¿QUIERES PUBLICAR CON NOSOTROS?

Si quieres subir algún artículo sobre la historia, me lo puedes enviar a jossorioleon@gmail.com y lo subiré encantado

Los fenicios en la Península Ibérica I



El tema de la colonización fenicia está en continua revisión, para una buena comprensión del tema tenemos que remontarnos a los orígenes fines del II milenio a. C. en el Mediterráneo Oriental, por esas fechas tenemos en Oriente el fenómeno de los denominados Pueblos del Mar que siembran el caos en todo el Próximo Oriente con un gran poder destructivo, son pueblos indoeuropeos que a pesar de sus desastres no dejan mucha huella en Oriente, pero su destrucción de la estabilidad en Oriente es aprovechada por las poblaciones semitas para imponerse en la zona, pueblos como los arameos o los cananeos, entre otros, son poblaciones patriarcales con sus propias deidades que se infiltran en el Próximo Oriente y fagocitan a las minorías de lenguas no semíticas, surgen pequeños estados como Israel o las ciudades fenicias como Tiro o Sidón, estas ciudades están habituadas al tráfico comercial costero y a tratar con los extranjeros, esto les concede gran capacidad de adaptación y flexibilidad en sus prácticas para sacar el máximo provecho de su situación geográfica, están situados en el centro del comercio, son intermediarios entre el Egeo y el Próximo Oriente, además es un periodo de paz en Oriente y no tienen competencia, gracias a esto, con tener algunos emporios comerciales tienen bastante para asegurarse todo el comercio, este comercio demanda metales, sobre todo cobre y estaño para la fabricación del bronce, que tras la aparición del hierro es muy apreciado para los adornos y sube su precio.
Los fenicios intentan recuperar los metales de Occidente, sabían de su existencia posiblemente por los micénicos que llegaron a la Península. Los fenicios llegan a la Península y antes del siglo X a. C. ya controlarían su comercio, continúan la tradición de las rutas mediterráneas de Chipre, Creta y Micenas. Algunos historiadores piensan que deben atenerse en principio a las fuentes literarias, pero las más antiguas son más tardías del siglo X a. C. estas proceden de Posidonio que recorrió el sur de la Península y paso un tiempo en Gadir, le gustaba estudiar las mareas (interesante en la época) allí establece relaciones y conoció a los sacerdotes de Melkar que le contaron la fundación de Gadir, esto fue escrito por Estrabón en su libro tercero de geografía en el cual recoge los escritos de Posidonio, según esta versión, cierto oráculo ordeno a los tirios la creación de una colonia en las columnas de Hércules, los enviados para ello llegaron al Estrecho y pensaron que allí era, primero lo intentaron en Sexi (Granada) y más tarde en Onoba (Huelva), pero en ninguna de las dos los sacrificios fueron favorables, en un tercer intento fundaron Gádeira, llamada por los fenicios Gadir (recinto amurallado o fortaleza), Posidonio añade que los fenicios comerciaban con la plata.

Para la fecha de la fundación nos tenemos que remitir a autores como Aristóteles, Dionisio de Halicarnaso o Plinio, que en conjunto dan una visión muy coherente, Veleyo Patérculo nos da el dato preciso de 80 años después de la caída de Troya, por lo que la primera colonia fenicia tuvo lugar en el 1104 o 1100 a. C. Gadir, la ciudad más antigua de Occidente, Estrabón y Mela coinciden con Veleyo en la fecha de la fundación, su lugar de asentamiento se corresponde con la costumbre fenicia de asentarse en islas o penínsulas próximas a la costa. Su origen fenicio es para algunos intolerable, esto es debido al enfrentamiento entre indoeuropeos y semitas, todos los progresos son indoeuropeos que luchan contra los semitas que impiden el progreso, de ahí la visión de los fenicios estafadores, traidores o piratas, por lo que los fenicios no pudieron traer los primeros indicios culturales a Occidente, Beloch retrasa esta fecha de la fundación de Gadir (corriente revisionista) y se une así a los arqueólogos que critican esta fecha y lo sitúan en el siglo VIII a. C. ya que los yacimientos así lo demuestran, haciendo caso omiso de las fuentes escritas. Este rechazo a las fuentes tenemos dos formas de enfocarlo, algunos se basan en una crítica textual que no rechaza las fuentes, pero si restringe su valor, la otra posición se acoge a una posición muy común en el sur de España en la cual se hacen grandes esfuerzos para negar las fuentes escritas, ejemplo del primer caso sería Bunnens que público la expansión fenicia en Occidente y en lo referente a la fundación de Gadir niega las evidencias de Estrabón por que al parecer provienen de una problemática helenística referente a la validez científica de los textos por que la concordancia entre los textos que hablan de la fundación son inciertos, es discutible pero legítimo, pero otros que manejan la segunda postura niegan rotundamente los textos acogiéndose a los datos arqueológicos que fechan su fundación en el VIII a. C. lo único que tienen sentido para ellos son los datos de las excavaciones y los textos no valen para nada, como la ciudad de Gadir no se ha encontrado, se basan en las excavaciones de una población gemela a Gadir, Doña Blanca datada en estas fechas, 30 o 40 años después de la fundación de Gadir. Pero este no es realmente el problema, puesto que Gadir no debe ser el objeto de discusión ya que hablamos de una colonización que abarca un terreno más amplio y no se centra solo en esta zona, o sea que no nos podemos basar en los restos arqueológicos de una pequeña zona para realizar una cronología absoluta obviando lo demás, pero además algunos mantiene incluso la anterioridad de los restos de Doña Blanca sobre Gadir.  

Fuente:
Universidad de Sevilla, apuntes de J. Ossorio

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex