C. que no se recuperan hasta la segunda mitad del V a. C. estos descensos también los notamos en las tierras del interior, lo podemos apreciar en Cerro Macareno, el Carambolo, etc. y además esta crisis entre comillas, también se deja sentir en las poblaciones indígenas con una decadencia general en todo el ámbito tartésico. Las causas de esto no están muy claras, nadie lo sabe con seguridad, pero existen hipótesis al respecto, puede ser debido a problemas originados en Oriente, Tiro es asediado por los babilonios y esto pudo tener sus consecuencias en Occidente, también tenemos un descenso en la demanda de plata producida en el VII a. C. la plata llegaba con abundancia hasta la fecha, esta abundancia hizo decaer su valor, esto lo tenemos constatado con el abandono de los yacimientos de plata de Huelva, parece ser también que el establecimiento de la colonia de Massalia desvía el comercio de estaño que es protagonizado por lo griegos, pero sabemos que en estas fechas los fenicios ya explotaban el estaño directamente de las minas de Galicia, por lo tanto no tenían que buscarlo en otros lugares. El único hecho cierto es que desaparece la metalurgia tartésica, esto puede ser provocado debido a la baja intensidad de los intercambios con los fenicios, estos indígenas sobre todo los nobles que eran los que comerciaban con los fenicios echan en falta este comercio que les garantizaba las riquezas externas de poder en la comunidad, esto pudo provocar reacciones violentas de estos indígenas contra los fenicios, esto explicaría las murallas encontradas en algunos lugares fenicios como Doña Blanca, etc. que se fortifican ante una amenaza, también tenemos restos de incendios en los poblados que llevan a pensar en disturbios provocados, esto lo tenemos confirmado en los textos antiguos, Ateneo nos dice que los arietes fueron inventados por lo fenicios en el asedio a Gadir, Justino dice que los tartésico habían promovido una ataque contra Gadir, pero lo importante de todo esto es que se ha producido el final de un modelo económico, las colonias fenicias tienen que dedicarse a otra cosa para poder subsistir, esta dedicación irá encaminada a las conservas, de ahí que tengamos un cambio en el patrón de asentamientos y el abandono de otros. Es un cambio que se produce en el VI a. C. una transición entre la fase fenicia y la púnica marcada por tres fenómenos, el primero sería la desaparición de la cerámica de barniz rojo, segundo el culto a Tanit deidad cartaginesa y no a Astharte deidad fenicia, tercero el paso del rito de incineración fenicia a la inhumación de los cartagineses
Aparición de Cartago:
En estas fechas del VI a. C. Cartago comienza una política de intervencionismo en el Mediterráneo Occidental, hasta entonces habían sido diplomáticos, pero ahora serán imperialistas, algunos creen ver en ello una actitud defensiva ante el poder de los griegos que fundaron colonias cercas del espacio intervencionista de Cartago, estas colonias son Ampurias y Massalia, en la península tenemos también a los cartagineses con una presencia numerosa, tenemos restos en muchos lugares, los Alcores, Frigidiana, etc. la cultura se aprecia en Almuñecar, Gadir, Doña Blanca, etc. según Schulten toda la zona antes controlada por el círculo del Estrecho caería en manos de Cartago, estos según Schulten cerrarían el paso por el Estrecho para que los griegos no pudieran pasar, esta idea es repetida por otros autores, uno de los argumentos para defender tal postura procede de Píndaro autor griego que dice que los griegos no pueden ir más allá de las columnas de Hércules, pero esto puede ser dudoso, García Bellido comentaba que esta afirmación podía ser exagerada, ya que Píndaro no hablaba de un non plus ultra, sino que se refería a que el Atlántico es un mundo de tinieblas pero para todos, estas columnas de Hércules eran consideradas como un fin del mundo conocido, y más bien los autores de la época lo utilizarían como un adorno poético, esto es apoyado por otro autor Isócrates y otros, pero realmente sabían que se navegaba por la zona, la verdad es que ningún testimonio corrobora esta hipótesis, al contrario, tenemos datos de cerámicas áticas de Huelva , en Cerro Macareno las cerámicas griegas coexisten con las púnicas esto nos demuestra el contacto con los griegos, existe un tratado de los cartagineses con los romanos en el 509 a. C. en el cual se prohíbe a los romanos y sus aliados la navegación hasta Tartesos, pero esto es incorrecto, ya que según Polibio se refiere a las costas de Cartago por claro criterio defensivo y a la Península Ibérica no tenemos referencias, las muestras de cerámica griega llegan hasta el litoral portugués y Galicia, esto nos demuestra que las infraestructuras portuarias fenicias continúan funcionando, estos enfrentamientos entre griegos y cartagineses si existen en el centro del Mediterráneo, pero no afectan al círculo del Estrecho, ya que este círculo continua siendo independiente, además un dato anecdótico es que la mayor demanda de la zona es de vajillas griegas, esto no es un objeto de primera necesidad, sino un capricho que viene a demostrar que este comercio no sería posible si el estrecho hubiera estado cerrado. Después de la crisis vemos una recuperación detestable por la cerámica ática de barniz negro en Doña Blanca, Cádiz, Huelva, etc. Además para demostrar todo esto, tenemos el nuevo rumbo que toma el comercio gadirita tras la supuesta crisis, los salazones, tenemos textos de Hipócrates del 460 a. C. que mencionan las conservas gadeiritas, Galeno destacaba las funciones curativas del Garum, que también servía para abrir el apetito, Aristófanes en 455 a. C. también se refiere a los salazones, etc. esto nos hace pensar que estos productos eran muy conocidos, la arqueología también demuestra estas relaciones entre Gadir y Grecia, en 1978 ánforas de salazón fueron encontradas en el ágora de Corinto, se encontraron bastantes y también encontramos ánforas corintias del tipo B, su distribución es uniforme en Cerro Macareno, Doña Blanca, Carteya, etc. estas ánforas están en el área comercial más directa de Gadir, el descubrimiento de la factoría de la red del Puerto de Santa María asegura las fechas de este mercado de salazón, la cerámica ática encontrada en la P. Ibérica sería el intercambio por el salazón que se exportaba a los griegos, esto nos lleva a la conclusión de que la cerámica encontrada tiene que ser de la misma fecha, pero no es así, las fechas datadas para los diferentes lugares no coinciden, esto significa que no podemos establecer una fecha concreta para el comercio, sino que el intercambio se mantiene durante todo el V a. C.  (aunque el comercio del salazón llegará hasta la época romana siendo continuada por ellos) con altibajos por diversas causas económicas, políticas, etc. algunos quieren ver una fecha para este comercio y de esta manera ensombrecer el círculo de comercio del Estrecho para recalcar la exclusividad del comercio cartaginés y griego, pero esto ya esta superado, ya que sabemos que existieron otras corrientes comerciales que se interponen en el mismo área que demuestra que este comercio del Mediterráneo era más abierto de lo que se creía, esto refuerza lo que venimos comentando, que el círculo del Estrecho sigue siendo independiente de Cartago y comercia con los griegos directamente. esta crisis o lo que fuese, debió afectar al funcionamiento de los circuitos comerciales, esto lo encontramos en los vacíos arqueológicos, además esta crisis obliga a realizar cambios en la actividad comercial, esta reordenación es una afirmación del comercio en el Norte de África, se refuerza este comercio, sobre todo lo que se persigue es explotar los caladeros de pesca marroquí y saharianos que dan comienzo en esta época, todo esto permite formular alternativas para el comercio y se encuentra en la industria de la conserva del pescado, este comercio será más floreciente que el de los metales, la sal sería muy importante para esta época, ya que sería el único conservante conocido, esto permite que los salazones de pescado se exporten a lugares lejanos sin que la mercancía merme su calidad, . en este nuevo periodo los datos apuntan a la permanencia de Gadir sobre todos los demás enclaves del Estrecho, en Doña Blanca apreciamos esta nueva actividad que es sincrónica con un resurgimiento de la ciudad, en Gadir será enorme esta nueva actividad que acapara todo el mercado Mediterráneo. Por lo tanto el salazón fue la solución al comercio de los metales. Las posibilidades del aprovechamiento de las salinas en Gadir estaba muy extendido, tenemos las salinas de San Fernando, el valle del Guadalquivir sería muy importante para el aprovechamiento de las salinas en el interior, los pueblos indígenas la utilizaban para salar las carnes. A partir de esto se crea una red de comercio de salazones enorme, esta zona del Estrecho es idónea para la captura del atún, este entra principios de verano en el Mediterráneo y viene con abundante reservas de grasa, más tarde vuelven al Atlántico pero ya ha perdido casi toda su grasa, lo que se fabrica con el atún es el garum, estos eran de diferentes tipos según su elaboración o ingredientes, sabemos que el más cotizado era el que más grasa tenía y el de la cabeza era el que menos demanda tenía, en un texto anónimo se nos explica la fabricación de este manjar, había varios tipos de salsas, pero siempre se hacían de los intestinos, hipogastrios, gargantas, fauces, etc. del atún, la murena, el escombro o el esturión, todo esto se mezclaba en unas piletas con peces pequeños, a toda esta mezcla se le añadía agua y sal, tras su fermentación se filtraba y nos quedaba una pasta, esta era más o menos filtrada según el producto que se quería obtener, este proceso duraba meses en salmuera expuesto al sol, pero a veces se aceleraba el proceso aplicándole calor , el origen de esta receta no la sabemos, algunos opinan que es de origen griego ya que era el lugar de origen de la industria del salazón, (los lomos del atún se envuelven en hojas de parra para su venta, este producto era más caro) dicen que los focenses les dieron la receta a los fenicios, por otro lado en Cartago no se habla de ello, lo que nos indica que sería griego, otra postura afirma que es una receta fenopúnica, otras posturas son eclécticas como la de Cutis que dice que cualquiera pudo ser el autor, lo que tenemos claro es que en Gadir su desarrollo es enorme, los textos nos hablan al respecto, Eupolis 421  a. C. nos dice que los salazones de Gadir eran muy familiares, en ática era muy famoso, Hipócrates en el siglo V a. C. aconseja utilizar el garum gadeirita para las infecciones de boca o de los ojos, si este producto es recomendado suponemos que también sería accesible, Antífanes también nos habla de los atunes de Gadir. Tenemos muchas muestras de estas factorías en la zona, algunas las encontramos entre la desembocadura del Guadalete y el río salado es donde se produce la mayor concentración de factorías, las prospecciones en la zona nos han permitido ver cerca de 30 instalaciones datadas entre el V al III a. C. sabemos que no distan más de 2 Km. y menos de 200 o 300 metros entre ellas, son pequeñas plantas rectangulares de unos 500 metros cuadrados, por lo que hablamos de pequeñas factorías, estas concentraciones las observamos también entre el Puerto de Santa María y Rota, las más antiguas están datadas en el VI a. C. todas estas factorías estaban controladas directamente de Gadir y serían pequeñas explotaciones familiares (en época romana serán grandes explotaciones) este modelo subsiste hasta época romana, en la supuesta crisis del V a. C. la dedicación a los salazones es masiva, en la factoría de las redes en el primer momento de ocupación del 430 al 325 a. C. coincide con su mayor apogeo, el segundo momento del 325 al 275 a. C. un periodo de declive y un tercer periodo de decadencia final del 275 al 200 a. C. esto es coherente con el resto de las factorías, inicios en el siglo V a. C. y decadencia a partir del –275, en época romana resurgirán. El producto garum, tiene muchos subproductos, se vende pastosa o líquida, y son envasados en un tipo de ánforas que se mantiene durante mucho tiempo, esta ánfora es denominada Maña- Pascual A4, o Dresel 7-8-9-10-11, estas se producen en determinados hornos y no tenemos constancia de alfares individualizados que realicen sus propias ánforas, por lo tanto el producto siempre irá en la misma ánfora, de tal manera que cualquier conocedor del tema al ver el ánfora sabe de que producto se trata, la producción es uniforme, son técnicas de venta que lo presentan siempre en la misma forma. Esta uniformidad hace imposible saber la procedencia de las exportaciones, pero nos señala una organización planificada que opera a través de los mismos agentes, no sería lógico que estas pequeñas explotaciones familiares desarrollen este comercio centralizado y homogéneo, por lo tanto serían grandes comerciantes los encargados de comprar las producciones familiares y luego distribuirlas por el mundo, esto nos lleva a su vez a la centralización existente en el círculo, toda la producción, incluso la del Norte de Africa es similar, y es llamada garum gaditanum, vemos entonces que durante esta época del  siglo V a. C. se mantiene el comercio y una planificación que afecta al círculo del Estrecho. De este producto solo contamos con unas pocas marcas identificativas que llevan muy pocas ánforas, estas eran apiladas por pedidos y seguramente solo se le pondría el sello a la primera para marcar el destinatario, entre las marcas tenemos una rosa de ocho pétalos, el símbolo de Tanis, un atún colgado y un personaje que manipula el producto y otro es un cartucho oval con un individuo que carga dos atunes, no tenemos más marcas, el estudio de las que tenemos nos dice que se encontraban bajo un directo control del estado ya que la roseta y el símbolo de Tanis son símbolos oficiales, el estado controla la actividad alfarera y como saben las ánforas que salen, puede de esta manera controlar toda la producción de salazón, hablamos de un procedimiento administrativo de carácter estatal que garantiza el contenido. Por otro lado, cuando los romanos aparecen en acción, los gadiritas son considerados como iguales, es socia y amiga, esto perdura hasta época romana, (el garum es llamado por lo romanos garum sociorum, el garum de los aliados) que nos quiere decir esto, pues que el comercio gadirita sigue existiendo y realiza sus propios contactos independientes de la esfera de comercio cartaginesa.





Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Cuaderno de educación primaria sobre las Cueva del Castillo

.

Cuaderno manual del alumno de educación primaria sobre las Cueva del Castillo, programa educativo de las cuevas prehistóricas de Cantabria.
Fuente: Consejería de Educación, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria

Descargar aquí


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Pintura rupestre de un bisonte Magdaleniense en Altamira


Pintura rupestre de un bisonte, cultura magdaleniense, encontrado en la cueva de Altamira (Santander, España).
El conocimiento actual permite asumir que el Arte de Altamira corresponde al mismo marco cronológico que el depósito arqueológico, entre 35.000 y 13.000 años, Magdaleniense inferior. En algunos bisontes se marcó con pintura negra el cambio de coloración de su vientre o se utilizó el lápiz de carbón para detallar el pelo o la joroba. Además, el grabado se utilizó en ojos, cuernos, pelo del cuello, etc.

Fuente de los datos:
http://museodealtamira.mcu.es/



La Evolución del Género Homo



Somos animales, vertebrados, mamíferos, primates y homo. Tenemos restos de mamíferos en el mesozoico (250 a 65 m.a.), en estas fechas los mamíferos están poco diferenciados, a finales del mesozoico (finales del Cretásico) tenemos a los purgatorius, a principios de la era cenozoica en el periodo terciario ya tenemos muchos tipos de primates diferentes de pequeño tamaño y son arborícolas, a finales del mioceno (55 a 38 m.a.) se produce la apertura del Atlántico, con esta apertura los primates de dividen en Catarrinos hominoideos sin cola (viejo mundo) y Platirrinos hominoideos con cola (nuevo mundo), nos interesan los Catarrinos, pues a través de ellos evolucionara el hombre, de estos hominoideos sin cola llegamos a los gibones (estos se separan genéticamente de los demás antes), tenemos orangutanes, gorilas y chimpancés que son Póngidos, el hombre y los Póngidos se separan después, pero tenemos dificultades para saber cuando, el problema lo tenemos en el mioceno (de 25 a 5 m.a.) existe una polémica sobre la cuestión de los hominoideos, tenemos varios grupos y entre ellos antepasados tanto de Póngidos como de homínidos, entre estos grupos no sabemos muy bien cuales son unos y otros. En el mioceno inferior en África aparecen los primeros miembros de esta familia que son los Procónsul que es el antepasado de los homínidos y de otros grupos desaparecidos. En el mioceno medio (16 a 10 m.a.) los hominoideos descendientes del procónsul se extienden por Europa meridional, Asia y África oriental, en África tenemos dos géneros el Ecuatorius y el Kenyaphitecus, ambos son los antepasados de todos los hominoideos que van a colonizar Europa y Asia a finales de este periodo (los tenemos ya en Barcelona) y son los mejores candidatos para representar el antecesor común de hominoideos, gorilas, chimpancés, etc. se han encontrado varios esqueletos en las selvas antiguas de Barcelona lo que nos indica la importancia de la península Ibérica en la evolución, pero la evolución no continua en Europa y se restringe a África, estos individuos de la península vivían en árboles, se desplazan a cuatro patas, solo comían vegetales y están por Eurasia y África, los de Atapuerca los llaman Dryopithecus pero ahora tienen otros nombres mirar. Hace unos 8 m.a. se produce otro enfriamiento climático, los bosques tropicales de Europa se sustituyen por bosques templados y desaparecen los hominoideos del continente, por eso no se continua la línea evolutiva en Europa. En el mioceno final los primates están en África aunque tenemos un vacío por que son animales pequeños y difíciles de localizar, de esto deriva la dificultad de cuando se separaron Póngidos dando lugar a los primeros hominoideos, en Kenia se han encontrado primates que podría ser el homínido más antiguo, el Orrorin turgensis hace unos 6 m.a. caminaba erguido, pero tenemos restos muy pobres, tiene la dentición de los simios, pero su fémur nos dice que caminaba erguido, se cree que en esta época puede haber otros homínidos junto al Orrorin.
Estamos en el Plioceno de 5 a 2 m.a. aquí encontramos primates que se han convertido en homínidos, son los Australophitecus, en la península no los tenemos, hay dos grandes grupos, los gráciles (afarensis) y los robustos, nosotros derivamos de los gráciles, los robustus aparecen más tarde y son los que verdaderamente colonizan la sabana, estos se pueden llamar Parantropus, son grandes y vegetarianos, los gráciles parece que comían algo de carne. Hace 2.5 m.a. se produce otro cambio climático, según algunos este será decisivo para el nacimiento del homo y de su llegada a la península. Sobre los 2 m.a. conviven en África los Australophitecus robustos, el homo hábilis y el homo erectus, encontramos las primeros industrias líticas en serie, es cuando surgen los robustus y los gráciles se han convertido en hábilis y erectus posterior al hábilis. Los primeros que salen de África al parecer con claridad son los erectus, además salen diferentes grupos con cambios morfológicos, estos cambios ya se han producido en África, concretamente en la zona del valle del Rift que será donde proliferen estos grupos de homos, aunque se han encontrado otros cerca del lago Chad. Tenemos fechado el erectus en Europa alrededor de 1.9 m.a. en la península tenemos tres yacimientos con restos homos antiguos y varios con industrias líticas, de los tres primeros tenemos el yacimiento de Atapuerca, otro sería el de Orce y otro el de Cabezo Gordo, los dos últimos con pocas muestras. Los datos que tenemos nos dicen que no llegaron a la península ni el ergaster ni el erectus, los restos más antiguos han sido clasificados por Bermúdez de Castro y su equipo, están muy bien estudiados y es el homo antecessor del pleistoceno inferior.  




Fuente de los datos: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Atapuerca y la Evolución Humana

En un pequeño cerro al este de Burgos se acumulan testimonios de la presencia y modo de vida de la humanidad desde hace un millón de años hasta la actualidad. A lo largo de los siglos, muchos grupos humanos han vivido y dejado su huella en la sierra de Atapuerca, que ha sido en distintos momentos de la historia, refugio, lugar de caza, santuario, campo de batalla, cantera caliza y finalmente yacimiento arqueológico.

Descargar aquí



Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

El CÍRCULO COMERCIAL FENICIO DE GADIR

imagen de Oswaldo Arteaga

Este círculo que se extiende hasta el Norte de África alcanza allí toda la franja costera al Oeste del río Orange (sur de África) allí encontramos cerámica fenicia relacionada con el Sur de la península. Los fenicios colonizaron el Norte y el Sur del Mar de Alborán, por lo que este Mar podría incluirse en esta unidad geoestratégica de comercio. Esta esfera de influencias llega hasta Ibiza, Diodoro dice que Ibiza es una fundación cartaginesa del año 674 a. C. es un lugar de paso obligado para la ruta de Gadir- Tiro, lo que puede explicar la lógica fundacional, en esta isla se encuentran materiales característicos del Círculo del Estrecho, de hecho desde Almería a Cataluña se obtienen cronologías fenicias que se remontan al siglo VIII a. C. por lo tanto Ibiza no es una fundación cartaginesa, sino del Círculo del Estrecho, Diodoro atribuye la fundación a los cartagineses debido a la confusión existente con el término púnico.
La actividad comercial fenicia se documenta en la costa Mediterránea en la ruta que va desde el Mar de Alborán a la desembocadura del Ebro, hay yacimientos fenicios o asentamientos muy semitizados en los Saladares (Orihuela), en Molar (Alicante), Castellón, Amposta (Tarragona), de esta manera no nos extraña la posibilidad de la presencia fenicia arcaica hasta Ibiza. Podría ser significativo que los materiales encontrados en el templo de Ibiza tiene características fenicias y no cartaginesas. De esta manera el Círculo ocupa el Mar de Alborán y el mar Mediterráneo hasta las baleares, esto es lógico teniendo en cuenta que esta era la dirección de la ruta Gadir- Tiro, el Círculo es más amplio ya que se extiende también por el Atlántico. Desde este mundo plenamente constituido se mantendrán relaciones comerciales intensas con el Oriente Mediterráneo.
Los fenicios intervinieron en el comercio de la plata de la península y ejercen un monopolio en el siglo VII a. C. pero va a ver otros elementos no fenicios que también hacen acto de presencia en este circuito, son los comerciantes griegos, a partir del VII a. C. se detectan importaciones rodias, áticas y corintias en la propia ciudad de Gadir, muestra de ello serían las ánforas quiotas
Consecuencia histórica de la llegada de los griegos:
El mundo Mediterráneo esta dividido entre los lugares de influencia fenicia y las de influencia griega, serían dos mundos enfrentados y el punto de máximo enfrentamiento sería Sicilia, esta Isla mantiene colonias cartaginesas y griegas. Shulten y otros autores, han explicado el desarrollo del Mediterráneo como un enfrentamiento feroz. Pero podemos decir que esta visión es errónea, sabemos que griegos y fenicios hacían muchos intercambios e incluso a veces las embarcaciones eran de tripulación mixta por que los contactos estaban reglados, existían acuerdos entre ellos, era una actividad reglada por la que podían ir a los puertos de los otros pagando un canon, por esto la visita de las embarcaciones griegas no fueron extrañas en los puertos fenicios, es en este momento cuando los griegos descubren la geografía del lejano Occidente. La visita de los griegos implican razones de política internacional, el impulso que estimula los intercambios entre los extremos del Mediterráneo se debe a la presión de los asirios que sufren los fenicios, también hay que tener en cuenta las necesidades del estado egipcio, es en el momento que se esta desarrollando la rebelión de los hoplitas griegos cuando la guerra se convierte en una actividad económica, en esta época muchos mercenarios griegos de procedencia sannia, emileta y ejinetas, prestan sus servicios en Egipto, probablemente también sirven en otros lugares de Occidente como en Andalucía. Las primeras noticias que tenemos de la visita de los griegos a Tartesos es de mercenarios sannias y ejinetas , esas relaciones prosiguieron por lo que esta línea marítima tendría gran vitalidad. En toda la zona del estrecho aparecen objetos de procedencia egipcia, esos materiales proceden del siglo VII y el VI  a. C. la mayoría de estos hallazgos solo aparecen en el área del círculo del estrecho de la península, esto indica una evidente relación comercial del círculo con Egipto.
También existe otro vector de expansión que es la penetración en tierras interiores, esto se parecía claramente a principios del –VII se encuentran hallazgos de carácter oriental que nos permiten hablar de un periodo orientalizante. La causa de esta penetración en el interior es la búsqueda de metales y sigue la línea del Guadalquivir, tenemos presencia en el, Carambolo, Carmona, Setefilla, etc. había un camino que enlaza con la desembocadura del Guadalquivir con el Tajo, esta ruta tenía recursos de cobre que es perceptible por una serie de hallazgos arqueológicos en el Carambolo, Mérida, Sirvela, Valdegama, etc. en el tramo sur esta ruta aprovecharía el río Guadalquivir. Desde Huelva llegaban a Cádiz por dos rutas, también tenemos hallazgos en la colina de los Quemados en Córdoba por lo que los minerales de Sierra Morena se trasladaban por vía fluvial a Cádiz. El interés por lo metales podría no ser la única causa de esta colonización, hay que aceptar también el factor de la colonización agrícola. Ante la presión asiria de principios del siglo VII a. C. se había producido un fuerte aumento demográfico del que sería reflejo de la segunda fase del yacimiento de Toscano, estos yacimientos serían la explicación de influencias fenicio púnicas que se aprecian en estas tierras, se da por cierto la existencia de un sustrato fenicio púnico en los alrededores del Guadalquivir, probablemente esto explica la proliferación de judíos en la Edad Media. Se produce la instalación de comerciantes y artesanos y junto a los centros indígenas se establecen los centros de poder. El alcance geográfico de esta penetración pudo ser considerable, en Badajoz hay un edificio de factura oriental, se produce la explotación agrícola de las tierras del interior con carácter permanente por lo que surgen núcleos rurales como el Cerro Naranja un yacimiento tardío del IV a. C.
La ciudad de Gadir tiene gran protagonismo marítimo en el Estrecho y se le puede atribuir la creación de nuevos enclaves coloniales en la costa, también esta centralización nos lleva a la posibilidad de operar en la modalidad agrícola de las tierras del interior y en la actividad minero metalúrgica, encontramos hallazgos por todo el suroeste peninsular y sobre todo en el bajo Guadalquivir, los vasos de alabastro egipcios son distribuidos desde Gadir, objetos de este tipo encontramos en Osuna, Carmona, Setefilla, etc. los escarabeos también se distribuyen por la sierra de Gibalbin entre jerez y Arcos, también en Gibraltar, etc. además de estos objetos importados de Egipto tenemos los fabricados aquí, se habla de un artesanado de lujo en Gadir, se puede afirmar la existencia de estos trabajos en Gadir, tenemos joyas realizadas en oro, marfiles grabados que abundan en la zona de los Alcores, objetos de bronce que abarcan un amplio arco, cerámicas que encontramos también en los Alcores, etc. todos son objetos de lujo, pero también tenemos las ánforas fenicias de tierra dentro que nos hablan de relaciones comerciales a través del Guadalquivir como las encontradas en Cerro Macareno (cerca de la Rinconada), donde observamos fluctuaciones comerciales que coinciden con la situación de Gadir en esos momentos, también las encontramos en el Carambolo, Carmona, Setefilla, etc. desde comienzos del VII  a. C. tenemos un impacto orientalizante que se siente en Córdoba, etc. todos estos testimonios son una mínima muestra de lo que realmente hay, y demuestra las relaciones comerciales, aunque no nos acredita asentamientos estables, pero este tipo de hallazgos apuntan a esta dirección ya que encontramos necrópolis fenicias en el interior y esto nos da la prueba para estos asentamientos estables, tenemos las necrópolis de la Cruz del Negro en Carmona (excavada por Bonsor) donde los rituales fenicios son parecidos a los encontrados en Marruecos, también los tenemos en Setefilla, etc. Bonsor mantuvo que eran necrópolis fenicias, mientras otros estudiosos dudan si son fenicias o es que estaban semitizados, destacamos las tumbas de Gadir del siglo VII y VI a. C. que son parecidas a las que se dan en la necrópolis del Negro, en ellas también encontramos las cerámica de plato de borde ancho ranurado que son muy típicas de Gadir, etc. por lo que parece ser realmente un cementerio fenicio, también tenemos otras muestras de la penetración de la religión fenicia en el interior como en Carmona con semejanzas con los enterramientos fenicios en Chipre, el de Carmona corresponde a un asentamiento agrícola de poblaciones fenicias.
En cuanto a elementos de arte mobiliar tenemos figuras que reproducen a sacerdotes de Melkar con la cabeza rasurada, túnica ancha y descalzos, tenemos una figura de bronce que representa a una divinidad fenicia encontrada en Salamanca, que podemos pensar de todo esto, pues que hablamos de una ruta que dará pie a la ruta de la plata donde se encuentra la necrópolis de Medellín parecida a la de la cruz del Negro. Si los fenicios penetran hasta el interior tenemos que tener testimonios de Melkar en la zona, pero no las hemos encontrado aún, si tenemos representaciones de Astharte, también encontramos a Hércules en un plato de marfil de Carmona, este está matando al león de Neméa y sabemos por la figuras de Smiting God que Melkar es representado como Hércules con la piel de león, por lo tanto si que tenemos señales de este culto a Melkar. De Marchena tenemos unos sarcófagos parecidos a los de Gadir, otra muestra posterior las encontramos en las monedas, en las cuales se representa a Melkar con la piel de león, estas monedas aparecen en Gadir y también en algunos enclaves de Sevilla considerados como una zona de fuerte colonización y de mestizaje, y si por lo tanto esta efigie de Melkar aparece en el siglo VI y VII a. C. podemos suponer que las antiguas representaciones también son de Melkar, esta zona estaba muy vinculada a Gadir, cultural y económicamente, esta vinculación pudo descansar sobre una afinidad de tipo étnico, todas estas ciudades que acuñaron a Melkar suponen una capa de población descendientes de fenicios que perduran hasta la época romana, la relación que mantienen según la tipología numismática de Gadir es de imitación, esto justifica la existencia de una red de comercialización de productos, por lo que Gadir controlaba una gran zona de la península, estas zonas están muy bien situadas a nivel comercial, pero tenemos otros núcleos que no entran dentro de este comercio, por lo que apreciamos una elección de núcleos estratégicos que acuñan estas monedas, pero esto no quiere decir que antes de la acuñación fuera distinto, en definitiva, que Gadir tuvo su modelo territorial que sería el mismo modelo que el de Cerdeña. Todo esto da lugar a fenómenos importantes que genera una gran riqueza y motiva que el Occidente mediterráneo sea considerado como el dorado. De hecho la fundación de Gadir no tiene otros motivos que la explotación de los productos del Atlántico por los fenicios y en fechas tempranas cercanas al año 1100 a. C. a partir del siglo VIII a. C. se detecta con claridad la penetración por el Atlántico creando núcleos de segundo y tercer orden, estos fenicios buscan el estaño, la única fuente conocida de estaño provenía de las islas Casiperides que están según los griegos en el Océano Occidental, Heródoto habla de estas islas, pero los griegos no tenían muy clara su situación, lo que si esta claro es que Gadir participaba de este comercio, y es que las islas comentadas pueden ser las costas de la península, los geógrafos griegos dicen que se encontraban cerca de la península, el hecho es que todos los datos apuntan a Gadir como el gran emporio del estaño, la apertura de la ruta atlántica dio lugar efectivo sobre el siglo VIII a. C. donde Gadir tiene la talasocracia sobre la zona y un monopolio sobre el comercio, pero hasta donde llegaba esta ruta, donde estaban estas islas, sobre esto existe una disputa, puede que no existieran, para llegar a una conclusión tenemos que abordar el tema desde otra perspectiva, sabemos que el comercio de los metales tiene dos sectores, el Atlántico y el Mediterráneo, en Cerdeña tenemos metalurgia atlántica del siglo X a. C. y metalurgia vena del siglo VIII a. C. esto nos da una ruta mediterránea para los objetos del Atlántico, por lo que no podemos dudar de este circuito fenicio, son objetos manufacturados, por lo que no encontramos el estaño en sí, ya que los fenicios por estas fechas no tenían acceso directo al estaño, hablamos de un comercio de bronce por lo que este comercio es llamado el comercio chatarrero, los fenicios iban recogiendo todos los objetos de bronce que podían obtener y los exportaban a Oriente, la navegación que realizan es de cabotaje y van recogiendo todo el material de desecho, esto lo vemos en las cuevas o escondites donde aparecen gran cantidad de objetos de bronce acumulados cerca de las vías fluviales, toda esta zona atlántica puede corresponder con las islas Casiperides. Sobre este tema del estaño tenemos una discusión sobre quienes comerciaban con las chatarras, los tartesios o los fenicios, podemos ver tres posturas al respecto, hay quien dice que las costas de Portugal no estaban controladas por los fenicios en el VIII a. C. ya que todos los asentamientos se encuentran en el este de la Península, pero los objetos de tipo oriental abundan en la zona y además no olvidemos que Gadir lo tenemos al lado, estos opinan que el comercio es tartésico, la segunda posición niega que los tartesios fueran los comerciantes, esto es debido a la poca capacidad náutica para las rutas atlánticas, la tercera postura dice que los fenicios aportan la capacidad náutica utilizando la red de comercio indígena, pero esto tampoco es correcto, ya que esto supondría que antes del VIII a. C. los indígenas ya controlaban estas rutas. Si es cierto que los indígenas tenían relaciones entre ellos, pero estas eran de corto recorrido, también se puede opinar que estos objetos pasaban de mano en mano hasta llegar a un límite que tiene que estar marcado por el punto de evidencia rotunda de comercio fenicio, veamos donde esta este límite comprobando las evidencias fenicias:
En primer lugar veremos la ruta hacía el Norte partiendo desde Gadir, tenemos primero a la ría de Huelva, aquí se habla de presencia fenicia desde el VIII a. C. o antes, algunos dicen que existe un auge metalúrgico en el siglo X a. C. debido a la demanda fenicia que ya operaba en estas fechas pre coloniales, pero seguro es en el VIII a. C., evidencias fenicias serían el muro del Cabezo de San Pedro IX a. C. realizado con técnicas orientales que tienen su reflejo en Niebla y Carmona, otra prueba sería la necrópolis de la Joya donde encontramos escarabeos y huevos de avestruz que son característicos de los enterramientos fenicios, también tenemos figuritas de Smith God, esto nos lleva a la posibilidad de que en Huelva existiera un santuario de Melkart que fuera titular de una factoría, más adelante tenemos muestras en el yacimiento semítico del Algarve y tenemos muestras de un asentamiento del VIII a. C. en Faro, este asentamiento lo tenemos integrado en el Círculo comercial del Estrecho, en el encontramos cerámica de engobe roja y una necrópolis fenicia en Fontevela, en ella encontramos escarabeos del VIII a. C. continuamos hacía el norte y llegamos a Sines, allí nos encontramos piezas de oro, plata, bronce, que pertenecen a artículos fenicios, cuentas de collar de tipo orientalizante, un escarabeo de Tutmosis III, etc. Subiendo hacía el norte en la desembocadura del Setúbal nos encontramos cerámica de engobe rojo, escarabeos de Psamético I y un bracerillo púnico, además encontramos ajuares funerarios que tienen sus paralelos en Gadir, toda esta zona esta integrada en el mundo fenicio y creemos que existía una factoría en la zona del VIII o VII a. C. para ser más cautos, en la desembocadura del tajo (Lisboa) en la catedral encontramos niveles orientalizantes datados del VII a. C. siguiendo río arriba llegamos a Santaren donde encontramos en un castillo niveles del bronce final con cerámicas datadas en el VIII a. C. y objetos junto a las tumbas que nos hablan de un ritual semita, la relación del Tajo con los fenicios va más allá, podemos hablar de un asentamiento fenicio, por lo que podemos afirmar que el Círculo del Estrecho llega hasta el Tajo, pero aún más, podemos decir que llega hasta el río Mondego con los yacimientos de Santa Olaia donde encontramos un asentamiento del VII a. C. con materiales fenicios Occidentales y posiblemente hablemos de una factoría, al norte del río entrando en las costas gallegas tenemos materiales orientalizantes del VI a. C. esto nos permite decir que el Mondego marca el límite del Círculo del Estrecho. En resumen vemos que los restos más notables se concentran en la desembocadura de los grandes ríos, Odiel, Mondego, Tajo, etc. ya que estos ríos les permite llevar las mercancías al interior, los restos de asentamientos son parecidos a los encontrados en la parte Mediterránea de la Península como en Málaga, la navegación realizada por lo fenicios es de cabotaje produciéndose una jerarquía en los asentamientos, los asentamientos en la desembocadura de los ríos serían los centros más importantes, estos asentamientos seguros corresponden al VII a. C. pero necesita de un reconocimiento anterior de las costas que nos puede llevar al VIII a. C. La metalurgia venat desaparece en el VII a. C. y esto coincide con la fase en la que los fenicios ya recogen directamente el estaño de Galicia y dejan de lado el comercio chatarrero.
Comercio y sacralidad van unidos por lo que el santuario resulta imprescindible, y los encontramos aunque algunos de épocas tardías, sabemos que Melkart tenía una isla consagrada frente a Huelva, datada del VIII a. C. entre Gadir y Huelva encontramos el Mont Casius que relacionamos con el culto a Baal protector de la navegación, otro lugar con significado para los navegantes fenicios es el Cavo de San Vicente, allí había dos lugares santos, un templo consagrado a Saturno asimilado con Melkart y un santuario al aire libre donde se realizaban ritos dando vueltas alrededor de la piedra o pasando la noche allí, entre el Tajo y el Mondego tenemos otro templo dedicado a Saturno. Todo esto nos invita a pensar en una operación dirigida desde el Estrecho, además a esto le sumamos las acuñaciones de monedas con la imagen de Melkart en Salacia, Osonuba, Brutobriga, etc. con esto recalcamos el comercio dirigido desde Gadir por toda la zona.
Ahora veremos la dirección Sur del comercio gadirita hacía las costas de África, las consecuencias de estas exploraciones no se verán hasta siglos después, Gadir actúa como un foco de radiación en esta zona, allí tenemos la ciudad de Lixus, si el puerto de Gadir era el punto de salida para las navegaciones atlánticas, Lixus sería el puerto de escala técnica para las expediciones africanas, las relaciones con el norte de Marruecos serán muy activas, toda la zona estará vinculada al influjo de Gadir, otro punto sería Tingis (Tánger), este sería el último puerto antes de adentrarse en el Atlántico, en ella tenemos influencias fenicias en las necrópolis, durante el bronce final existe una dependencia hacía Gadir de la zona ya que estos no disponen de los elementos básicos de la Edad de Bronce, el carácter fenicio de los ajuares imitan a los de Gadir, esto dio pie para afirmar la inclusión total de la zona en el Circulo del Estrecho, encontramos otros datos como los ajuares de Tingis igualados con los de los Alcores, ajuares con huevos de avestruz con cronología del VIII a. C. en las monedas apreciamos la misma leyenda, etc. podemos decir que Tingis es la misma ciudad de Gadir con dos emplazamientos, algunos dicen que Gadir nace con la finalidad de facilitar las navegaciones costeras hacía el Atlántico y Lixus nace para facilitar las del Sur, esta relación Gadir- Tingis la apreciamos en un hito encontrado en Tingis que señala la dirección de Gadir. Todo esto refrenda la capitalidad de Gadir en el Estrecho que va más allá de los moral, hablamos de comercio, pero no de política ya que no se trata de una Polis, no sabemos exactamente como denominarla, lo que sí esta claro es que goza de la capitalidad de la zona. Algunos hablan de Mogador vinculada a Cerne como el último punto de navegación, pero encontramos restos fenicios más allá de Mogador, tenemos un grabado que representa a una embarcación fenicia en el río Draa en el Sur de Marruecos justo frente a las Canarias, si los fenicios llegaron hasta allí es seguro que visitaron las Canarias, este posiblemente sería un lugar de pesca fenicia, muestras de esto lo tenemos en piedra volcánica tratada con engobe rojo con forma de atún, a partir de estos descubrimientos, los canarios se ponen a investigar y aparecen muchos objetos de este tipo en Tenerife, algunas de las piedras encontradas con un grabado de toro de 2.10 metros, es un conjunto de gravados con muchos animales con inscripciones fenicias y tipología Beréber, también tenemos muestras en el puerto de Vera Cruz donde encontramos imitaciones de la cerámica fenicia, en Lanzarote aparecen esculturas, etc. esto nos plantea la visita habitual de los fenicios a la zona, los bereberes participarían con los fenicios en la pesca del atún y en las factorías de salazones, esto es debido a la falta de mano de obra en la época de capturas.

Además de Canarias tenemos más posibilidades en Madeira y las Azores, todo el estrecho hasta Canarias es de dominio fenicio y es llamado el mar gaditanum, Pseudo Aristóteles utiliza una información de Timeo que nos dice que los gadiritas navegaban más allá del estrecho hasta llegar donde abundan los atunes, Diodoro habla de una isla a varios días de navegación descubierta por los cartagineses, pero lo cierto es que fueron descubiertas por lo fenicios de Gadir cuando comerciaban por el litoral, los dos relatos son semejantes y ambos beben de un autor más antiguo Posidonio y este a su vez se sirve de Timeo en el  IV a. C. para los autores griegos y romanos, los fenicios, cartagineses y púnicos es lo mismo, de aquí nace la propuesta del comercio púnico en el Estrecho, pero esto no es correcto ya que el Círculo de Gadir es totalmente independiente del comercio cartaginés. Sabemos que los fenicios llegaban a canarias fácilmente debido a las corrientes a favor, pero el problema se plantea en la vuelta, las corrientes son al contrarío y esto hace imposible el retorno por el mismo lugar, para solucionar este problema, los fenicios se adentran en el Océano encontrado una corriente que les lleva a Madeira o a las islas Azores, desde donde las corrientes les acercan a las costas de Portugal, esto es llamado por los portugueses, la vuelta por el camino más largo (la volta a molina), en estas islas encontramos evidencias de cerámica y monedas de Andalucía Occidental. ¿Si sabemos que llegaron hasta aquí, donde más llegarían? Los indicios son significativos, los documentos arqueológicos nos dicen que se han encontrado objetos de cobre que reproducen las formas típicas del bronce final, metalurgia vena en Mauritania, cerca de una mina de cobre en Akjoujt, tenemos que reconocer que para realizar estas formas debieron de conocer los modelos originales, esto nos lleva a la conclusión de que los fenicios se paseaban antes del VI a. C.  por estas zonas, Akjoujt está cerca del río Senegal y tenemos muestras de marfil de Senegal en Gadir, esto tienen que estar en relación con la minería de Akjoujt, esto nos da a entender que los fenicios llegaron a Senegal, entre los descubrimientos no publicados tenemos ánforas de Gadir encontradas en la zona, además tenemos fuentes que hablan de los etíopes Occidentales, etíope deriva del término griego negro, tierra de negros, para ellos los negros están en el Bajo Egipto, otros textos nos hablan de que cerne, el fin del mundo, esta en Senegal, Artemidoro dice que los gadiritas daban noticias de que los etíopes occidentales estaban más allá de Mausia (tierra de moros), cuando termina la tierra de moros llega la tierra de negros, por lo que podemos deducir que los fenicios llegan a la frontera entre las tierras de moros y las tierras de negros (el río Senegal), muchos piensan que la desembocadura del Senegal corresponde con el paraje descrito por Eutimenes de Massalia el cual dice que llega a un río donde sus aguas eran empujadas hacía el interior por el viento y que en el habitaban cocodrilos, por lo que este autor penso que era la parte trasera del Nilo, posiblemente este autor llegaría allí gracias a las rutas comerciales gadiritas, aunque también tienen noticias de tierras más al sur, esto pude estar relacionado con la leyenda que circulaba por la época de que en Gadir no existía atardecer, y posiblemente fuera debido a estos viajes realizados por los gadiritas a las zonas del ecuador donde el atardecer es muy rápido, Posidonio desmiente esta leyenda sobre Gadir y si la tiene que desmentir es por que en la época se hablaba bastante de esto y se hablaba es por que se sabía y se había visto, esto reafirma la presencia de los fenicios en el río Senegal, a la par de esto se hablaba de una posible circunvalación de África, se creía que los gadiritas lo sabían y se pensaba que llegando al río Senegal ya se había llegado al final de África donde nace el Nilo, por esto se les llama a sus habitantes etíopes occidentales, estos rumores nos dan la certeza de que los fenicios navegaban muy al Sur, pero no sabemos exactamente hasta donde, África se consideraba con forma de trapecio. Se habla de que los fenicios sabían que por el Atlántico se llegaba a la India y es que ellos buscaban una ruta alternativa para el comercio con las indias, ya que la ruta que pasa por Próximo Oriente no es segura debido a los persas, árabes, etc. la India sería para la época el otro extremo del mundo, pero los griegos ya sabían gracias a sus empresas y a las empresas fenicias que la tierra era redonda, más tarde Séneca afirmaba que se podría llegar a la India desde Gadir con viento favorable en pocos días, circunvalando el globo. Con todo esto, podríamos llegar a la conclusión de que gracias a las navegaciones de los fenicios y a los estudios griegos por la zona, se hizo posible la futura empresa colombina.  

Fuente de los datos: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

La religión fenicia en la Península Ibérica


El mundo fenicio, a diferencia del griego, es más atomizado, esto se debe a la visión comercial y no política que los fenicios tienen del mundo, así entendido podemos decir que Gadir fue la capital comercial de este mundo Atlántico, además de Gadir había núcleos de segundo y tercer orden, lo que nos da una idea de jerarquización, este entramado geoestratégico no político podría basarse en la sacralidad, los circuitos comerciales fenicios se estructuran en base a la acción de los templo, esto lo vemos también en el mundo griego, donde las ferias comerciales más importantes están relacionadas con las fiestas religiosas, esto es debido a que se produce una tregua sagrada que da seguridad a los comerciantes, bajo la tutela divina los intercambios registran honestidad, a su amparo experimentan garantías de seguridad, por eso el comercio y la sacralidad en la época son dos caras de la misma moneda, en el mundo fenicio debió ocurrir lo mismo ya que tienen una mentalidad común con los griegos, aunque no tenemos tanta documentación fenicia al respecto para confirmarlo. El carácter comercial viene dado por la propia tradición, el comercio también implica piratería, captura de esclavos, etc. visto así el comercio sería un peligro, de ahí la necesidad de garantías que solo pueden venir a través de la divinidad, por eso el comercio se realiza en torno a los santuarios. Bunnens realiza observaciones al respecto, llegando a la conclusión de que la fundación de templos esta relacionada con la fundación de la ciudad, a veces las fuentes solo citan el santuario, como el de Nora, Tasos, etc.. el templo es un enclave neutral, las partes se encuentran allí para el intercambio, por lo que la función económica del templo esta clara, en estos templos se practica el culto a Melkar, Bunnens se plantea si esas instituciones participaban económicamente del comercio, los templos podían ser eslabones de la cadena comercial mediterránea en principio controlada por Tiro. Estos santuarios sirven para que se encuentren cualquier tipo de persona, ya que la religión antigua no tiene iglesias por que no hay dogmas. Por lo tanto un templo dedicado a Melkar era un consulado comercial en tierra lejana (Karum), por lo que si el comercio o las relaciones comerciales se establecen antes que la fundación de la colonia, el templo siempre precede a la fundación de la colonia ya que es necesario para el comercio. Si esta hipótesis es acertada, la configuración del círculo del Estrecho tuvo que producir una ruptura en las relaciones de dependencia, pero no cambió sustancialmente las relaciones de las colonias Occidentales, es decir lo que antes representaba el templo de Tiro, ahora lo representa el templo de Gadir (cambio de titularidad)

Fuente de los datos: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

El comercio fenicio en la Península Ibérica



Diodoro describe el carácter de las primitivas transacciones fenicias en Occidente y dice que los fenicios sirviéndose del comercio y de su experiencia adquirían la plata a cambio de un pequeña cantidad de cualquier otra mercadería (aceites, telas, etc.), al llevarlas a la Helade, Asia y demás tierras se hicieron con grandes riquezas. Sabemos que los fenicios estaban interesados en la plata y el estaño que era necesario para la fabricación del bronce, en un principio controlaban el mercado indirectamente, el geógrafo griego Estrabón en el libro tercero de su geografía dedicado a la Península Ibérica. no deja de alabar la riqueza de metales de la Península. El momento más idóneo para emplazar el comercio fenicio en el Mediterráneo corresponde con el 1000 a. C. en estas fechas tenemos la desaparición de Micenas, Egipto está confinado en el Valle del Nilo debido a los Pueblos del Mar, El Imperio Hitita es suplantado por los griegos y Asiria adormecía, por lo tanto el comercio fenicio bien pudo florecer en esta época. Hay un acuerdo general en que el comercio fenicio es de carácter estatal, pero que como veremos también deriva en un comercio privado, no podemos ilustrar este proceso y para documentarlo utilizamos un documento egipcio de Unamón, según esta narración el comercio fenicio estaba regentado por la Hbr, es un término semítico que se puede traducir como compañía de comercio, pero Unamón dice que son dependientes de la autoridad, pero tras esta forma estatal también tenemos una larga tradición representada por el Karum relacionado con el comercio asirio, en todo el Próximo Oriente es conocido este comercio y si el Hbr es como el Karum podemos decir entonces que es estatal, al menos en el siglo XI a. C. En el siglo VIII a. C. volvemos a tener una referencia al comercio en la Biblia con Isaías, este nos narra el comercio en manos de príncipes mercaderes, se puede entender que actúan por cuenta del estado, pero también en beneficio propio. A mediados del siglo VI a. C. tenemos al profeta Ezequiel que habla del comercio del rey, pero también habla de comerciantes particulares. La cuestión es que este sistema comercial tiene su reflejo en Occidente y esta función estatal es asumida por Gadir, no tenemos documentación al respecto de modo directo, sabemos algo más sobre Cartago pero tampoco es una información concluyente, sabemos que al principio esta colonia enviaba un diezmo de sus ganancias a Tiro y existía una representación de la esta ciudad en la colonia, esta representación también existiría en Gadir. Podemos realizar hipótesis sobre la autonomía de las colonias con respecto a sus ciudades madre, en el siglo VII a. C. la ciudad de Tiro fue asediada por los asirios, esto marcaría el momento probable de la independencia de las colonias, aunque los vínculos sagrados siempre prevalecen. Sobre el siglo VII u VIII a. C. se produce una proliferación de colonias en la Península como el Cerro del Prado en Gibraltar, en la desembocadura del Guadalhorce, en Almuñecar, Adra, ect. Para explicar esta explosión colonizadora, se habla de un excedente demográfico. 
El elemento humano:
Para esta gran colonización hace falta mucha gente, proceden de una corriente migratoria de fenicia, lo que da lugar a una recolonización en el siglo VIII a. C, pero quienes son los responsables directos de todo esto, se puede pensar que sea una empresa dirigida por Tiro ya que esta empresa cultural y colonizadora requiere de muchos recursos, y puede que no fuera Tiro la única ciudad patrocinadora, junto a esta podemos tener a Biblos, Sidón, etc. existe una organización planificada lo que lleva a pensar en una empresa estatal. Aunque hablamos de una homogeneidad en las colonias, podemos apreciar ciertas particularidades que podrían justificar la intervención de las diferentes ciudades planificadoras, pero aparte de esto no podemos olvidar que esta empresa tuvo que ser fecundada por los fenicios que ya se encontraban en la península, esto nos lleva a la importancia que pudo tener Gadir en esta esquema, esta ciudad desde un punto de vista económico podría ser autónoma con respecto a Tiro, sabemos por Diodoro que esta ciudad era la base del comercio con el interior y nos dice los motivos de su fundación que están relacionados con el comercio de la plata, además sabemos que Gadir sostiene el mayor peso sobre este círculo del estrecho, por lo menos moral, religioso y económico, por lo que es posible que desde allí se fomentara y coordinara esta diáspora. En este círculo del estrecho protagonizado por Gadir, encontramos las ánforas de cerámica (R1) que sirvieron para transportar y almacenar el grano, sabemos que fueron fabricadas aquí, por lo que podemos hablar de una autonomía y de una estrategia comercial independiente de otros círculos fenicios. Las colonias andaluzas además de ser un punto de apoyo a la navegación, pueden ser colonias agrícolas, esta idea ha sido fomentada por el arqueólogo inglés Bonsor, sabemos que Gadir era un gran centro comercial, pero era deficiente por su orografía en alimentos, es aquí donde entran estas colonias agrícolas del interior que sirven como apoyo agropecuario, sobre este modelo tenemos estudios en Cerdeña que confirman el control sobre las colonias del interior, estas colonias producen excedentes que van más allá del autoconsumo. Para Mª Angeles Augel son colonias más productoras que comerciales, como el yacimiento del cerro del Villar en la desembocadura del Guadalhorce, su círculo de captación de recursos es de 18 km. cuadrados, estas zonas son pobres en metales, por lo que no apreciamos actividad metalúrgica. Oswaldo Arteaga fomenta la idea las colonias agrícolas promovidas por la metrópolis Gadir, destacando que es un centro nuclear de primer orden dentro del círculo del estrecho.


Fuente de los datos: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Los fenicios en la Península Ibérica II


Se piensa que la colonización fenicia tuvo que tener su reflejo en los ámbitos indígenas que no se detectan antes del siglo VIII a.C. por lo que antes de esta fecha dicen que no pudo existir la colonización, pero claro esto es erróneo por que es difícil de asimilar que existiera una fundación sin antes tener una toma de contacto, por lo que contra esta posición tenemos a los que hablan sobre la precolonización fenicia, este término parte de 1950 por los estudios de un arqueólogo francés Pier Cintas que realizó excavaciones en el norte de África que datan de fechas posteriores sin fundación de colonia en los primeros momentos, dice que no hay que confundir el hecho de la fundación de una colonia con los primeros contactos, a partir de ello se realizan estudios y se llega a la conclusión de que es posible que los textos no hablen de una colonia en Gadir, sino de un territorio más extenso que servía de puente para establecer relaciones con los indígenas, o sea, si los restos arqueológicos datan en el siglo VIII a.C. la fundación de Gadir, los contactos tuvieron que realizarse mucho antes, no es lógico llegar a un lugar y establecerse sin más, además hace falta tener datos de la situación geográfica o de la población existente y esto lleva años, por lo que podemos hablar de los primeros contactos alrededor del año 1000 a.C.  Diodoro nos confirma que a la empresa colonial le había precedido una de contacto y que comienza en el año 1200 a.C. en esas fecha ya existían posibilidades náuticas y además se trata de expediciones escalonadas que tardan meses y se repiten constantemente, en el año 1000 a.C. existe un cambio en la navegación con el avance fenicio en la observación de las estrellas para orientarse, esto permite viajes más largos sin escalas con garantías de regreso, Arato, Jenofonte, la Biblia y Homero en la Odisea nos confirman la supremacía de los navegantes fenicios, estas rutas de ida y vuelta son las que nos llevan a la fundación de las colonias, con esto podemos llegar a la fundación de Gadir como un puerto desde el que se realizaban los primeros contactos con los indígenas y para la exploración de la zona, Gadir viene del término semítico fenicio gecira (isla) cuerno de tierra o lugar cerrado.
Sabemos que el objetivo de la colonización fenicia es por los metales, la búsqueda de ellos requiere una red comercial, personal especializado, logística, etc. Pero todo esto no puede ser improvisado se necesita años de experiencia y conocimiento de los lugares y rutas, por lo que volvemos a la precolonización. En la antigüedad se tenía claro que los fenicios habían colonizado antes que nadie, esto dio lugar al horizonte preorientalizante basado en una cultura material que los arqueólogos vuelven a datar en el siglo VIII a.C. pero tenemos muestras anteriores a esta fecha, a parte de esto los yacimientos arqueológicos se basan en la cronología de las muestras de cerámica, pero esto nos lleva a un error, ya que las cerámicas fenicias arcaicas no tiene bien establecida su cronología, por lo que se basan en las dataciones cerámicas de los griegos que se encuentran en las mismas capas que las fenicias, pero esto ya es un poco lioso ya que es difícil controlar los niveles a los que pertenece cada elemento encontrado, pero todo esto estaría bien si supiéramos la cronología de la cerámica griega que también es muy imprecisa sobre todo en la época oscura, entonces se establece una relación con la cerámica egipcia, por lo que las cosas se complican bastante. Pero tenemos objetos datados antes del año 1400 o 1300 a.C. como es el cilindro sello de Velez Málaga con la imagen de una diosa de la fecundidad de Siria (Anat) y el llamado sacerdote de Cádiz que representa la imagen del dios Prah que recuerda las figurillas del Próximo Oriente, por lo que tenemos restos que confirman los contactos fenicios con la costa atlántica en estas fechas, también tenemos muestras de cerámica bruñida en el Tajo y en el Guadalquivir datadas en el año 1100 a.C. en el yacimiento fenicio de Málaga algunos historiadores especializados en el estudio de Tiro confirman la existencia de cerámica de esta ciudad del año 1000 a.C. en Huelva tenemos escudos de bronce con escotaduras en V orientales datadas en el año 900 a.C. otro hallazgo es la patera de Bersocon datado en el año 1400 al 1200 a.C. los fínulos de codo son abundantes en la Península y están datados sobre el año 1000 a.C. las perlas de Almanzora en el año 1200 a.C. de procedencia egipcia, etc. todos estos descubrimientos, alguno arqueólogos dicen que son hechos aislados y no sirven para nada ya que están fuera de contexto.
Se admite que Gadir fue anterior a las demás colonias del Mediterráneo Occidental, incluso que las demás fueran patrocinadas por la propia Gadir. Estamos seguro de que los fenicios sacaban mucho provecho del comercio de los metales que no eran importantes para los pobladores de la Península, pero el punto pendiente sería el pago realizado por los fenicios a cambio de los metales,  Posidonio nos dice que fueron intercambiados por pequeñeces, pero la verdad es que sobre esto sabemos muy poco debido a que el intercambio se realizaría en materiales perecederos que no han llegado hasta nuestros días como la sal muy importante en la época ya que era la única forma de mantener los alimentos, además de otros objetos o adornos para los nobles indígenas, telas, etc. Sí conocemos las fibulas chipriotas que se extienden desde Chipre a Galicia y datan del siglo X a.C. esto nos lleva a un conjunto de evidencias comerciales atlánticas que ratifican los contactos antes del siglo VIII a.C. A finales del  II milenio a.C. tenemos un comercio entre las comunidades atlánticas de Inglaterra con el continente, esto se realiza mediante pequeñas embarcaciones que suelen ser de cuero, no permite largos viajes y siempre cerca de la costa, por lo que es un comercio de poco alcance, esto es debido a que culturalmente están poco evolucionados y son sociedades de agricultores y ganaderos que aún no han evolucionado lo suficiente para poder mantener estas actividades conjuntas con largos viajes comerciales, en el sudeste francés tenemos muestra de la metalurgia Venat esta es una industria de los talleres Atlánticos, también aparecen en la Península y en Cerdeña, a que nos lleva esto, pues a ratificar de nuevo que los fenicios ya actuaban de intermediarios entre el comercio Mediterráneo y el Atlántico al disponer de la tecnología y la suficiente experiencia para realizar estos intercambios de larga distancia, estos intercambios están datados del –X, allí también encontramos un santuario fenicio con las mismas características del santuario de Melkar en Gadir descrito en las fuentes, pero estos santuarios pueden considerarse como una oficina comercial, siendo ambos centros neurálgicos del comercio de la zona, esto demuestra también la importancia del estudio de esta amplia zona para poder atestiguar la presencia fenicia en Gadir y no basarnos solo en los pocos datos de una pequeña zona, en Cerdeña encontramos dos estelas asociadas a esta problemática son las estelas de Nora y Bosa, en ellas se traduce un dominio de los fenicios en Cerdeña sobre el siglo XI a.C. en Sicilia encontramos el bronce de Sciacca que representa a Melkar, estos lugares podrían servir como escala para llegar a Gadir. En la costa de Huelva aparecen dos esculturas de influencia egipcia datadas en el siglo VIII a.C. son muestras de la llamada iconografía de Smiting God (dios atacante) es una divinidad oriental que representa a Resshef y es utilizada para representar a Melkar en la Península (representa a Hércules con una piel de león), esto demuestra que en la zona de Huelva por estas fechas ya existían contactos, por lo tanto los contactos en Gadir también deben ser anteriores, como los hallazgos encontrados en la desembocadura del Tajo, estos contactos pueden significar una expansión fenicia de Gadir, esta posición también está reforzada por los hallazgos del norte de África, tenemos visitas fenicias a Tánger o Larache sobre estas fechas del siglo VIII a.C. lo que demuestra también el suficiente conocimiento de los fenicios en la época, 
Bronces  gaditanos del dios Melkar, Museo de Cádiz

Diodoro de Sicilia nos dice que los fenicios fundaron muchas colonias como Libia y en zonas de Europa que se extienden hasta el Poniente,  Estrabón afirma que los fenicios navegaron por fuera de las columnas de Hércules y que fundaron ciudades allí y en la costa africana poco después de la guerra de Troya. Con todo esto lo que queremos es evidenciar que existen suficientes pruebas para certificar los contactos fenicios mucho antes de la fecha fijada por lo arqueólogos del siglo VIII a.C. y para corroborar a un más lo dicho tenemos actualmente un nuevo yacimiento fenicio encontrado en la actual Cádiz que data del siglo IX a.C. esto ya nos acerca más a los datos proporcionados por las fuentes antiguas que nos hablan de 80 años tras la caída de Troya hablamos por lo tanto del año 1100 a.C. este yacimiento también tira por tierra la teoría propuesta sobre la superior antigüedad de Doña Blanca sobre Gadir. Para rematar las pruebas tenemos cerámicas fenicias datadas del siglo XI a.C. en las Islas Canarias. Gadir por lo tanto es la más importante de las fundaciones fenicias en el Atlántico, gran emporio comercial al abrigo de los ataques, su situación la hace perfecta para ello, además es una vía fluvial que penetra en la península por el Guadalquivir y el Guadiana, en estas fechas esta zona era bastante diferente y las aguas como en una zona de marismas abren grandes caminos hacía el interior, con lo que los contactos comerciales con el interior de la península son muy asequibles. En estas fechas las embarcaciones eran de vela, por lo a veces resultaba difícil penetrar por el estrecho para llegar a Gadir, esto es debido a las fuertes corrientes en sentido inverso, estas corrientes se sortean en verano con la llegada del levante, pero en invierno sería imposible sortearlas, para solucionar este contratiempo pasan el invierno en las costas mediterráneas esperando el levante, esta es una de las razones de las futuras colonias del Mediterráneo, como vemos Gadir nace por unos motivos y circunstancias diferentes a las colonias del Mediterráneo. No sabemos por lo tanto la fecha fundacional y tampoco cuanto tiempo fue Gadir una avanzadilla en solitario de la colonización fenicia, lo que tenemos claro es que a partir del siglo VIII a.C. la colonización y la presencia semítica se generaliza por todo el Mediterráneo Occidental, tenemos colonias en el Norte de África y desde Gadir hasta Almería se llena la costa de pobladores de origen semítico que son llamados la muchedumbre fenicia, todas estas colonias no llevan una vida independiente, se habla de una organización geopolítica en torno al estrecho.
Configuración del círculo del estrecho:

En torno a los fenicios de Occidente hace unas décadas Manuel Tarradel (arqueólogo) dice que tenían unas peculiaridades propias que ya la hacían diferentes de sus coetáneos orientales, una muestra de ello sería la cerámica de barniz roja que solo se encuentra en Occidente, esta sería una característica básica de este llamado circulo del Estrecho ligado al Mediterráneo Occidental y no a Cartago, por eso se habla de fenicios Occidentales y no de púnicos, este círculo es muy importante dentro del ámbito comercial del Mediterráneo, en este círculo predomina la homogeneidad, los emplazamientos son parecidos, las circuitos son los mismos, las materias primas, etc. todo esto denota una diferencia cultural acusada con el ámbito de Cartago, este círculo se extiende por Andalucía, Portugal, Marruecos e Ibiza, además influye en un ámbito que puede ser más amplio.

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

El Origen de Sargón I de Acad

tablilla de Sargón I

Sargón fue el primer Monarca histórico que conseguía unificar toda la cuenca de Mesopotamia bajo un mismo mandato. Pese a que es probable que esta unidad fuese más teórica que real, la figura de Sargón fue un referente constante para los Monarcas de la región de Mesopotamia, se lanzó a la conquista de las ciudades sumerias del sur. Las conquistas anteriores de Lugalzagesi de Umma pudieron facilitar el camino del conquistador acadio, al encontrarse ya vencida la independencia de las distintas ciudades sumerias. El primero de los objetivos de Sargon fue Uruk, ciudad célebre por sus grandes murallas. La Dinastía de Sargón de Acad fue la primera a lo largo de la historia que consiguió el dominio sobre pueblos diversos culturalmente, con lo que se puede decir que constituyó el primer imperio de la historia. Sus conquistas dejaron una impronta imborrable sobre las generaciones posteriores, cuyas tradiciones le considerarían el mejor Monarca de la historia, el arquetipo de rey longevo y de gobierno eficaz. Se elaboraron leyendas que le otorgaban un linaje divino y las historias de sus conquistas circularon mucho más allá de las fronteras de sus dominios.


Sargón, el soberano potente, rey de Agadé, soy yo.
Mi madre fue una variable (?), a mi padre no conocí.
Los hermano(s) de mi padre amaron las colinas.
Mi ciudad es Azupiranu, situada en las orillas del Eufrates.
Mi variable madre me concibió, en secreto me dio a luz.
Me puso en una cesta de juncos, con pez selló mi tapadera.
Me lanzó al río, que no se levantó (sobre) mí.
El río me transportó y me llevó a Akki, el aguador.
Akki, el aguador, me sacó cuando hundía su p[o]zal.
Akki, el aguador, [me aceptó] por hijo suyo (y) me crió.
Akki, el aguador, me nombró su jardinero.
Mientras era jardinero, Istar me otorgó (su) amor,
Y durante cuatro y [. . .] años ejercí la realeza.
El [pueblo] de los cabezas negras regí, gob[erné];
Poderosos [mon]tes con azuelas de bronce conquisté,
Las sierras superiores escalé,
Las sierras inferiores [atra]vesé,
Las [tierr]as del mar tres veces recorrí.
Dilmun mi [mano] cap[turó],
[Al] gran Der [subí], yo [...],
[...] alteré y [...].
Cualquier monarca que me suceda,
R[ija, gobierne] el [pueblo] de los cabezas negras;
[Conquiste] poderosos [montes] con azuela[s de bronce],
Escale las sierras superiores,
[Atraviese las sierras inferiores],
¡Recorra las [tierr]as del mar tres veces!
[Capture Dilmun su mano],
¡Suba [al] gran Der y [...]!
[... ] de mi ciudad, Aga[dé ... ]
[...]...[...].

Versión de James B. Pritchard, La sabiduría del Antiguo Oriente, Ed. Garriga, Barcelona, 1966, 100-101.


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

Los fenicios en la Península Ibérica I



El tema de la colonización fenicia está en continua revisión, para una buena comprensión del tema tenemos que remontarnos a los orígenes fines del II milenio a. C. en el Mediterráneo Oriental, por esas fechas tenemos en Oriente el fenómeno de los denominados Pueblos del Mar que siembran el caos en todo el Próximo Oriente con un gran poder destructivo, son pueblos indoeuropeos que a pesar de sus desastres no dejan mucha huella en Oriente, pero su destrucción de la estabilidad en Oriente es aprovechada por las poblaciones semitas para imponerse en la zona, pueblos como los arameos o los cananeos, entre otros, son poblaciones patriarcales con sus propias deidades que se infiltran en el Próximo Oriente y fagocitan a las minorías de lenguas no semíticas, surgen pequeños estados como Israel o las ciudades fenicias como Tiro o Sidón, estas ciudades están habituadas al tráfico comercial costero y a tratar con los extranjeros, esto les concede gran capacidad de adaptación y flexibilidad en sus prácticas para sacar el máximo provecho de su situación geográfica, están situados en el centro del comercio, son intermediarios entre el Egeo y el Próximo Oriente, además es un periodo de paz en Oriente y no tienen competencia, gracias a esto, con tener algunos emporios comerciales tienen bastante para asegurarse todo el comercio, este comercio demanda metales, sobre todo cobre y estaño para la fabricación del bronce, que tras la aparición del hierro es muy apreciado para los adornos y sube su precio.
Los fenicios intentan recuperar los metales de Occidente, sabían de su existencia posiblemente por los micénicos que llegaron a la Península. Los fenicios llegan a la Península y antes del siglo X a. C. ya controlarían su comercio, continúan la tradición de las rutas mediterráneas de Chipre, Creta y Micenas. Algunos historiadores piensan que deben atenerse en principio a las fuentes literarias, pero las más antiguas son más tardías del siglo X a. C. estas proceden de Posidonio que recorrió el sur de la Península y paso un tiempo en Gadir, le gustaba estudiar las mareas (interesante en la época) allí establece relaciones y conoció a los sacerdotes de Melkar que le contaron la fundación de Gadir, esto fue escrito por Estrabón en su libro tercero de geografía en el cual recoge los escritos de Posidonio, según esta versión, cierto oráculo ordeno a los tirios la creación de una colonia en las columnas de Hércules, los enviados para ello llegaron al Estrecho y pensaron que allí era, primero lo intentaron en Sexi (Granada) y más tarde en Onoba (Huelva), pero en ninguna de las dos los sacrificios fueron favorables, en un tercer intento fundaron Gádeira, llamada por los fenicios Gadir (recinto amurallado o fortaleza), Posidonio añade que los fenicios comerciaban con la plata.

Para la fecha de la fundación nos tenemos que remitir a autores como Aristóteles, Dionisio de Halicarnaso o Plinio, que en conjunto dan una visión muy coherente, Veleyo Patérculo nos da el dato preciso de 80 años después de la caída de Troya, por lo que la primera colonia fenicia tuvo lugar en el 1104 o 1100 a. C. Gadir, la ciudad más antigua de Occidente, Estrabón y Mela coinciden con Veleyo en la fecha de la fundación, su lugar de asentamiento se corresponde con la costumbre fenicia de asentarse en islas o penínsulas próximas a la costa. Su origen fenicio es para algunos intolerable, esto es debido al enfrentamiento entre indoeuropeos y semitas, todos los progresos son indoeuropeos que luchan contra los semitas que impiden el progreso, de ahí la visión de los fenicios estafadores, traidores o piratas, por lo que los fenicios no pudieron traer los primeros indicios culturales a Occidente, Beloch retrasa esta fecha de la fundación de Gadir (corriente revisionista) y se une así a los arqueólogos que critican esta fecha y lo sitúan en el siglo VIII a. C. ya que los yacimientos así lo demuestran, haciendo caso omiso de las fuentes escritas. Este rechazo a las fuentes tenemos dos formas de enfocarlo, algunos se basan en una crítica textual que no rechaza las fuentes, pero si restringe su valor, la otra posición se acoge a una posición muy común en el sur de España en la cual se hacen grandes esfuerzos para negar las fuentes escritas, ejemplo del primer caso sería Bunnens que público la expansión fenicia en Occidente y en lo referente a la fundación de Gadir niega las evidencias de Estrabón por que al parecer provienen de una problemática helenística referente a la validez científica de los textos por que la concordancia entre los textos que hablan de la fundación son inciertos, es discutible pero legítimo, pero otros que manejan la segunda postura niegan rotundamente los textos acogiéndose a los datos arqueológicos que fechan su fundación en el VIII a. C. lo único que tienen sentido para ellos son los datos de las excavaciones y los textos no valen para nada, como la ciudad de Gadir no se ha encontrado, se basan en las excavaciones de una población gemela a Gadir, Doña Blanca datada en estas fechas, 30 o 40 años después de la fundación de Gadir. Pero este no es realmente el problema, puesto que Gadir no debe ser el objeto de discusión ya que hablamos de una colonización que abarca un terreno más amplio y no se centra solo en esta zona, o sea que no nos podemos basar en los restos arqueológicos de una pequeña zona para realizar una cronología absoluta obviando lo demás, pero además algunos mantiene incluso la anterioridad de los restos de Doña Blanca sobre Gadir.  

Fuente:
Universidad de Sevilla, apuntes de J. Ossorio

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex