Consecuencias de las guerras celtíberas en Roma



Estas guerras para Roma tuvieron un carácter defensivo, por lo que los beneficios materiales para las arcas del estado fueron escasos, pero Roma intentará rehacerse de las perdidas por otros medios materiales y humanos, además de las explotaciones de minas en el sur, Roma encuentra nuevas posibilidades económicas en los productos manufacturados, pero el mayor beneficio provendrá del trigo que era necesario para la plebe de Roma y de los esclavos como fuerza productiva en Roma demandada por el desarrollo del capital agrario. El final de la guerra también coincide con una nueva situación que se desarrolla en Roma, hubo una crisis en la república que tiene una manifestación violenta con Tiberio Graco, tenemos dos problemas, la falta de tierras para los pequeños y medianos campesinos que propicia la desaparición de la clase media y la aparición de los caballeros que monopolizan el comercio, a ellos se les entregan los negocios estatales para que no tomen parte en el poder, estos dos elementos son importantes para contemplar el desarrollo histórico de la P.I. en el último tercio del –II.
La falta de tierras: en la P.I. tenemos tierras ricas para ser explotadas en el Valle del Ebro y del Guadalquivir que son territorios pacificados. En la P.I. tenemos grandes contingentes de soldados romanos campesinos que tras cumplir el servicio militar se enfrentan al dilema de volver a Italia donde sus tierras llevan muchos años abandonadas y que podían haber sido absorbidas por el capital agrario, o quedarse en la P.I. donde muchos habían tenido familia y donde tenían tierras, además aquí tenían posibilidades de subir su status social ya que los soldados itálicos tenían prestigio, esta será la solución que adopten muchos, estos entroncan con la nobleza y se consideran pequeños aristócratas, es el Itálico (Italicus) según algunos de aquí procede la palabra hidalgo. Todo esto asienta las bases de una romanización de gran alcance que hace converger a la P.I. contingentes de población romana itálica
Clase ecuestre: publicanus, se van haciendo conocidos y odiados en los territorios que se conquistan, cuando estalla la revuelta social del intento de reforma agraria de los Gracos, se produce una ruptura en el orden senatorial, el orden ecuestre sería la opción para desequilibrar la balanza, esto es comprendido por Cayo Graco que intenta atraerlos a su bando para oponerse al senado ya que les va a permitir la explotación de las tierras, en Hispania esto se traduce como una avalancha de caballeros y gentes de negocios que de forma privada van a contribuir en el desarrollo del comercio entre los puertos de Gades y Ostia. Esta circunstancia explica el único acontecimiento bélico tras la guerra de Numancia, será la conquista de las Baleares para acabar con la piratería y hacer practicable la ruta entre los dos puertos, Diodoro y Estrabón afirman que las causas de la conquista en el –123 vienen motivadas por la presión ecuestre que quiere ampliar su radio de acción económica.
Después de estos acontecimientos existirá un periodo de silencio en las fuentes, posiblemente hablamos de una situación de tranquilidad, sin embargo del –114 al –93 las fuentes vuelven a hablar de encuentros armados en las dos provincias, primero estalló en la Ulterior a manos de los lusitanos, estos fueron sometidos por Cayo Mario, más tarde volvería a levantarse y nuevamente fueron reprimidos, pero esta vez de la mano de Silano, su sucesor Calpurnio por el contrario perdió la vida en estas sublevaciones, los levantamientos y las represiones continúan hasta que se hacen tan peligrosas que se tiene que enviar un ejército consular a mando de Licinio Craso, más tarde se revelaron también los celtíberos, en el –93 se envió al último cónsul Valerio Flaco y se acabaron las revueltas. Estas guerras no serían solo operaciones de limpieza, posiblemente surjan por que los problemas socio económicos no estaban solventados con las poblaciones indígenas, la organización de Hispania había favorecido a los conquistadores y perjudicado a los indígenas, las tierras más fértiles le son sustraídas y esto crea un desequilibrio interno en el sistema de los indígenas. Este nuevo rebrote tiene por lo tanto un componente socio económico y para Roma tiene carácter defensivo, por esto estas guerras tienen un registro diferente a las primeras, además en ellas Roma afianza su presencia en la P.I. y se expansiona llegando a afianzar la línea del Duero.
Desde este momento el interés romano se centra en tres puntos: el suelo, el subsuelo (minas de Sierra Morena y Cartagena) y los habitantes como fuente de recurso militar.
Suelo:
Desde las guerras sertorianas en adelante encontramos siempre en la P.I. un elemento romano que participa en las luchas políticas imperiales y que solo procederían de una corriente continua de colonización civil, a esta inmigración civil se añaden la de los soldados, pero no podemos llamarlo colonización militar, es una transformación del sistema productivo, las estructuras indígenas comienzan a desaparecer y eso va dejando al mundo indígena vacío de contenido, esto es la romanización, ocurre donde la concentración romana es mayor, por lo que tenemos muy romanizado el valle del Guadalquivir, la zona media y baja del Ebro y algunos puntos del Levante, el valle del Guadalquivir será la zona más romanizada de Occidente.
Subsuelo:
La riqueza natural del subsuelo obra como imán para atraer emigrantes a la P.I., en un principio esta explotación estaba en manos de los gobernadores, pero más tarde pasará a manos privadas mediante arrendamiento.
El elemento humano:
El elemento indígena tiene una extraordinaria importancia para la evolución de la península ya que estos terminan siendo integrantes del imperio, en principio como tropas auxiliares de Roma.

Fuente: Universidad de Sevilla, Apuntes de J. Ossorio


Maquetas históricas recortables gratis http://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS D´OSSORIO

LIBROS D´OSSORIO
SEGUNDA MANO

Puedes colaborar aquí

Esqueleto T-rex