La Formación de la Cultura Ibérica


Sabemos lo que nos dicen las fuentes, que son un conjunto de pueblos que se asientan desde el Ródano hasta el Estrecho de Gibraltar, son llamados iberos, pero el término no designa a una unidad etnográfica común, sino a una unidad geográfica, la palabra ibero deriva de río, las fuentes hablan de unos habitantes asentados en torno al río Ibar (Ebro), también se refieren al río Tinto y al Odiel. En época más tardía se aplica el término a los habitantes del Ebro, vemos que se aplica al conjunto de personas que viven en una zona común.
Para entender a estos pueblos tenemos que saber que viven en territorios diferentes con clima y fauna diferente, por lo tanto parece lógico estudiarlos por zonas y evoluciones culturales que apreciamos en los sustratos, de esta manera podemos hablar de tres grandes sectores: Cataluña, Valencia y el sudeste y Andalucía, todos son pueblos ibéricos pero diferentes. Según las fuentes el término ibero soporta una cronología del –V, Avieno nos dice que viven entre el Ródano y el Júcar. El carácter de la población es muy discutido, algunos como Schulten dice que tienen un origen afro- mediterráneo y que se mezclan con los indoeuropeos que llegan a la P.I. reduciendo el concepto ibérico. La secuencia tradicional dice que durante el neolítico se consigue una cierta unidad de toda la P.I. esto lo sabemos por el tipo de cerámica producida, durante el Bronce se producen aportaciones orientales, estas en un momento avanzado dan lugar a la cultura del Argar, desaparece el enterramientos en osarios colectivos y ahora se realiza la inhumación individual, pero este cambio no es general, pero si será difundido con el tiempo, esta cultura es desarrollada por los iberos. Cuando aparece el hierro la vida cambia, existe un cambio político social y tecnológico, armas, escultura, joyería, cerámica, etc. se impone el rito de la incineración de origen incierto. En el mundo ibérico encontramos una base diferenciada con el mundo europeo, esta base no es racial, sino cultural, a pesar de esto los pueblos ibéricos no llegan a tener una unidad política común, pero las fuentes griegas dejan ver que por encima de las divisiones tribales hay una pertenencia a una unidad diferenciada del grupo celta, que en otras zonas están totalmente mezclados, por lo tanto nos encontramos con grupos celtas, grupos de iberos y grupos de celtíberos.
Realmente no tenemos una reconstrucción del origen de los iberos, no sabemos en que momento entraron, si es que llegaron a entrar o eran autóctonos, ni por donde lo hicieron. Las excavaciones nos revelan que los estratos inferiores corresponden con una fase argarica muy antigua, pero estas varían según las influencias recibidas de griegos, semitas o de los pueblos indoeuropeos de la Meseta, estos colonizadores son importantes económicamente, además también tuvieron que influir en el componente étnico. La zona levantina y la de Andalucía Oriental están bien diferenciadas, la levantina acusa influencia griega y la de Andalucía influencia semita, pero en conjunto todos estos pueblos tienen un sustrato lingüístico común aunque sus lenguas sean diferentes, por lo tanto tenemos lenguas y culturas diferentes.

A la llegada de los romanos – III , en el Sur encontramos mucha variedad de pueblos que según los romanos son diferentes entre sí, los pueblos del Sur (Andalucía) eran considerados por ellos como los más próximos en su organización política amplia. Por otro lado el intento de clasificar a estos pueblos mediante lo que nos dicen las fuentes es una tarea ardua y complicada, a groso modo tenemos en Andalucía un pueblo culto y distinto a otras regiones de la P.I. hablamos de una tierra multicultural, con elementos tartésicos, líbicos, púnicos e indoeuropeos:



Fuente: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio

Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex