Las Sociedades Prehistóricas del Pleistoceno



En la trama geológica de la tierra durante muchos años solo existió el escenario natural, la dialéctica del entorno consigo mismo, pero a partir de un momento determinado (casi al final de su historia conocida) aparece el hombre en el escenario, ya no se puede hablar de dialéctica natural, ahora interviene en la trama tanto el escenario como las sociedades. Para el análisis de estas sociedades dependemos mucho de los biocenogramas que estudian la transformación de las bandas de cazadores recolectores teniendo en cuenta la longitud, la latitud y la altitud de las poblaciones, en diferentes lugares diferentes formas, siguiendo su proceso natural e histórico. Estos biocenogramas estudian los datos: antrocológicos (carbones), polinológicos (polen), corpulógicos (semillas), radiocarbónicos (dataciones absolutas), zoología (restos de fauna), instrumentos de trabajo, etc.), lo que pretende el arqueólogo es saber esa sociedad que medio ambiente tenía, para saber que utensilios usaba, que es lo que cogía del medio y como lo alteraba para cubrir sus necesidades. Siempre nos habían dicho que las glaciaciones comenzaban al final del terciario, pero hoy sabemos que las hubo en otras épocas, sabemos con seguridad la existencia de al menos una en el precámbrico hace unos 600 m.a. el clima de la península ha tenido y tiene oscilaciones térmicas debido a las altitudes, a alteraciones producidas por la órbita terrestre o por efecto de las plantas en la atmósfera, etc. con esto queremos aclarar que no solo el hombre altera el medio ambiente, sino que este es alterado por muchas otras causas.
El límite entre el terciario y el cuaternario es una época que nos interesa mucho ya que es en esa etapa cuando surge el hombre, el cuaternario comienza hace 1.600.000 años aprx. Se ha desechado el criterio antropológico para señalar el límite entre cuaternario y terciario debido a que el hombre como hemos dicho hunde sus raíces en el terciario, por lo tanto que criterio empleamos para saber el comienzo del cuaternario, pues son de índole paleontológico (estudio de la vida prehistórica animal y vegetal, que se realiza mediante el análisis de restos fósiles), utilizamos la aparición de las primeras faunas frías en latitudes medias, pero con este sistema también tenemos un problema, y es que no existe una fecha uniforme según las oscilaciones de la fauna, las más conocidas son el Calabriense y el Villafranquiense, la primera es un piso identificado en Calabria que se caracteriza por la sustitución de los nanofósiles planctónicos cálidos del plioceno por animales de fauna fría hace unos 1.640.000 años en estas fechas llegan micromamíferos roedores de climas fríos y que coincide con el final del evento de Olduvai dentro de la época Matuyama Bruhnes (inversión paleomagnética), por el contrario el Villafranquiense queda desfasado, es un piso continental basado en la aparición de otro tipo de animales como el Equus, el Bos, etc. pero esto no había sido bien interpretado ya que hoy en día solo sirve a los paleontólogos de macromamíferos, ya que estos grandes animales son más resistentes a los cambios.
Sabemos que el cuaternario se divide en Pleistoceno y Holoceno (actual), a su vez el pleistoceno se divide en Pleistoceno inferior o cuaternario antiguo (glaciación Donau 2.1 a 1.7 m.a. interglaciar Donau- Gunz y la glaciación Gunz 1.2 a 0.7 m.a.), Pleistoceno Medio (que comienza con el interglaciar Gunz- Mindel 0.7, glaciación Mindel, interglaciar Mindel- Riss y glaciación Riss, el límite coincide el cambio paleomagnético Matuyama Bruhnes) Pleistoceno superior + Holoceno o Cuaternario Reciente (se desarrolla en el interglaciar Riss-Würm, glaciación Würm y postglaciar actual holoceno), tenemos que tener en cuenta que estas glaciaciones alpinas no valen para todos los lugares ya que no afectan a todos los sitios por igual, sabemos que existen sus comparativas americanas, asiáticas y los pluviales en las zonas templadas, por eso tenemos que tener en cuenta los diferentes biocenogramas, por lo tanto la mejor manera de conocer el clima existente en estos periodos y en diferentes lugares se produce a partir de los años 50 con las curvas sedimentológicas sobre todo de sedimentos marinos y en los hielos mediante la medición de isótopos que permiten trazar unos registros más completos respecto al clima, los más importantes son los que presentan la variación 0.16, 0.18, estos isótopos estan presentes siempre en el agua del mar, el 0.16 es más ligero y se evapora con facilidad cuando el clima es frío, el 0.18 se deposita en forma de nieve y queda atrapado en las glaciares disminuyendo su abundancia en el fondo marino, todos estos sondeos nos permiten saber y precisar muy bien las temperaturas de la tierra, vemos que a lo largo del cuaternario existe una tendencia al enfriamiento aunque esta curva tiene oscilaciones de intensidad variable, también nos han permitido ir precisando como son los ciclos mayores que coinciden con las variaciones orbitales y otros estudios que nos llevan a la misma línea, tenemos que tener presente que las variaciones internas de cada ciclo van cambiando por que existen factores adicionales que modulan la intensidad de menor duración. Estos sondeos en los fondos del mar y en los glaciares nos dicen que lo que cuenta es la latitud aunque tenemos otros factores importantes, esta latitud nos dice que cuando más se nota es en los momentos más antiguos del Pleistoceno, esto nos ha permitido dividir el cuaternario en estados isotópicos numerados OIS, en estos estudios los apuntes pares corresponden a los climas más fríos y los impares a las crisis climáticas, por ellos sabemos que las antiguas glaciaciones clásicas son solo retazos de una realidad más compleja y esos estudios han contribuido al abandono de la nomenclatura tanto sistemática como cronológica.
El escenario antiguo es muy diferente del actual, pero si no lo llegamos a conocer bien no podemos avanzar en el estudio de las poblaciones que lo habitaron. Las oscilaciones climáticas son mucho más fuertes en el norte y cuando llega la glaciación los paisajes del norte de Europa se modifican por completo, lo mismo ocurre en los interglaciales, un ejemplo será el Holoceno (actual) que se llama OIS 1, este Holoceno lo podemos definir como un mosaico de ecosistemas, podemos ver tres regiones diferenciadas, la Europa ártica en el Norte, la Europa siberiana en el centro y el Sur Mediterráneo, en la península Ibérica el Norte corresponde a la región eurosiberiana y el resto a la mediterránea. Cuando llega la glaciación el paisaje cambia radicalmente, se forman enormes capas de hielo de más de tres metros de espesor, la temperatura global se enfría, se produce la regresión de las aguas marinas dejando al descubierto puentes entre unas zonas y otras, la subida y bajada del mar no es homogénea, hace unos 20.000 años el nivel del mar descendió unos 100 metros, por lo que las costas europeas quedaron modificadas, el estrecho de Gibraltar quedo casi sin agua, si este descenso fuera un poco mayor el paso entre Europa y Africa quedaría libre. En la morfología de los macizos montañosos de la península también tenemos constancia de estos cambios, las nieves suelen alcanzar los 2.500 metros de altitud, pero durante la glaciación Würm la cota de nieve estuvo en los 1500 o 1300 metros. En el Sistema Central (Peñalara), la morrena del Riss estuvo sobre los 1600 metros, las morrenas de retroceso de los picos de Europa, Montes de Reinosa y del León han dejado una línea que nos permite leer hasta que punto impactaron en la península, tenemos hasta cuatro líneas sucesivas en el lago Sanabria (Zamora) y el descenso de la morrena del glaciar de Bulnes (picos de Europa) llega hasta los 700 metros, en algunos lugares a los 300 metros, en la Sierra de Harana (Granada) las nieves bajaron hasta los 1000 metros en el Würm II, las temperaturas también bajaron, Kopp calculó como temperaturas medias del Würmiense en el litoral vasco, 8º en verano y –5º en invierno, las precipitaciones fueron menores y los inviernos fueron largos y fríos con abundantes nevadas. La máxima expansión de los hielos fue hace unos 20.000 años, estos hielos cubrieron casi todo el continente, sobre todo a partir del paralelo 52, su espesor era de unos tres kilómetros y el nivel medio de las aguas del Atlántico descendió 120 metros. Durante el tardiglacial Würm IV el definitivo ascenso de las nieves en las sucesivas fuentes glaciares en Reinosa son las siguientes: en el Dryas I el nivel es de 1645 metros, en el Dryas II 1740 metros y en el III 1840 metros. Durante el interglaciar la transgresión de las aguas invade las tierras de Europa, las transgresiones del cuaternario se notaron mucho en Europa, estas junto a otros factores geomorfológicos y tectónicas unidas a otros factores, acrecentaron o contrarrestaron los efectos de la glaciación. En las proximidades de Lisboa H.Breuil y G. Zbyszewski realizaron un esquema señalando hasta que punto había llegado el nivel del Mar y las terrazas marinas según las transgresiones y regresiones del cuaternario. En el Villafranquiense medio, la fuerte transgresión Calabriense durante el Donau y Donau- Gunz, parece ser que remonto la costa unos 190 metros, las playas durante el Mindel y Mindel –Riss fueron ocupadas por el Achelense antiguo y medio, la terraza siciliense de 100 80 metros, la playa milanense de 65 a 40 metros y por último durante el Riss- Würm en una nueva transgresión la playa Grimaldiense se hallaba a unos 12 metros, por supuesto en otros frentes marinos cambia la intensidad del fenómeno, la transgresión Calabriense sitúa el nivel del Mediterráneo en Provenza a unos 120 metros sobre el actual. Las terrazas fluviales son claves para entender el poblamiento de la península, en épocas glaciares se desprenden grandes cantidades de rocas de las cuencas fluviales que luego son depositadas formando las terrazas de grava y arena, más tarde el interglaciar va modulando estas terrazas formando escalones que permiten su cronología, de este modo las terrazas nos permiten articular un escenario de esas etapas de ocupación de los márgenes de los ríos por los pobladores de la península, en estas terrazas encontramos muchos utensilios de estos habitantes que han sido depositados por la corriente.
Paisajes:
Cuando se producen las glaciaciones, en el Norte el paisaje es de Tundra y de enormes estepas de loes, la cubierta vegetal se transforma y disminuye el arbolado, también tendremos praderas, la península en principio es una buena zona para vivir, pudo ser un refugio para animales y vegetales que en el norte no sobrevivirían.
Fauna:
La presión de los glaciares, interglaciales, regresiones, transgresiones, etc. fue provocando cambios en la fauna, los animales nos dicen los cambios que se producen a lo largo del pleistoceno mediante la bioestratigrafía sabemos que en este mundo vivieron nuestros antepasados peninsulares, se han realizado análisis de los restos de polen encontrados, de la fauna y de sedimentos que han permitido conocer cada vez mejor como era la cubierta vegetal y el medio ambiente de la península. Cuando se producen las glaciaciones, Europa estaba poblada por grandes animales que no eran iguales en todo el continente ya que dependen de los distintos ecosistemas, el estudio de estos animales es peligroso, ya que a veces nos puede llevar a error por que hay animales que se adaptan a diferentes hábitat, sobre todo los grandes animales, en cuanto a los chicos son más fiables por que los cambios les afectan más, los paleozoólogos distinguen tres grupos de asociaciones de fauna en el cuaternario europeo, en el cuaternario antiguo, tenemos el elephas meridionalis y mastodontes, en el cuaternario medio de clima húmedo y fresco tenemos el elephas antiquus, hipopotamus maior, el rhinoceros etruscus y el rhinoceros de mercki, desde que se produce el interglaciar Mindel- Riss se extiende esta fauna y algunas especies de hábitat fríos como el elephas primigenius (mamut), el rhinoceros tichorhinus y el reno, algunos alcanzaron nuestro tiempo a pesar de la drástica selección provocada por los glaciaciones Riss y Würm, cuando termina el Würm se produce la extinción o migración de la península hacía el norte de muchas de estas especies anteriores mejor adaptadas al frío. Las clases de animales de la misma especie es decisiva para estudiar el poblamiento, en los yacimientos de Orce y en la cueva de la Victoria tenemos en el interglaciar Günz- Mindel especies propias de paisajes húmedos, encharcados y cálidos, encontramos animales como el elephas meridionalis, el rhinocerus etruscus, aparece el Equus stenonis, el hipopotamus antiquus y muchos micromamíferos como el Rhinolophus euryale y mehelyi, Eleomys quercinus, etc. La fauna típica del interglaciar Mindel- Riss en los yacimientos de la Meseta, responde a un paisaje de transición de circunstancias templadas y húmedas en las que se combinan zonas arboladas con praderas, tenemos animales como el elephas de piel desnuda, el rhinocerus y el hipopotamus, ciervos, gamos, grandes bóvidos y equidos. En la glaciación Riss los yacimientos de graveras de Madrid Aridos I y areneros de Navarro y Arriaga, son muy famosos y nos muestran animales de la época que no pertenecen a épocas demasiado frías como los elephas, uros, ciervos y dos variedades de rhinocerus el dicerorhinus hemitoechus o de narices tabicadas y el rhinoceros coelodonta antiquitatis o lanudo y de los dos elephas, el hesperoloxodon y el elephas antiguo de piel desnuda junto con el mamut primigenius, marcan la frecuencia de que aún es un clima frío y vamos pasando a uno más cálido.
A grandes rasgos en las llanuras de Europa pastaban grandes rebaños de grandes herbívoros, caballos, bóvidos, rinocerontes y bisontes, en los bosques templados de Europa abundan los hipopótamos y varios tipos de elefantes, en las roquedas tenemos a las cabras salvajes y los rebecos, en las zonas frías que penetran en el norte de la península en la época de los interestadios del pleistoceno superior habita el mamut primigenius, rinocerontes, renos e innumerables grupos de depredadores como leones, leopardos, hienas, lobos, osos, etc. en grupos numerosos repartidos por toda la península.
En Europa central la temperatura media actual es de unos –3º y 0º en enero y 15º a 25º en Julio, pero en las Etapas de más frío hace unos 25.000 años tenemos en enero unos –20º a 0º y en julio 10º a 17º. Si nos fijamos en los yacimientos del Cantábrico en el paleolítico superior Würm III y IV en la cueva de Lezetxiki, existe fauna propia de un clima muy frío en ocasiones, como el glotón y rinoceronte lanudo, conchas de ciprina islándica aparecen en la cueva del Castillo. En el arte mueble de la época tardiglacial en la cueva de Altxerri, Tito Bustillo y en otras cuevas se recogen imágenes de algunos animales como el Reno, mamut y rinoceronte lanudo, también tenemos mamut en la cueva del castillo de Cantabria y glotones en la Meseta.
Para conocer las sociedades del pasado tenemos que conocer los diferentes biotipos, recursos, etc., y esto lo posibilita las excavaciones arqueológicas, fundamental el conocimiento de los biocenogramas

Fuente:
Universidad de Sevilla, apuntes de J. Ossorio


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex